Miércoles, 08 Julio 2020 00:00

El 61% de los argentinos dice que tuvo que cambiar los alimentos que consume a raíz de las consecuencias económicas de la cuarentena - Por Silvia Mercado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

El 65 por ciento de los argentinos sostuvo que come lo que puede y no lo que quiere

 

Las consecuencias económicas de la cuarentena ya se expresan claramente en la calidad de la alimentación. El 65,2% de los entrevistados para una encuesta nacional dice “no comer lo que quiere, sino lo que puede”, en tanto el 61,4% observó un cambio en su dieta a raíz de las dificultades económicas. Por otro lado, el 51,9% de los argentinos dice comprar alimentos de menor calidad o directamente menos alimentos que antes de la cuarentena.

Esas son las conclusiones más importantes que se desprenden de un estudio realizado por la consultora TresPuntoZero en exclusiva para Infobae, 1.000 casos de un cuestionario realizado en línea entre el 4 y el 7 de julio.

“Un efecto positivo y destacable de la cuarentena es el aumento de quienes se dedicaron a cocinar en sus casas, con un 88,2% de los entrevistados que se abocó a la cocina casera”, destacó Shila Vilker, directora de la consultora. Al respecto, puso el foco en que los programas de cocina y los cocineros influencers en redes sociales están cumpliendo un rol importante, con 28,6% de la ciudadanía que los siguen a través de las redes sociales y 42,8% que los miran en programas de televisión.


A pesar de esto, el 37,1% manifestó que el precio es el principal factor a la hora de definir qué alimentos comprar, seguido del valor nutricional, que apenas llega al 27,3%. Apenas el 33,6% presta atención a los etiquetados nutricionales.

Otro dato que no habla de buenos hábitos a la hora de alimentarse es que la mitad de los argentinos no come las cuatro comidas diarias. El 55,5% lo atribuye a cuestiones económicas, pero hay un 29,2% que lo justifica en la “falta de costumbre”.

En cuanto al tipo de consumo, se destaca que el 60.,9% de los encuestados afirma que redujo el consumo de carne, en tanto el 45,8% consume menos frutas y verduras. “En el extremo de la situación más angustiante, el 35,8% señaló que llegó a pasar hambre por motivos económicos durante la cuarentena”, puntualizó Vilker. Sin embargo, el 73,1% caracteriza como muy buena o buena la forma en que se alimenta y solo 25,9% la define como mala o muy mala.


 

En cuanto a la autopercepción física, el 56,2% dice que pesa “más de lo que me gustaría” y solo 28,1% cree que “estoy en mi peso correcto”. Apenas el 11,2% dice que “peso menos de lo que me gustaría”. Finalmente, son muy pocos los que dijeron estar haciendo algún control de comida durante la cuarentena, el 24,8%. La gran mayoría, el 75,2% dijo que no está hace ninguna dieta, ni por cuestiones de salud ni estéticas.

En la evaluación de la gestión del Gobierno nacional, TresPuntoCero verificó una nueva caída, que ahora llegó a 57,7%, cuando hace dos semanas en 61,6%. La evaluación mala o muy mala está en el orden de 35,9%.

Silvia Mercado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 134 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…