Domingo, 06 Agosto 2017 00:00

Los números de la democracia

Escrito por 
Valora este artículo
(8 votos)

Si San Martín hubiese escuchado las voces que se oponían a su campaña, no hubiera cruzado los Andes y menos aún realizado la conquista del Perú, desobedeciendo las ordenes de Buenos Aires para pelear contra los caudillos artiguistas.

 

Menos aún se hubiese votado la Independencia en el momento más álgido de la guerra contra España, cuando Fernando VII fue liberado de su dorado cautiverio y se mostraba dispuesto a enviar ejércitos de veteranos a sus colonias para reconquistarlas.

Hubo actos heroicos y momentos felices de la historia que nuestros hombres públicos hicieron con resolución y en soledad, asumiendo los riesgos de ejercer el poder.

Si se hubiese hecho una Conadep de la corrupción, como se propuso en su momento, hoy no seríamos testigos de la vergonzosa exposición en defensa de la impunidad de nuestros congresales.

No se aprovechó la oportunidad cuando el gobierno recién asumía, pero no se tenía una idea real del descalabro dejado por el kirchnerismo. ¿Se estará a tiempo de reparar este error?

El populismo nos dejó:

Un déficit de 5 puntos del PBI.

320 millones de dólares a pagar por Aerolíneas Argentinas. (Cuando Massa juraba que nada habría de costar).

384 millones de dólares por Aguas Argentinas.

Y están en juego 3.000 millones por YPF con todos los tejes y manejes con los Ezkenazi, los españoles y la plata de Santa Cruz…

Cuando Massa asumió en 2007 sus primeros dos actos de gobierno fueron reestatizar Aerolíneas Argentinas y la plata de las AFJP en el agujero negro de las jubilaciones estatales. Hoy con la plata de las AFJP podríamos estar como Chile, pero nos encaminábamos hacia Venezuela.

Fuimos pocos los que nos quejamos de este robo encubierto de las jubilaciones privadas ideado  por Boudou, porque hay temas técnicos que no pueden ser sometidos a la opinión de las mayorías, que en nuestro caso consta de 1.000.000 de analfabetos y semi analfabetos, y otros varios millones más que jamás terminaron la primaria ni la secundaria.

Es como que el médico haga votar a la concurrencia de su sala de espera si tal o cual paciente debe ser operado de apendicitis o de glaucoma.

Argentina es un país democrático, pero siempre se olvida que es una república donde la opinión de la minoría puede tener más autoridad que la de una mayoría ignorante (Argentina e ignorante llevan las mismas letras, solo si se altera el orden, pero eso no varía el producto).

Las políticas del arquitecto De Vido llevaron a la obsolescencia de nuestros ferrocarriles, y a las coimas de Odebrecht. Cayó la producción de petróleo en más del 25 % y la del gas en casi un 20 %. Del actual déficit comercial (5.000 millones de dólares) debemos 3.700 millones gracias a estas políticas energéticas nefastas que fueron criticadas por especialistas desde hace más de 10 años. Pero se eligió, por cuestiones proselitistas, regalar energía porque aquí cada cual busca su conveniencia… Nos creímos el mito de un país rico que se salva con la próxima cosecha, o con el litio o con el próximo boom de las commodities.

Nadie cree que se salva estudiando (total, los jugadores de futbol y los políticos ganan fortunas), ni con esfuerzo y menos aún con honestidad, mientras los corruptos se pasean en autos de alta gama y son votados por multitudes. Despilfarran nuestra plata y también, el talento, y el cerebro de nuestros pibes con el paco o las drogas sintéticas que permitieron diseminar.

A muchos políticos les conviene ser votados por descerebrados.

De Vido tiene 133 causas. ¿Qué más se necesita para un desafuero? ¿Por qué no actúan los jueces? Ya murió gente por su desidia. ¿Qué más se necesita para sacar a este tipo de gente del Congreso?

Este tema no es menor. ¿Cuánto nos cuesta que el Congreso de la Nación sea la cueva de Alí Babá? Les doy la respuesta, la friolera de 10.848 millones de pesos.

Esto no incluye diputados y senadores provinciales, ni concejales. Probablemente la suma de la parafernalia provincial y municipal triplique cómodamente esta cifra.

Cada uno de los 257 diputados nos cuesta 22 millones al año y cada uno de los 72 senadores 74 millones al año. Es carísimo para los pobres resultados que tuvimos.

Ellos asistieron a crear el 33 % de pobres. ¿Necesitamos 257 diputados, 74 senadores y tanto legislador provincial para seguir en esta miseria? Me sigo preguntando y creo que todos deberíamos preguntarnos lo mismo cuando vemos los spots publicitarios de los candidatos.

Por su lado, las K no pagan las expensas de sus departamentos, y Máximo nos quiera hacer creer que perdió $ 8.000.000 en un año. ¿Acaso se los comió? ¿A un derrochador enviciado le damos el manejo de nuestros recursos?

Ahora vamos a gastar una fortuna en las PASO solo para hacer una encuesta a nivel país… Mientras tanto, los funcionarios no laburan, están todos en campaña… otra locura en aras de conocer la opinión sesgada de una mayoría que está a  poco de otorgarle el voto a una ladrona fundamentalista, mezquina, carente de grandeza y bastante obtusa en su ideología anacrónica, que de esta forma pretende asegurar su ingreso al aguantadero monumental construido en el lugar que ha perdido la honorabilidad de ser el Congreso de la Nación.

Nos están tomando por idiotas… y probablemente seamos un país de idiotas (me incluyo) que permite a los jueces, a los funcionarios y a los políticos hacer las burradas que mantenemos con nuestros impuestos para seguir con esta farra vergonzosa que llaman democracia representativa.

Un día después de una multitudinaria marcha en reclamo de justicia frente a los Tribunales de Talcahuano, donde se exhortaba a los jueces a hacer su trabajo en tiempo y forma, un fallo dividido, el Tribunal Oral Federal 1 de la Capital Federal sobreseyó por prescripción al ex vicepresidente Amado Boudou en la causa en la que estaba procesado por las irregularidades en los documentos vinculados a la venta de un vehículo marca Honda CRX.

¿Cuántas causas “prescribieron” por estar cajoneadas deliberadamente por funcionarios inescrupulosos? ¿Cuántas más prescribirán por los mismos motivos?

En la marcha del jueves 3 de agosto, que promete repetirse por el hartazgo de la gente de este sistema enfermo, quedó clara la consigna: “Sin Justicia no hay República”.

 

Omar López Mato 
Médico y escritor  
Su último libro es FIERITA - Una historia de la marginalidad  
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
www.facebook.com/olmoediciones 
Gentileza de www.olmoediciones.com para 

Visto 654 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…