Gustavo Lazzari

Gustavo Lazzari

En estos días de desconfianza y temor es imprescindible explicar un concepto económico que suele generar confusión.

 

En 2017, la empresa de energía Axion inició un juicio a la Municipalidad de Quilmes por la inconstitucionalidad de la Tasa de Seguridad e Higiene que dicho municipio le cobra a la mencionada empresa.

Súbitamente se despertó la Cámara de Diputados de la Nación y comenzó el tratamiento de los proyectos de los diputados Elisa Carrió, Juan Cabandié, y los aportes de Juan Grabois y Sergio Massa sobre la llamada Ley de Góndolas.

 

La Argentina es un país sin tiempo. Sin embargo como sociedad actuamos como si nos sobrara. Ante cada indicador económico y social discutimos las causas, los motivos y los culpables. Ríos de tinta derrochados con los ojos en la nuca.

 

En materia de tarifas, el kirchnerismo hizo un desastre.

 

Legisladores de la oposición y muchos comunicadores están proponiendo la prohibición de los despidos y la duplicación de las indemnizaciones en caso que las mismas sean convalidadas.

Además de aumentar los costos laborales y reducir, por tanto, la demanda de trabajo, el proyecto de la doble indemnización es ridículo. Es ridículo porque lleva a extremos insostenibles.

Las imágenes de funcionarios revoleando dinero, ex presidentes negando vínculos íntimos, funcionarios paseando por tribunales, arrepentidos, balanzas, fajos y fajos de dinero, nos han estremecido. Sin embargo, cometeríamos un grave error si pretendemos, como sociedad, cazar corruptos sin ir a las causas profundas de la corrupción.

 

Nos comimos todo el gas. Pagamos con la factura tapada. Para que no nos demos cuenta. Hasta que un día, no quedó nada.

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…