Viernes, 28 Junio 2019 00:00

Acuerdo Mercosur-UE: Macri monitorea desde Osaka lo que Faurie negocia en Bruselas - Por Román Lejtman

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Desde la madrugada se trabaja a contra reloj para cerrar un tratado clave para la economía regional

 

A 9365 kilómetros de distancia, desde la Cumbre del G20 en Osaka, Mauricio Macri monitorea con su teléfono celular que está ocurriendo con la negociación en Bruselas que puede desembocar en un "Acuerdo Político" entre el Mercosur y la Unión Europea. El jefe de Estado habla con el canciller Jorge Faurie, el ministro Dante Sica y el secretario de Relaciones Económicas Horacio Reyser para conocer minuto a minuto qué está sucediendo en Bélgica, donde se trata de cerrar un tratado bilateral que puede cambiar la historia económica del Mercosur y la Unión Europea.

"Somos optimistas", dijo desde Osaka un altísimo funcionario que sigue las negociaciones. "Estamos avanzando, quizás llegamos", completó un miembro de la delegación argentina que está en Bruselas y hace días que no duerme.

Contacto en Osaka

La clave de la negociación está en manos de Emmanuel Macron, presidente de Francia, que es remiso al acuerdo y va sumando excusas políticas para dilatar una negociación que debería cerrar a las 23.59 PM, hora de Europa.

Si esto no sucede, todo quedará postergado para marzo de 2020. Es que las principales autoridades de la UE concluyen su mandato en los próximos meses, y en la transición burocrática y política entre los que se van y los que llegan, las negociaciones Mercosur-UE serán puestas a un costado hasta que la rutina de Bruselas recupere su velocidad crucero.

Macri y Macron se cruzaron varias veces en la primera jornada de la cumbre del G20. Ambos mandatarios tienen buena relación personal, pero los códigos de la real politik imponen otros comportamientos cuando se negocian asuntos de Estado.

El presidente de Francia respeta el poderoso lobby agro industrial de Europa y tira de la cuerda para lograr una mejor negociación regional. El Presidente de Argentina entiende sus razones, y aguarda que finalmente las negociaciones terminen en una Acuerdo Político entre ambas partes.

Macron formó un grupo de presión junto a Bélgica, Irlanda y Polonia, mientras que Macri se apoya en España, Alemania y los Países Bajos. Se trata de una pulseada diplomática que aún no tiene ganador geopolítico.

Macron empujó a un bloque de 65 eurodiputados exigiendo que antes de la firma del tratado bilateral, Jair Bolsonaro debería ratificar su adhesión al acuerdo de Cambio Climático de París. En tanto que los países europeos aliados del Mercosur firmaron una carta ratificando la importancia de cerrar las negociaciones para hacer el anuncio político de rigor.

Hasta ahora, las conversaciones entre Macri y Macron en Osaka no impactaron en las conversaciones que cinco ministros del Mercosur, tres altos funcionarios argentinos, dos comisarios europeos y el vicepresidente de la Comisión Europea están emprendiendo en Bruselas.

A las 930 AM (hora de Bélgica), los representantes de ambos bloques iniciaron su nueva ronda de negociaciones que se mueven sobre una agenda técnica. Se trata de encontrar un equilibrio entre las distintas realidades económicas de 4 países del Mercosur y 27 estados miembros de la Unión Europea.

El trabajo casi está hecho, pero hasta que no haya luz verde desde Osaka, las conversaciones continuarán con su lógica técnica y burocrática: cuántos litros de vino barato se pueden exportar de Francia a Brasil, o cuántas toneladas de carne bovina pueden salir de Montevideo rumbo a Amberes.

Y así continuamente, hasta que desde de Japón se ordene parar todo o preparar el texto final del Acuerdo Político entre el Mercosur y la Unión Europea.

Con todo, el optimismo es fuerte en Osaka. Jean Claude Junker nació en Luxemburgo, es el presidente de la Comisión Europea y se caracteriza por su parquedad diplomática. Sin embargo, durante la primera jornada del G20 en Japón, Junker aseguró en la intimidad del cónclave que se estaba cerca de cerrar las negociaciones.

"Final stretch", dijo Junker ante un puñado de líderes mundiales que participan del G20 en Japón.

En la recta final. Esa es la opinión del presidente de la Comisión Europea, que está en contacto permanente con Bruselas.

Como Macri, que espera que llegue una buena noticia desde el otro lado del mundo, adonde Faurie, Sica y Reyser negocian un acuerdo con Europa que puede cambiar -para siempre- la situación económica del Mercosur.

Román Lejtman

Visto 199 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…