Domingo, 29 Septiembre 2019 00:00

Explotan las consultas de los que entraron al "blanqueo" para cubrirse antes de un eventual gobierno de Alberto Fernández - Por Leandro Gabin

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Abogados están recibiendo un aluvión de pedidos de clientes que se ven amenazados por los rumores de mayores impuestos a la riqueza. ¿Qué aconsejan?

 

El resultado de las PASO, algo que con muy altas chances se confirmará este 27 de octubre, disparó una ola de pánico no solo entre los inversores financieros (dólar a $60 y riesgo país arriba de los 2.000 puntos) sino entre los grandes contribuyentes del país.

Las personas con importantes patrimonios, millonarios inclusive, empezaron a ver con temor el regreso del kirchnerismo en la Argentina. Después de haber blanqueado parte de sus activos en el 2017, la gran pregunta que se empezaron a hacer fue qué pasará con sus patrimonios y los rumores que indican que Alberto Fernández irá por un impuesto mucho más alto sobre la riqueza.

En el mercado de abogados que se especializan en el asesoramiento de personas con altos ingresos confirman que el pánico estalló. "Los teléfonos suenan todo el tiempo y la gente tiene miedo de que haya medidas confiscatorias, o que sumen nuevos impuestos sobre bienes que no tributaban. Además de que imaginan una persecución oficial sobre aquellos que blanquearon su dinero", adelantaron desde un bufete de abogados que recibe clientes diariamente en sus oficinas de Retiro.

El aluvión de consultas fue confirmado por uno de los especialistas más renombrados en el mercado. Martín Litwak, abogado especializado en planificación patrimonial y fundador y CEO de la firma Untitled Legal (una boutique de servicios legales), tuvo que redoblar sus viajes hacia Buenos Aires (vive en Miami) para atender las incesantes consultas de sus clientes.

"La realidad es que, para el cliente, emocionalmente es lo mismo que el blanqueo. Se hablaba en los clubes, en las reuniones, en todos lados. Hoy se habla de impuestos a bienes personales locales y en el exterior, a las donaciones y a la herencia. Esto, además de otros temores como el cepo y restringir otro tipo de libertades, es lo que más les preocupa", contó.

"Está todo el mundo muy nervioso, y el cliente se encuentra vulnerable y angustiado por esta situación", agregó Litwak.

Temores concretos

Lo cierto es que, si bien por el momento son rumores, hubo algunos indicios que acrecentaron la suposición de que Fernández irá por el patrimonio de los que más tienen.

La situación fiscal de la Argentina es compleja y aumentar impuestos a la parte más alta de la pirámide es una política que viene pidiendo el "progresismo" K que vota al candidato del Frente de Todos.

Alberto recientemente dejó una frase que incrementó la sensibilidad de los más ricos de la Argentina: "Con un régimen impositivo que grava más severamente a los más poderosos, Bolivia logró equilibrar las cuentas públicas y también consiguió mayor equidad en la distribución del ingreso". Se lo dijo a Infobae durante una entrevista en medio de una visita a Evo Morales, presidente de aquél país que hace campaña utilizando el fracaso económico de Mauricio Macri para "asustar" al electorado por su contendiente "liberal".

¿De qué se estaría hablando? Por un lado, se aumentaría la alícuota de bienes personales que actualmente está con un máximo de 0,75%. Supo ser menor: el Gobierno de Macri, para tentar a los argentinos para que entraran al blanqueo del 2017, había reducido el impuesto a 0,25%.

Duró un año cuando el plan fiscal de Nicolás Dujovne dio vuelta la iniciativa. Litwak dice que el temor es que se incremente el impuesto al ponerle una alícuota diferencial a los activos en el exterior, que podrían pasar a tributar 2,5% mientras que los locales se mantendrían en 0,75%.

En el ámbito de los contadores y abogados dicen que esa es la propuesta que lleva Sergio Massa, el impulsor de esta posible modificación tributaria.

Si bien podría sonar "razonable" para un sector de la sociedad que "los más ricos" paguen más, lo cierto es que en la Argentina el concepto de riqueza es bastante menos claro que en otros países.

Por ejemplo, cuentan los abogados tributaristas, que en países como España se empieza a pagar cuando el patrimonio supera los 700.000 euros y en Francia 1.300.000 euros.

En el caso argentino, el supuesto "rico" empieza a tributar cuando tiene activos de más de 20.000 dólares. Como el impuesto se calcula sobre activos que se valúan en pesos, el hecho de no tener una moneda que valga algo hace que se pague sobre "chirolas" en dólares.

Terratenientes en alerta

Además del temor a que se incremente Bienes Personales, también hay cierto ruido con la expropiación de campos. No lo dijo Alberto F. sino un "marginal" pero con línea directa a Cristina Kirchner como Juan Grabois.

El controvertido líder social, que integra el kirchnerismo, dijo que había que avanzar con una reforma agraria en la Argentina. El mismo Grabois, en medio del escándalo que suscitó, aclaró que sabe que esa propuesta no es avalada por el Frente de Todos.

De cualquier manera, confirman abogados, hay temor por parte de algunos clientes a que les expropien sus campos. "Hay muchos que están pensando en vender sus hectáreas y comprar en Paraguay o Uruguay. Ya vimos esto cuando se incrementaron las retenciones", graficaron desde un bufete.

Sea como fuere, el nivel de nerviosismo es muy alto. Más aún para los que quedaron expuestos después de haber ingresado al blanqueo. En ese momento, se terminaron "blanqueando" u$s116.000 millones (77% fueron cuentas e inversiones).

La zanahoria fue que no había que repatriar el activo declarado y que luego de haber aceptado "sincerar" su posición patrimonial, había un "derecho adquirido" que los liberaba de cualquier pago futuro (ya que habían tenido una penalidad al momento de ingresar al blanqueo).

