Domingo, 06 Agosto 2017 00:00

El chavismo da por sofocado el alzamiento militar contra Maduro

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

La revuelta comenzó esta madrugada en Valencia (región de Carabobo), la segunda ciudad de Venezuela

 

Al menos un muerto y otro gravemente herido en el asalto a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay

 

 

 

La «Operación David de Carabobo», el primer intento de asonada contra el gobierno «asesino» de Nicolás Maduro, en palabras del capitán Juan Carlos Caguaripano, terminó prácticamente antes de empezar. Antes del mediodía, «había absoluta normalidad en el resto de la unidades del país» y estaban detenidos «los grupos terroristas y mercernarios», según Diosdado Cabello, sin cargo oficial en el gobierno pero con mucho poder en la sombra. De la veintena de sublevados, siete fueron detenidos en Valencia, lugar del alzamiento, a unos 200 kilómetros al oeste de Caracas.

«El verdadero ejército venezolano» se declaró en «legítima rebeldía» para «desconocer la tiranía del asesino Nicolás Maduro». Las palabras del capitán Caguaripano, en busca y captura desde 2014 por su apoyo a Leopoldo López, se oyeron de madrugada en toda Venezuela. En un vídeo que corrió como la pólvora, el militar anunciaba: «No es un golpe de Estado, es una accción cívica y militar para restablecer el orden constitucional». Formado junto a una veintena de militares en el emblemático fuerte Paramacay, instó al pueblo a unirse a la sublevación y acudir a los cuarteles para «salvar al país de la destrucción total».

Acto seguido, añadió que es necesario «detener los asesinatos de nuestros jóvenes» y se sometió a la autoridad de la Asamblea Nacional (el Congreso). La rebelión de los militares se produjo al día siguiente de la instalación de laa Asamblea Constituyente, repudiada por los rebeldes, la mayoría del pueblo vebnezolano y no reconocida por Estados Unidos, la Unión Europea y buena parte de los países de Latinoamérica.

Las palabras del capitán Caguaripano tuvieron eco en la población de Valencia que, de madrugada, se arrojó a las calles en dirección a diferentes instalaciones militares. Valencia está bajo control chavista y el gobernador Francisco Ameliach sofocó la revuelta, según testimonio de Diosdado Cabello. El halcón del régimen comunicó que «las fuerzas armadas han controlado la situación» y «detenido» a los «atacantes terroristas» en alusión a los rebeldes al régimen bolivariano y al pueblo que salió a las calles. En la operación para abortar la asonada habrían intervenido la Guardia Nacional y el Sedin (Servicio Boliviariano de Inteligencia).

Diosdado Cabello habló antes de que lo hiciera el ministro de Defensa e incluso el presidente Nicolás Maduro, que continúan en este momento sin hacer declaraciones. Cabello confirmó que se había restablecido el orden y anunció «el despliegue de tropas» para «garantizar la seguridad interna». Dicho de otro modo, se puso en marcha un dispositivo de alerta frente a un efecto contagio en las Fuerzas Armadas.

Antes del mediodía, en lo que algunos calificaron de «etapa pregolpe» o «golpe en desarrollo», Venezuela parecía vovler a la normalidad. Esto es, a la calma tensa de las últimas horas.

Al menos un muerto durante la sublevación

Al menos un hombre murió hoy y otro resultó gravemente herido en el asalto a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay, de la ciudad venezolana de Valencia, informó hoy el comandante general del Ejército, el mayor general Jesús Suárez Chourio.

El mayor general describió lo ocurrido como un ataque «terrorista, paramilitar, mercenario pagado por la derecha y sus colaboradores, pagado por el imperio norteamericano, y ahí están detenidos, y fue dado de baja uno de ellos (muerto), y otro que fue gravemente herido».

Carmen De Carlos

Visto 337 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…