Imprimir esta página
Martes, 16 Julio 2019 00:00

Repunta el uso de la capacidad instalada en las fábricas e ilusiona con un rebote de la industria

Escrito por  LPO
Valora este artículo
(1 Voto)

Si bien el sector todavía opera con un nivel de ociosidad mayor al del año pasado, en mayo mejoró casi seis puntos porcentuales respecto al pico de enero.

 

La presentación mensual de cada indicador económico por parte del Indec dejó de ser un dolor de cabeza para el Gobierno. Si bien todavía están lejos de mostrar un nivel de actividad pujante, reflejan una cierta mejora respecto al piso de la recesión e ilusionan con un rebote a corto plazo que les permita llegar a las elecciones de octubre con una mayor fortaleza.

Este panorama se observa incluso en los sectores más castigados por las políticas de Macri como el ámbito manufacturero, que aún muestra importantes caídas interanuales, pero un destacado repunte en relación a los meses previos.

En este sentido, el uso de la capacidad instalada de las fábricas es un claro exponente. Mientras que en enero de este año había llegado a un piso del 56,2%, en mayo alcanzó el 62%, 3,1 puntos porcentuales menos que en igual período del 2018, pero casi 6 puntos por encima del peor registro de la era Cambiemos.

"Es el nivel más alto de los últimos 6 meses, y si bien se encuentra por debajo del nivel observado en mayo de 2018, la diferencia interanual fue bastante menor a la registrada en los meses anteriores, lo que denota una recuperación en el margen. Esto está en línea con la dinámica del Índice de Producción Industrial (IPI), que creció 0,6% en mayo con respecto a abril", comentaron a este medio desde el ministerio de Hacienda.

De acuerdo a los datos publicados por el Indec, en el quinto mes del 2019 el sector automotriz volvió a presentar uno de los cuadros más alarmantes con una utilización de solo el 36,6% de su capacidad, seguido de la industria metalmecánica (49,9%).

La sorprendente cifra va en línea con las reiteradas suspensiones que se anunciaron a lo largo del año en las principales empresas de esta rama, pero contrasta con los positivos augurios del Ministerio de Producción, que asegura el éxito de su plan de subsidios a la compra de automóviles, que en verdad, tuvo su pico en el mes de junio.

El impacto sobre esta industria no solo se vio en el bajo porcentaje de utilización sino también en la magnitud de la caída de 18,6 puntos porcentuales frente a mayo de 2018, la más pronunciada de los doce bloques sectoriales relevados, donde le siguieron los productos de caucho y plástico (-11,5 puntos porcentuales), minerales no metálicos (-10,1 p.p.) y productos del tabaco (-8,7 p.p.).

En sentido contrario, hubo tan solo tres bloques que presentaron una menor ociosidad respecto al año anterior: sustancias y productos químicos (5,2 p.p.), edición e impresión (1,7 p.p.) y refinación de petróleo (0,8 p.p.).

En cuanto a los rubros con menor nivel de utilización operativa, a la alarmante situación de los dos mencionados se le suman los productos de caucho y plástico (50,9%) y la industria textil (54,6%), una de las grandes perdedoras de esta gestión.

El resto de los bloques más golpeados fueron los productos alimenticios y bebidas, que tuvieron un 50,5% de uso de capacidad instalada, edición e impresión (63,8%), papel y cartón (64,8%) y productos minerales no metálicos (64,8%).

capacidad_07_19AFC34DC98A by on Scribd

 

 

Visto 308 veces
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…