Martes, 24 Septiembre 2019 00:00

La economía de Alberto Fernández: analiza regulaciones en salarios, tarifas y tasa de interés - Por Liliana Franco

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

En un eventual gobierno, el objetivo inmediato será la reactivación de la economía, con un plan para estimular el consumo.

 

En el Frente de Todos aún siguen con el espíritu de “ganar las elecciones” más que en estar ocupados armando los equipos para desembarcar en el Gobierno nacional y en la provincia de Buenos Aires. En el entorno más estrecho de los candidatos Alberto Fernández como en el de Axel Kicillof sostiene que recién “del 28 al 10 de diciembre se comenzarán a poner las bases” de lo que constituirá el nuevo gobierno en caso de ganar. Asimismo, admiten que darán a conocer la “herencia recibida” durante ese periodo, pero a partir del 11 de diciembre será el tiempo de “ponerse a trabajar”.

Este tiempo será el destinado a definir líneas de trabajo concretas, elegir quienes serán los encargados de ocupar los ministerios y los diversos puestos claves. Admiten que no es una tarea fácil ya que a nivel nacional se necesita ocupar unos 2.000 puestos relevantes en tanto que en la provincia de Buenos Aires se habla de 800 cargos. Cuando se les pregunta en quienes se piensa para ocupar el cargo de ministro de Economía o de Producción, tanto desde el entorno de Alberto Fernández como de Axel Kicillof responden: “no vamos a dar nombres”. De donde las personas que ocuparán dichas posiciones se los irán conociendo luego de las elecciones.

Esto no significa que no se esté trabajando en las principales políticas a ser implementadas. Del análisis de la herencia que recibirán de parte del gobierno de Mauricio Macri estiman que uno de los principales problemas será la “elevada deuda” y la casi certeza, se quejan, de que casi no contarán con reservas en el Banco Central.

Al respecto, algunas estimaciones privadas, hablan de que las reservas líquidas en principio se ubicarían en torno a los u$s7.200 millones.

Otro de los problemas que piensa abocarse de inmediato si son gobierno será el reactivar la economía. El plan para lograrlo pasará por estimular el consumo a través de las siguientes medidas: mejorar el poder de compra del salario, bajar las tasas de interés y bajar o freezar las tarifas de servicios públicos.

Cómo harán para subir los salarios, es la pregunta. “Será una política del gobierno, por ejemplo, subiendo el monto del salario mínimo”, responden desde las filas del Frente de Todos.

Al respecto, recuerdan que una de las primeras medidas que tomó apenas asumió Néstor Kirchner la presidencia fue la de elevar el salario mínimo, vital y móvil y otorgar una suma fija no remunerativa a los sueldos del sector privado.

También prorrogó el pago de la doble indemnización por despidos injustificados. Si bien aún no se habla de este tipo de iniciativas, no sería de descartar que pueda volverse a implementar habida cuenta que el desempleo está aumentando.

Hoy las empresas, especialmente las pymes, admiten que tienen muchas dificultades para otorgar unos $5.000 de bono a los empleados, de donde no se comprende como harán para dar más salario.

En este sentido, quienes manejan el pensamiento económico de la fórmula que encabeza Alberto Fernández argumentan que la ayuda a las empresas vendrá vía el crédito a baja tasa de interés.

El instrumento fundamental será la banca pública que terminará obligando a la privada a seguir el ejemplo. Aunque, afirman que no tienen duda alguna que “los bancos van a cooperar”, mientras recuerdan que “ya lo logramos cuando fuimos gobierno”.

Y ponen como ejemplo, las peleas que tuvo Axel Kicillof tanto con el titular del Banco Central, Juan Carlos Fábrega como con el sector financiero por bajar la tasa de interés.

Hoy este tema se torna imperativo dentro del modelo de gobierno que aspiran implementar ya que la tasa de interés se ubica en un piso del 80%. “Las Pymes no pueden, como hacían antes, a través de un crédito pagar sus obligaciones”, argumentan.

En los equipos económicos del Frente de Todos creen que el sistema financiero al igual que las empresas de servicios públicos acumuló importantes ganancias en los últimos años y por tanto, son parte de los sectores que tendrán que “poner el hombro para reactivar a la economía”.

Otro rubro que fue beneficiado por las políticas de Cambiemos fue el sector agropecuario y, por ende, no sería improbable que se aumenten las retenciones a las ventas externas más aun teniendo en cuenta que el propio FMI contemplo esta medida.

Respecto a cómo manejarse con el mundo sostienen que la intención es llevarse bien con todos los actores importantes y como muestra comentan que “hay contactos de Alberto con Trump” para alejar fantasmas de que las relaciones entre el Frente de Todos y los Estados Unidos podrían ser complicadas. Cuando se les pregunta cuál será el eje de la política exterior responden con una sola palabra: “Paz con el mundo”.

De todas maneras, sabe que una de las prioridades será solucionar el problema de los compromisos externos que tiene Argentina con los acreedores y con el FMI. En ambos casos, la idea es honrar las deudas, pero negociar “oxígeno” para crecer.

Esta tarea nada fácil, sin embargo, en el caso de la provincia de Buenos Aires es casi la mayor preocupación de Kicillof es que la gestión de Vidal, dicen en el entorno de Axel, que la deuda de la provincia es más del 80% expresada en dólares, se lamentan.

Liliana Franco

Visto 211 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…