Domingo, 14 Junio 2020 00:00

Estatismo en sangre

Escrito por  La Prensa
Valora este artículo
(0 votos)

 

CB Consultura de Opinión Pública difundió rápidamente una encuesta sobre la expropiación de Vicentín de 1.400 casos. Sus principales conclusiones no fueron negativas para el gobierno que se asustó por el cacerolazo.


Muestran la alta aceptación de las estatizaciones. Los responsables de la medición señalan que el “46,9% de los argentinos están algo o muy de acuerdo con la intervención estatal de la empresa Vicentín, mientras que el 43,6% está nada de acuerdo con la medida. El mayor acompañamiento se encuentra entre los votantes del presidente Alberto Fernández (77,7%)”.

“Liquid paper”

El kirchnerismo aprobó en el Senado un proyecto para eliminar las sociedades anónimas simplificadas. La macrista Laura Rodríguez Machado fue vocera de la oposición y explicó que el organismo para abolir esas sociedades en CABA será la Inspección General de Justicia, puesta en manos de Ricardo Nissen. El proyecto elimina los registros digitales y vuelve al expediente de papel. ¿Quién es Nielsen? Rodríguez Machado recordó que es el apoderado de la familia Kirchner y de Hotesur y que en los libros de esta empresa hizo alteraciones con “liquid paper”. Amamos el papel.

Periodismo militante I

El periodismo “militante” está convirtiendo a algunos medios comerciales involuntariamente en órganos partidarios. Por ejemplo, la comisión interna de un centenario matutino que no es “La Prensa” comunicó a sus representados que se había reunido con Recursos Humanos de la empresa y le había presentado una serie de reclamos. Insólitamente en primer lugar figuraba el planteo de “la gravedad del espionaje”, supuesta actividad del pasado gobierno que el actual denuncia. Le exigió a la empresa que “interviniese” en la Justicia, es decir, que se sumase a la denuncia “K”.

Periodismo militante II

Pero el planteo de la comisión interna a la empresa no terminaba ahí. Reclamaba también que “dada la gravedad de los hechos” (que se daban por probados) la cobertura fuera realizada “de manera objetiva”. En otras palabras, le bajaba línea editorial a los editores. Sólo en último lugar daba cuenta de gestiones salariales y para trasmitir noticias desalentadoras. Explicaba que la empresa reconocía la existencia de salarios bajos y la necesidad de aumentos, pero que hasta fin de año no los habría. Fin de la cuestión. Política en lugar de gestión de los intereses de los trabajadores.

Visto 151 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…