"Hoy la gente tiene más expuesto su patrimonio que antes. Esta crisis es más fuerte que la pasada porque además muchos tenían gran parte de sus activos afuera y sin declarar. Ahora muchos están expuestos a que el nuevo gobierno agarre la lista de los que entraron al sinceramiento fiscal y suba impuestos. Pero lo que debería considerar el próximo gobierno es que subir impuestos tiene un límite, porque se van a ir a tributar en otro país y no se beneficiarán de la recaudación", explicó el CEO de Untitled Legal.

En la misma línea, César Litvin -el tributarista que asesoró al Gobierno para el blanqueo- señaló en CNN Radio que "la gente está muy inquieta. Y algunos están pensando en irse del país. Me están consultando. Algunos han tomado la decisión de irse a vivir afuera y eso genera de alguna manera una pérdida de recaudación".

"Si queremos generar actividades productivas lo que necesitamos es seguridad jurídica y no cambios en las reglas de juego", agregó.

Pensando en la "mudanza fiscal"

Mientras sigue el revuelo y los rumores por los posibles cambios impositivos que golpearían a los más ricos del país, los especialistas aseguran que hay maneras de resguardar el patrimonio. Además, sea lo que vaya a hacer Alberto Fernández, en los primeros meses desde que asuma se conocerá si el rumor se confirma o no.

Litwak es uno de los abogados que cuenta con una solución integral para las familias más acaudaladas. Autor del libro "Cómo protegen sus activos los más ricos y por qué deberíamos imitarlos", dice que hay estrategias (las que más se están utilizando actualmente) muy puntuales que evitarían quedar expuestos al fisco.

"No hay que asustar a la gente. Pero si al cliente le preocupa la voracidad fiscal, hay dos soluciones. Irse del país, que te protege de todo excepto de los activos que tenés en la Argentina obviamente, pero no creo que sea el riesgo real ahora; y la otra solución sería un trust, o sea ceder en forma irrevocable ciertos activos para que no pueden estar alcanzados por el fisco", detalla.

¿De qué se trata el "trust"? Es un contrato mediante el cual una persona transfiere la propiedad de ciertos activos a otra para que los administre en beneficio de uno o más terceros y los transfiera definitivamente a éstos (u a otros beneficiarios) al cumplimiento de un plazo o al advenimiento de una condición (como puede ser el fallecimiento de la persona que lo "cedió").

Puede ser sobre cualquier tipo de activo: acciones, bonos, cash, inmuebles, criptomonedas, etc.

Desde el momento mismo en que se establece el trust, la propiedad de los bienes incluidos salen del patrimonio de quien los cedió inicialmente, lo cual implica una serie de ventajas impositivas (dichos activos queden automáticamente protegidos de cualquier acción legal por parte de eventuales acreedores).

El trust elimina totalmente el hecho imponible en el caso del impuesto a los bienes personales y permite diferir el pago de ganancias hasta que existan distribuciones.

Pero Litwak aclara que hacer esto requiere que la persona o la familia en cuestión tenga una capacidad económica importante porque se ceden esos activos y no se pueden volver a tocar.

La AFIP, para avalarlo, va a buscar precisamente si esa persona se "desapoderó" en serio de ese patrimonio: si tiene sospechas de que la estructura sigue teniendo como beneficiario a la persona que inicialmente cedió el activo, no lo permitirá.

La opción B, más radical, es lo que se denomina "mudanza fiscal". Léase, irse del país. Básicamente el concepto es que una persona paga impuestos en base a donde reside, más allá de la nacionalidad que tenga.

De hecho, hay muchos países que recibirían con los brazos abiertos a los argentinos que se quisieran ir a esos países. Después de todo, ningún gobierno tiene objeciones con gente que decide mudarse para pagar impuestos allí.

¿Qué países promueven eso? Litwak señala a Malta, Suiza, Italia, España, Portugal, Uruguay, Panamá, varias jurisdicciones del Caribe, quizás con Bahamas a la cabeza, y hasta inclusive Estados Unidos.

Pero el especialista resalta que hay un riesgo de terminar tributando en dos países, el original desde donde uno residía y el "nuevo".

"No podés plantearte irte a Uruguay y estar yendo y viniendo a Buenos Aires. Así van a terminar pagando en ambos lados y es el peor esquema. El que quiera cambiar de residencia fiscal tiene que hacer las valijas e irse en serio", recomendó.

Claro que hay un último eslabón en esta historia: los que decidieron no blanquear y que siempre advirtieron que era mejor estar afuera de la órbita del fisco argentino.

Aquellos que rechazaron la invitación del Gobierno en 2017 con su campaña del "miedo". Hay que recordar que el macrismo decía que no habría refugio en el mundo para los que tienen activos sin declarar.

Incluso magnificó el alcance de algún tratado con los Estados Unidos para intentar hacerle el juego psicológico al incumplidor de impuestos.

Litwak, que ejerce como abogado en Estados Unidos y Londres, dice que no hay riesgos a que la administración de Donald Trump vaya a tener una mayor cooperación con la Argentina en término de intercambio de información fiscal.

Esa es una buena noticia para los que siguen en el ostracismo impositivo ya que el actual presidente de Estados Unidos irá por la reelección en 2020 (con altas chances de ganar).

De todas formas, todos los especialistas coinciden en que el mundo va hacia la transparencia fiscal y que más tarde o más temprano, quienes están en el limbo deberán poner el orden su situación. Por ahora, el que no blanqueó mira con una sonrisa en la cara lo que podría ser un nuevo manotazo impositivo en la Argentina.

Leandro Gabin

 

Visto 109 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…