Gustavo Lazzari

Gustavo Lazzari

Reflexiones sobre el supuesto proyecto (aún no presentado formalmente) por el cual el Estado tomaría parte del capital accionario de las empresas a las que ayuda

 

Con escasa actividad y con la voracidad fiscal, energética y bancaria en su máxima expresión, las pymes están siendo pirañizadas. Indefensas ante la falta de ventas, con la cadena de pagos destrozada, y ninguna asistencia crediticia seria, solo “atajan” demandas de pagos y presiones insostenibles

 

Los bancos no desean como clientes a empresas pymes. Exigen una serie de requisitos conceptuales que son inalcanzables para muchas empresas.

 

Para el análisis económico la única variable relevante hoy es el miedo. Estamos frente a un escenario de temor por parte de todos los agentes económicos. Clientes, proveedores, financistas, inversores de todas las actividades sienten temor por su seguridad personal, por la salud de sus familias y seres queridos.

 

A efectos de analizar la situación del país y la posibilidad de encontrar una salida es imprescindible diferenciar causas y efectos.

 

La Argentina es un país sin tiempo. Sin embargo como sociedad actuamos como si nos sobrara. Ante cada indicador económico y social discutimos las causas, los motivos y los culpables. Ríos de tinta derrochados con los ojos en la nuca.

 

Las imágenes de funcionarios revoleando dinero, ex presidentes negando vínculos íntimos, funcionarios paseando por tribunales, arrepentidos, balanzas, fajos y fajos de dinero, nos han estremecido. Sin embargo, cometeríamos un grave error si pretendemos, como sociedad, cazar corruptos sin ir a las causas profundas de la corrupción.

 

Nos comimos todo el gas. Pagamos con la factura tapada. Para que no nos demos cuenta. Hasta que un día, no quedó nada.

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…