Si hacer política es generar expectativas y despertar ilusiones, Cristina Kirchner honró el manual con su decisión de ser candidata a vicepresidenta de Alberto Fernández. En todos o casi todos los espacios y subespacios políticos encontraron algún motivo para alimentar sus propias esperanzas electorales, aunque resulte poco razonable.

 

La movida de Cristina Kirchner fue impactante, pero recién el resultado final mostrará si fue una jugada maestra.

 

El Gobierno se sacudió, cómo no hacerlo, con el anuncio de Cristina Fernández de que no será candidata a presidente, que dejará ese lugar para Alberto Fernández y que ella lo acompañará como candidata a vice. "No nos cambia nada", dijo -pese al terremoto mediático que provocó la jugada- un funcionario de la Jefatura de Gabinete.

 

El corrimiento de Cristina mostró los límites de su candidatura. La reacción del Gobierno y el PJ Federal, las claves.

 

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…