Información General

Información General (452)


 

El Centro Coreano de Prevención y Control de Enfermedades (Korea Centers for Disease, Control and Prevention, KCDC) tuvo un rol clave para el caso de mayor éxito a nivel global de control del Covid-19.

 

Su jefe de investigadores trabajó personalmente en la lucha contra la enfermedad. Con ese expertise, asesoró a distintos gobiernos del mundo, incluido el argentino. Pese a que no da habitualmente entrevistas, en este reportaje revela cómo trabajó en su país y explica en qué debe consistir la nueva normalidad global postpandemia.

 

Sigue la cuarentena hasta el 24 de mayo con el foco puesto en Ciudad y Conurbano Nueva lección de Corea

 

¿La experiencia previa del MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio) preparó mejor a Corea del Sur y sus vecinos respecto de los países occidentales para una crisis como la actual?

 

Sí. La experiencia del brote de MIRV 2015 en Corea fue una muy dura lección para nosotros. Tuvimos un total de 186 casos confirmados y 38 muertes. Fuimos el único país que lo experimentó en ese momento. Por supuesto que hubo algunas situaciones esporádicas en Arabia Saudita, pero no fue a gran escala.

 

A partir de allí, reformamos mucho nuestros protocolos para emergencias. Nos preparamos contra este tipo de enfermedades infecciosas emergentes. Y así hemos robustecido nuestro centro de operaciones de emergencia de salud pública.

 

También intensificamos nuestras pruebas de laboratorio, fortalecimos nuestra colaboración con entornos sanitarios privados, que a su vez vigorizaron su capacidad de prevención y control de infecciones en propios centros de salud.

 

El bagaje de esfuerzos después del brote y del virus de 2015 fue un paso para nosotros. Y nos hizo mejores para estar preparados para esto. Covid-19 seguro. No hay duda acerca de esto.

 

¿La disciplina de una sociedad que profesa mayormente la religión confuciana ayuda cuando es necesaria la responsabilidad individual para el combate de una pandemia?

 

Permítanme aclarar una cosa. En realidad, el confucianismo no es una religión como tal. Es una especie de tradición. No se la considera como una de las religiones de Corea.

 

Corea está socialmente compuesta de múltiples religiones, incluso un 30% son cristianos y un 15%, budistas. El resto no profesa un credo específico. No creo que haya un vínculo particular entre la tradición confuciana y el control de las enfermedades pandémicas. La clave estuvo en una comunicación transparente y una fuerte cooperación del público en general debido al estado de alerta y a las lecciones que aprendimos en los brotes en 2015. “La comunicación transparente de las autoridades y la colaboración de la gente fueron claves.”

 

¿Es más o menos eficaz para combatir una pandemia un país democrático como Corea del Sur que uno autoritario como China?

 

El tipo de sistema político no está directamente asociado con la eficiencia en la lucha contra las enfermedades pandémicas. Países democráticos bien desarrollados, como Estados Unidos y muchos otros países europeos, se vieron muy afectados por este Covid-19.

 

Al mismo tiempo, se sabe que Rusia e Irán tienen muchos casos confirmados. Por lo tanto, no hay ningún tipo de vínculo entre el sistema social y la enfermedad pandémica. Creo que la clave está en cómo se prepara a las personas para la situación concreta. “No contamos con la información necesaria para usar la inmunidad de rebaño como estrategia para proteger a las personas”.

 

¿Qué importancia tuvo que pasar a ser independiente el Korea Centers for Disease, Control and Prevention (KCDC) a partir de 2015?

 

En 2015, inicialmente, el KCDC estaba a cargo de controlar la situación. Pero a medida que se convirtió en un problema nacional, se trató de un tema de control múltiple, que incluía al Ministerio de Salud y la oficina del primer ministro.

 

Eso llevó a que se multiplicaran tareas y esfuerzos y que se generara cierta confusión innecesaria. Aún hoy la independencia del KCDC está en proceso. Pero a medida que adquiere independencia se pueden tomar más decisiones basadas en la ciencia y la evidencia, especialmente para luchar contra este tipo de enfermedades infecciosas.

