Domingo, 07 Mayo 2017 00:00

La frágil democracia nacional

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Churchill decía que la peor forma de gobierno era la democracia, hecha la excepción de todas las demás sistemas de gobierno. Obviamente, la democracia es perfectible y acepta muchas variaciones, que no siempre funcionan de la misma forma por variables socio-económicas y geográficas.

 

Desde ya, este no es un ataque a la democracia, sino una forma de señalar lo que a nuestro juicio son las falencias, en parte responsables del deterioro nacional.

En primer lugar, hay que eliminar esta tour de force electoral. Es una locura hacer elecciones cada dos años, porque los que resultan elegidos no llegan a calentar el asiento, ni saben dónde llamar para tomar un café, que se ven obligados a salir de campaña nuevamente, restándole tiempo a su actividad ejecutiva o legislativa. La solución no está muy lejos, en Uruguay hay elecciones cada cinco años de presidente y legisladores y no hay reelección inmediata, sino después de un período, y solamente por otro lapso más. Nadie se hace eterno en el poder, ni hay reelección indefinida. Ese concepto de poder eterno solo es válido para una monarquía, no en una democracia como la que pretendemos defender. Sin embargo la posibilidad de reelección eterna coexiste en muchas provincias, convirtiéndolas en feudos y ¡en los sindicatos, convertidos así en oligarquías hereditarias!

¿De dónde viene la plata para las campañas? El gasto de publicidad es fenomenal y no hay forma de bancar semejante despilfarro.

Son cifras millonarias, y a la larga todo termina con suspicacias sobre el origen de los fondos (La efedrina en la campaña de Cristina, Odebrecht en Brasil, etc., etc., etc.). Este dinero sirve para vender a un candidato como una heladera, con frases cortas y efectistas, aplicando los criterios con los que Goebbels lanzó la primera gran campaña mediática, que fue la que consagró a Hitler como Canciller y que terminó como todos sabemos.

Goebbels compuso un decálogo que después Apold aplicó prolijamente durante el gobierno de Perón.

Principio de simplificación y del enemigo único.

El método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría.

La transposición. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

Exagerar  y desfigurar los datos (el mejor ejemplo es el Indec).

Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida”.

Miente, miente y algo quedará. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente”.

Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa.

Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de informaciones fragmentarias.

Obligación de acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario.

Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales (el relato).

“Somos los únicos y los mejores”. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

En  nuestro caso la democracia no llegamos al drama del nazismo pero si a la decadencia propia de nuestra "viveza Criolla", encabezada por "piolas" que le venden buzones a la inmensa masa de ignorantes.

La política ahora vende imágenes y clichés, no conceptos ni posturas ideológicas.

Soy de la opinión que tenemos un exceso de representatividad; diputados y senadores, tanto nacionales, como provinciales, concejales, en proporciones que se mantienen desde hace años. ¿Necesitamos un diputado cada 50.000 habitantes, legislando en un país en donde las leyes sobran? ¿Necesitamos más leyes, ordenanzas o disposiciones?

No solo sobran diputados, sobran senadores: tres por cada provincia. ¿Son necesarios? ¡¿Y por qué no nos molestamos en hacerlas cumplir?! ¿Y los asesores? ¿Y los secretarios? ¿Y los gastos para mantenerlos? ¿Cuánto nos sale este festival representantivo y qué efectividad tienen todos ellos? ¡Y encima, ahora tenemos el UNASUR! Si tiene la oportunidad, vea en You Tube cómo viven los diputados suecos https://www.youtube.com/watch?v=5kSlK6DbSm0

Asegúrese de estar sentado cuando lo haga. ¿Se lo imaginan a Máximo viviendo en un mono ambiente de 40 m2?

Para colmo, la mayor parte de los habitantes del país no tienen idea ni del 5 % de los nombres de aquellos que los representan, ignotos partícipes de la clase política que quieren eternizar sus prerrogativas como partícipes de listas sábanas. Después nadie sabe qué hicieron, qué votaron, qué opinaron ni qué piensan (aunque sospecho que sus principios son volátiles y efímeros). Además se encierran en su Torre de Márfil y a nadie atienden. ¿Quién de sus representados puede ver a un diputado sin saltar agendas y secretarias? ¿No debería ser obligatorio que los diputados y senadores (al menos una vez al mes o cada dos meses) tengan una agenda abierta para atender a las personas que representan? Que se sienten a dar la cara y escuchar a aquellos que los pusieron en su cargo. ¿No deberíamos avanzar hacia una democracia más directa, o al menos consultiva? Hoy todos tenemos un celular o una computadora a mano.

¿Por qué no se pueden consultar algunos temas para conocer la opinión de los habitantes?

