Domingo, 18 Junio 2017 00:00

Los negocios de Trump hacen caja durante su presidencia

Escrito por  Javier Ansorena
Valora este artículo
(1 Voto)

Mejoran las empresas más vinculadas a la Casa Blanca, como Mar-a-Lago

 

Donald Trump es el presidente más rico de la historia de EE.UU. y todo indica que, cuando abandone la Casa Blanca, su fortuna no se habrá debilitado. Un informe financiero presentado por el presidente ante la Oficina de Ética Gubernamental muestra que su imperio empresarial tiene un valor de 1.400 millones de dólares. También se desvela que obtiene importantes ingresos de operaciones en el extranjero y de propiedades con un papel significativo en su presidencia, como Mar-a-Lago, su complejo residencial de lujo en Florida.

El informe no ofrece un retrato completo de cuál es la fortuna exacta de Trump, ni sus deudas precisas y contribuciones al fisco. De eso se tendría una información mucho más exacta si presentara sus declaraciones de impuestos, a lo que se resiste firmemente. Su justificación es que sus declaraciones se encuentran en proceso de auditoría, pero la sospecha generalizada es que paga pocos impuestos, algo que habría enfurecido a la clase media acosada por el fisco que le aupó a la Casa Blanca.

El documento, de 98 páginas, no calmará los problemas de conflicto de interés derivados de sus negocios. La campaña electoral y los casi cinco meses que lleva en la Casa Blanca apenas han afectado a la salud de sus empresas: en un informe similar de hace un año, Trump reconocía un valor de su imperio de 1.500 millones de dólares. Eso después de vender docenas de participaciones accionariales el verano pasado en compañías como Amazon, Microsoft o ExxonMobile. En cualquier caso, hasta que no presente la declaración al fisco, la fortuna real de Trump seguirá siendo una incógnita: durante la campaña, dijo que era de más de 10.000 millones de dólares. Forbes la sitúa en 3.500 millones.

El presidente de EE.UU. es el cargo del Gobierno al que la ley dota de más flexibilidad a la hora de compaginar sus empresas y su labor ejecutiva. A pesar de que hubo muchas voces que exigieron a Trump que desinvirtiera sus negocios antes de llegar a la Casa Blanca y los colocara en un fideicomiso «ciego», sin acceso a información sobre el tipo de intereses económicos y financieros en los que estaría investido, el presidente de EE.UU. optó por ponerlos en fideicomiso administrado por sus dos hijos, Donald Jr. y Eric. En el fideicomiso, Trump aparece como beneficiario y puede sacar dinero de él cada vez que quiera. La promesa de que desterraría cualquier conversación relativa a sus negocios con sus hijos parece difícil de cumplir.

Operaciones en el extranjero

El informe muestra que en el último periodo sus activos han ingresado 600 millones de dólares. Ese dinero proviene en ocasiones de operaciones en el extranjero, como una Torre Trump en Calcuta (India) y un nuevo hotel en Vancouver. Donde sí hay un salto de ingresos es en Mar-a-Lago, la «Casa Blanca de Invierno», que se ha convertido en un destino deseado por multimillonarios, después de ver al presidente pasar allí casi cada fin de semana. Mar-a-Lago ha pasado a ingresar 37,2 millones de dólares, frente a los 15,6 millones del periodo anterior.

También ha recibido un espaldarazo el nuevo hotel que Trump tiene a pocos metros de la Casa Blanca, en Washington. Esta misma semana, los fiscales demócratas de Maryland y el Distrito de Columbia presentaron demandas contra Trump por una supuesta violación de una cláusula anti corrupción de la Constitución, que impide recibir regalos o prestaciones de otros Gobiernos o Jefes de Estado. 

Javier Ansorena

Visto 325 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…