 

“El tipo de sistema político no está asociado a la eficiencia en la lucha contra las pandemias.” —Corea amplió infraestructura y cada centro de salud tiene un cuarto de presión negativa para evitar que salga el aire de allí. ¿Los Covid se contagian también por aire?

 

Las salas de presión negativa se utilizan para el cuidado de pacientes con enfermedades infecciosas. Se busca minimizar el riesgo de la infección, el riesgo de propagación en la casa y el hospital en general.

 

Por eso, el KCDC invirtió muchos recursos para aumentar la presión negativa, salas de presión, barras de aislamiento a nivel nacional. Pero el Covid-19 normalmente se transmite a través de gotas. No es eso, pero puede haber una propagación por el aire.

 

Procedimientos como intubación o succión tienen sentido solo en algunos casos. Es por eso que inicialmente ponemos todos esos casos confirmados en salas de presión negativa. Pero el Covid-19 no es de transmisión aérea como el sarampión. Existe una clara diferencia. “El coronavirus humano es uno de los patógenos de lo que llamamos resfrío común.”

 

¿Confirmaron que no se contagia por orina ni a través de las heces?

 

Existen algunos artículos de investigación que afirman que hay riesgo de propagación a través de la orina o las heces. Pero la probabilidad de una transmisión por vías no respiratorias es muy baja.

 

¿Fue clave que Corea del Sur fuera el país con mayor cantidad de personas testeadas, 650 mil hasta ahora, teniendo días de hasta casi 30 mil tests en 120 centros?

 

La capacidad de pruebas de laboratorio masivas fue uno de los factores principales. Así alcanzamos el éxito en el control del brote. La razón principal es que este Covid-19 aparece en los análisis dos días antes del inicio de los síntomas. En ese momento ya es muy contagioso. Si no se cuenta con ese recurso de laboratorio, especialmente en el campo, puede ocasionarse un problema.

 

Contar con este recurso nos permitió tomar decisiones rápidas y aislar los contactos. Y también pudimos tratar los casos confirmados en función de la gravedad de los síntomas. Contar con esta capacidad liberadora fue un núcleo de nuestra respuesta contra este Covid-19.

 

“La experiencia del brote de MIRV 2015 en Corea fue una muy dura lección para nosotros.”

 

¿Fue importante el uso del barbijo desde el inicio?

El uso de una máscara facial fue un tema de controversias en muchos países. Normalmente los países asiáticos están más dispuestos a usar voluntariamente una máscara facial, tal vez incluso por razones culturales.

 

Se discutió sobre si era efectivo o no en términos de prevención de la infección por Covid-19. Hoy sabemos que, especialmente cuando hay una transmisión comunitaria más amplia, usar una máscara facial es muy importante. No es solo para protegerse a sí mismo, sino que también puede proteger a los demás con una máscara facial.

 

Porque, como mencioné anteriormente, como dijimos, el Covid-19 puede propagarse incluso dos días antes del inicio de los síntomas. Si no usa esta mascarilla, se puede transmitir el virus sin quererlo, incluso antes de que aparezcan los síntomas. —Singapur utilizó una aplicación con Bluetooth, Corea del Sur otra con GPS, y el registro de compras para aislar a las personas que estuvieron en contacto con un infectado detectado.

 

¿La big data fue la más eficaz herramienta para combatir al Covid-19?

 

El acceso a esa big data que llega desde un GPS, al posicionamiento geográfico de sistemas y registro de usuarios de tarjetas de crédito nos brinda un tipo de información complementaria, que no puede reemplazar la tradicional.

 

La epidemiología investiga a través de las entrevistas cara a cara. Además, debemos ser muy cuidadosos en el uso de esta información, que es muy abundante. Pero nos ayuda a tomar decisiones rápidas en el período. Aún queda mucho por hacer en Corea del Sur. De hecho, necesitamos encontrar una manera más eficiente de usarla para apoyar nuestras investigaciones de campo y nuestra toma de decisiones. Es un paso hacia el progreso. “En Corea el sistema médico público solo representa al 10% de toda nuestra sociedad.”

