Domingo, 14 Enero 2018 00:00

Fractales

Escrito por 
Valora este artículo
(5 votos)

 

En la canción “Let it go” de la película Frozen (traducida al castellano en forma algo arbitraria como “Soy libre”) en su versión original habla de “frozen fractal all around” (fractales congelados que todo lo rodean).

 

Me asombro que en una película para niños hablen de fractales, concepto que no se cuanta gente de nuestro medio conoce y que estoy seguro que pocos niños o adolescente argentinos han oído hablar de objetos geométrico cuya estructura básica se repite en diferentes escalas… y el hielo es un claro ejemplo de estructuras fractales.

En la versión en español nadie habla de fractales, posiblemente porque no coincidan las rimas y probablemente porque pocos chicos de nuestro medio sepan qué es un fractal y cuáles son sus aplicaciones.

¿Qué tipo de jóvenes estamos preparando para competir en un mundo cada día más tecnificado?

Nuestros programas en materia de ciencia poco han progresado desde que yo fui al colegio hace ya 40 años.

Siguen enseñando física repitiendo fórmulas y enunciados como loros. A pesar de la disposición de videos y tutoriales son pocos los lugares donde de los imparte. Nos quedamos en el 45… 8.

Las famosas computadoras, que tan generosamente distribuyó el gobierno de Cristina terminaron teniendo finalidades non sanctas (muchas madres las escondían porque sus hijos adolescentes solo veían videos pornográficos.

No saben escribir, no saben hacer cuentas, no saben física, no saben redactar, desconocen los mínimos trámites bancarios (nadie les enseña eso en los colegios) y además desconocen cómo funciona la economía (salvo aquellos que adoctrinados tienen una percepción distorsionada de la misma). Mientras que en otras partes del mundo parte de la currícula incluye una pasantía de trabajo para conocer al mundo real (que un aspirante a ingeniero visite una fábrica, que un futuro estudiante de medicina visite un hospital). Acá se niegan argumentando que eso es “trabajo esclavo”, respaldados por grupos de docentes que no tienen la formación adecuada y se resisten a tenerla, bajo argumentos falaces que solo ocultan su resistencia al cambio, basado en fundamentalismo totalmente marxista, pasado de moda, un status quo que perjudica a alumnos, a docentes con interés en progresar y al país que se queda clavado en el ’45.

Es tiempo de introducir un sistema meritorio en la secundaria, un sistema que fomente el estudio y de sentido a este período de la educación, ya que nadie tiene claro su finalidad: que el promedio de la secundaria sirva para el ingreso universitario. Hay facultades, como medicina, a la que solo deberían acceder los alumnos con más de (digamos) 8, como acontece en Chile, Rusia y Cuba- (como no es una cuestión ideológica). Porque después producimos más médicos de los que pueden formarse (capacidad de las residencias médicas). En algún momento hay un filtro en la vida, y al país también se le pasan la cuenta cada vez que no puede competir con el mundo.

Los resultados de las pruebas internacionales nos obligan a un cambio pero a los sindicalistas y a varios grupos políticos no les conviene tener gente que piense… el país está estancado por leyes anacrónicas, por una burocracia atada a sus privilegios, por un sindicalismo corrupto que solo espera seguir lucrando con sus negocios aunque no se percate que su parte de la torta se achica (lo de Barrionuevo no tiene desperdicio, al mejor estilo del Padrino, agita amenazas golpistas. ¡Seguí así Luisito, ya vas a tener que explicar lo de los medicamentos truchos! …veremos si entonces es tan cocorito).  Y ahora ¿les toca a los Moyano? ¿Es un apriete o van a pagar lo que deben?

El país sigue enquistado porque la timba financiera no se acaba y los impuestos para mantener una estructura elefantiásica poco asisten a estimular la inversión…

Si a eso le agregamos un marco regulatorio asfixiante (por burócratas timoratos y normativas ridículas e ineficientes que espero que cambien con las nuevas modificaciones) y agregamos una juventud poco preparada para afrontar los desafíos del mañana y la posibilidad de competir. Solo vamos a tener un mundo de fríos fractales sin que podamos escapar de esta prisión helada. 

   

Omar López Mato 
Médico y escritor  
Su último libro es FIERITA - Una historia de la marginalidad   
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.facebook.com/olmoediciones 
Gentileza de www.olmoediciones.com para 

Visto 3007 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…