¿Necesitamos estos miles de representantes, que para colmo van por provincias que comparten las mismas necesidades y estructuras? ¿Qué diferencia puede haber entre Catamarca y La Rioja, o Mendoza y San Juan (solo para mencionar unas pocas provincias)? ¿No podemos sectorizar al país? ¡Las provincias ni siquiera recaudan para pagar sus sueldos!! Y sin embargo se superponen sus funcionarios, sus legisladores, asesores, etc. Este mismo tema pasa a nivel municipal. Hay como 2.164 municipalidades en el país, con todos los cargos administrativos que eso implica. ¿Y con esta pesada carga queremos hacer un federalismo viable? ¿Por qué no unificamos municipios? Gral. Pinto y Lincoln, Maipú y Madariaga ¿son tan distintos? ¿Necesitamos esta subdivisión administrativa caprichosa? A veces achicar el Estado es agrandar la Nación.

Después vine el tema de las PASO, obligatorias. ¿En qué nos beneficia a los habitantes comunes y corrientes votar las PASO? ¿Por qué no las votan solamente los afiliados a cada partido? ¿Por qué la Primarias abiertas y simultáneas, tiene que ser Obligatorias?

Esta fue una maniobra que pretendió copiar la mecánica norteamericana (que no son obligatorias), pero solo fue una forma de hacer estadísticas antes de las elecciones, para mover mejor las fichas en el tablero electoral.

Y como si esto fuera poco, el último gobierno, abusando de la representatividad y el relato de la juventud maravillosa, ha equiparado el voto juvenil al voto adulto.

Fue una larga lucha política la que llevó a determinar un voto por habitante, pero este votante al menos debía tener cierta edad de discernimiento, pero un pibe ¡de 16 años! ¿A quién beneficia? Un adulto, padre de familia, sostén del hogar, con una experiencia o una formación técnica o profesional ve equiparado su voto al sufragio de un adolescente sin responsabilidades, ni formación, ni experiencia, ni conocimiento de nuestra historia, más que los magros y parciales conocimientos impartidos en un colegio público que funciona mal y poco, que casi no tiene clases por los docentes ausentes y para colmo el 50% de estos jóvenes no termina el secundario. En Japón el 70 % de la población tiene títulos terciarios, acá ese porcentaje no se da ni en el Congreso. La educación es fundamental en la calidad de la democracia, (Sarmiento comprendió su importancia y a eso se dedicó). Hoy a pesar del creciente número de analfabetos, tenemos gremios docentes que se resisten a mejorar el presentismo, dejando la enseñanza de los sectores más vulnerables en un limbo (que más que limbo es un precipicio).

Esta fue la última maniobra del kirchnerismo para sostenerse en el poder después de llenarle la cabeza a los pibes con su maravilloso relato… y ni así pudieron imponerse… y encima heredamos este sin sentido. El mayor defecto de la democracia es la disparidad entre los votantes. Los que producen y los que viven de dádivas. Los que pagan impuestos y los que votan por prebendas, con pocas ganas de trabajar.

Los K tuvieron la habilidad de pudrir todo lo que tocaron, imponiendo ideas descabelladas, consagradas por la mística ignorante de sus “militontos”, que aún ante la evidente y abyecta realidad del latrocinio se resisten a abandonar sus introyecciones mentales. Vean lo que pasa en Santa Cruz, eso es lo que nos iba a pasar a los argentinos si ganaba Scioli…

El problema no es solo nuestro, está pasando en otros lugares del mundo. La democracia se quiere convertir en un Estado de Bienestar y promete cosas que no puede entregar por falta de medios. Prometer es fácil, cumplir es difícil.

Quizás esta posición no sea políticamente “correcta”, pero el análisis no resiste ningún argumento lógico, aunque ahora es difícil ponerle el cascabel al gato.

Debemos corregir estas distorsiones, que de una forma u otra asistieron a una decadencia que si bien tiene 70 años, empeoró en estos años de democracia, donde todo se negoció. Todo se vendió por votos viscerales y cada medida fue tomada basada en encuestas, (que vaya uno a saber cómo se hacen) y después son las que definen los temas esenciales. Jamás se valoran los números fríos, solo la calentura de la impresión y la verba exaltada de los revoltosos y los eternos insatisfechos.

Los líderes van delante de las ideas, los políticos atrás de las encuestas. Debemos revertir estas distorsiones aunque nos lleve tiempo, y de la mejor forma posible, que es, justamente, votando como corresponde. Porque el problema no es la democracia, como ya hemos dicho, sino el uso que le dan los que se creen muy “piolas” y llevaron al país al desastre.

Omar López Mato
Médico y escritor   
Su último libro es Ciencias y mitos en la Alemania de Hitler
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     
www.facebook.com/olmoediciones
Gentileza de www.olmoediciones.com para 

Visto 2722 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…