Economia

Economia (780)

El peronismo nunca se llevó bien con las reglas del mercado. No se trata de algo dogmático, de rechazar los beneficios que genera la inversión privada, sino de creer en un principio más básico, y más primitivo: alguien siempre tiene que mandar.

 

El fondo Elliot es una de las 14 entidades internacionales que define si corresponde o no gatillar los seguros de default en caso de incumplimiento. Litigó más de diez años y cobró USD 2.400 millones en 2016.

 

Se espera una lenta recuperación de la actividad en todo el mundo, aunque la recuperación argentina será más compleja.

 

Otra vez más y por segunda ocasión como en 2009, los activos financieros se utilizarán para shortear al dólar o lo que es lo mismo, hedgear patrimonios contra la “hiperinflación” de USA.

 

El Gobierno sabe que un default complicará aún más la salida de la recesión pospandemia. Pero, aun así, en el equipo económico ya descuentan que la Argentina entrará en default técnico a partir del viernes, que es cuando vence el plazo para pagar los US$503 millones correspondientes a los cupones de los bonos globales 2021, 2026 y 2046, que originalmente debieron cancelarse el 22 de abril pasado.

 

Días cruciales se viven en estas semanas para la renegociación de la deuda. El 8 de mayo fue el deadline que tenían los bonistas para aceptar o rechazar la oferta realizada por la Argentina.

 

Es difícil entender lo que hizo el BCRA desde el 19 de marzo. Y el nuevo dilema requiere una idoneidad que hasta ahora el Gobierno no ha podido exhibir en materia monetaria, cambiaria y financiera.

 

La Argentina ingresó con varias patologías crónicas a la incertidumbre generada por la pandemia sobre la economía mundial, donde cada semana se van diluyendo las perspectivas de dos "V" (no una "W") en lo que resta de 2020: ni un rebote del PBI con ese formato ni una vacuna que permita desterrar al Covid-19 y ponga fin a las cuarentenas parciales o totales, cuyo doble impacto sobre la oferta y demanda de bienes y servicios ya provocó un derrumbe mucho más acentuado que en los dos peores trimestres de la crisis financiera global de 2008/2009.

 

El Banco Central busca que el excedente de dinero que puedan tener las empresas vaya a colocaciones en pesos y no a comprar dólares. Una apuesta firme en tiempos de incertidumbre.

 

La extensión de la saga de la deuda no ayuda a estabilizar la demanda de pesos, mientras crece la emisión para cubrir el agujero fiscal.

 

Página 5 de 56

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…