Domingo, 14 Julio 2019 00:00

Ad astra per aspera

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

 

A las estrellas por el duro camino, es una frase romana atribuida a Séneca el joven, quien fuera tutor de Nerón. Filósofo estoico, Séneca tuvo poca suerte en la instrucción de su discípulo, ya que éste, bajo falsos cargos de traición, lo condenó a muerte. Para evitar las crueldades de Nerón, Séneca se quitó la vida.

 

Sabemos que el camino a las estrellas está plagado de dificultades. Aquel que pueda superarlos, debería ser recompensado con el éxito, aunque sabemos que no siempre es así. El éxito, a pesar del esfuerzo, no está garantizado, pero sin esfuerzo, lograrlo es utópico y azaroso.

Argentina creía que estaba condenada al éxito, que tenía los cuatro climas, las pampas ubérrimas, los Andes y sus minerales, el mar y la riqueza ictícola. ¿Por qué fracasamos? ¿Por qué nos va como nos va? Porque los argentinos no tomamos el camino más duro, porque nunca hicimos los deberes, siempre acortamos los caminos, pensando que la próxima cosecha nos iba a salvar, que la soja volvería a los valores épicos, que la carne argentina invadiría los mercados del mundo… y como buenos hijos pródigos, gastamos a cuenta y derrochamos lo que no teníamos… Y lo que no tenemos es paciencia para superar la adversidad. Se lo echó a Irigoyen, como si fuese el culpable del Crack del ’29. Se sacrificó la democracia a mano de golpistas que emparchaban los agujeros e hipertrofiaron al Estado. Se gastó el oro obtenido durante las Guerras Mundiales y el populismo derrochó todo, con tal de ganar votos.

No se le tuvo paciencia a Frondizi ni a Illía. No quisimos pasar el invierno y nos llegó la Era del Hielo. Nos trenzamos en guerras ideológicas, pensando que la meta de Argentina era seguir el modelo cubano (lo peor del caso, es que muchos así lo siguen creyendo) y por tal razón nos involucraron en una guerra civil, siempre en nombre de los más humildes, que cada vez son más.

Seguimos gastando de más y nos endeudamos pensando que todo es un “paga dios”. Fuimos a una guerra con hondera desafiando al Principito, creyendo a pie juntillas el relato exitista y vengamos nuestra derrota con “la mano de Dios”. Nos encantaba ganar en dólares, viajar a Miami con la plata dulce y vestirnos como el Ché Guevara, predicando un distribucionismo siempre y cuando sea ajeno. No estuvimos dispuestos a sacrificar el 10 % de los ingresos y ¡perdimos el 50 % o más!

Buscamos la fácil, gritando que se vayan todos, y todos se quedaron, cambiándose la careta. El viento de cola nos hizo creer que éramos Gardel, Lepera y los guitarristas, y una vez más tiramos la guita en proselitismo barato. Total, acá se venden las joyas de la abuela y después se las expropiamos a quien nos las compró, sin entender que a la larga todo se paga…

Creemos que el que regaló pan dulce en Navidad es un estadista y el que repartió planes trabajar el summun de la democracia. Nunca el per aspera, todo es atajo, acomodo, amiguismo y patear para mañana, sin hacer lo que se debe hacer hoy.

Postergamos reformas laborales, jubilatorias y judiciales que son inevitables. No cambiar es “quedarse en el ’45” para satisfacer los intereses de unos pocos…

Argentina es un país conservador en el peor sentido de la palabra. Einstein decía que el que hace lo mismo pensando que tendrá otro resultado, era un idiota. Y nosotros persistimos en hacer lo mismo. Le tememos al Aspera, al camino duro.

En el ajedrez no sacrificar el alfil a tiempo nos lleva al mate inexorablemente. Pero ¿a quién le importa? Se disponen las fichas una vez más y acá no pasó nada. Y si la situación así lo amerita, nos quedamos con el tablero y ¡basta!

Pues el jaque mate está próximo.

Una vez más, acortamos el camino, evitamos el sufrimiento inexorable, tiramos la plata, pedimos prestado y vamos al default sin cargo de conciencia ni vergüenza.

“Dale que va, que el mundo fue y será una porquería”, sin entender, ni querer comprender que nosotros lo hicimos, convencidos que el camino más corto nos lleva a las estrellas… y una vez más vamos a estrellarnos.


Omar López Mato
Médico y escritor  
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.facebook.com/olmoediciones

Gentileza de www.olmoediciones.com para 

Visto 410 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…