 

Corea no tiene un sistema público muy grande, ¿la clave estuvo en la cooperación con el sistema médico privado?

 

En Corea del Sur, el sistema médico público solo representa el 10% de toda nuestra sociedad. Dependemos de los sectores médicos privados para el tratamiento hospitalario. Es clave la colaboración de los privados. Fortalecimos nuestras relaciones, incluso desde antes de este tiempo de emergencia, como compartir información. Lo hicimos sobre nuestros protocolos de vigilancia. También nos consultamos sobre muchos temas.

 

Mantenemos una buena relación de trabajo con los sectores médicos privados. Esta semana fue el primer día sin casos autóctonos y bajaron a un muerto por día.

 

Pudieraa haber una segunda ola de Covid-19 en el futuro cercano o ya se ganó la batalla contra el virus?

 

Estamos felices de haber llegado a un número de un dígito por día. Pero eso no significa que ganamos la lucha contra el Covid-19. La razón principal es la información que indica que otros países todavía se encuentran en el brote, más allá de los casos esporádicos que puedan presentarse y que estabilizamos la condición en Seúl.

 

Esto nos obliga a estar atentos a lo que se importa a través de los viajeros. En las últimas semanas, casi el 80% de los casos que tuvimos fueron importados. Mientras haya un solo lugar con Covid-19, todos tenemos que estar alerta. Y ahora, durante las últimas semanas, casi el 80% de los casos confirmados se importó realmente de otros países.

 

Entonces, mientras haya un solo caso de Covid-19 en este planeta, todavía tenemos que mantener nuestro nivel de alerta. Este es un problema a largo plazo. “No veo un vínculo entre la tradición confuciana y el control de las enfermedades pandémicas.”

 

¿La tasa menor de mortalidad de Covid-19 en Corea del Sur se debe a que la mayoría de los infectados eran jóvenes? ¿Por qué no se enfermaron tanto los mayores?

 

La tasa de letalidad según los últimos estudios es un 2,37% en Corea. Una de las principales razones por las que tenemos este tipo de caso bajo es que el brote se originó en el grupo religioso Jesús Shincheonji, que estaba compuesto principalmente por adultos jóvenes, por lo general menores de 40 años, que en su mayoría no tenían condiciones subyacentes crónicas.

 

Las tasas de mortalidad aumentan a medida que las personas envejecen. Con más de 80 años, la tasa de letalidad es aproximadamente del 25%. El origen del brote explica una proporción relativamente baja de estos grupos de edad avanzada en comparación con otros países. Y esa es una de las razones. También realizamos una prueba de detección proactiva para un centro de atención a largo plazo, una vez que identificamos el Covid-19 en nuestra comunidad.

 

Debido a eso, pudimos encontrar una exposición potencial en este tipo de centros de atención, lugares en que la mayoría de las personas mayores están dentro de las instalaciones. Así que pudimos minimizar esa exposición sobre este tipo de instalaciones. Poder tener un acceso completo al servicio médico nos permite controlar las situaciones. “Las personas deberán acostumbrarse a nuevas rutinas”.

 

Esta semana finalizó la etapa de distanciamiento social y comienza la de distanciamiento de la vida diaria, ¿cómo es eso? —Una de las principales razones para reducir este nivel de distanciamiento social se debe a la reducción del número de casos confirmados por día.

 

Como mencioné anteriormente, en las últimas semanas más del 80% de los casos confirmados se importan del extranjero. La situación dentro de Corea está mucho más estabilizada que antes. Ahora estamos en un período de transición en términos de pasar de un inmenso distanciamiento social a un distanciamiento en la vida cotidiana.

 

Tenemos que acostumbrarnos a esta etapa de nueva normalidad. Mientras la situación sea la de un problema a largo plazo, las personas deben acostumbrarse a este tipo de distanciamiento social en su vida cotidiana.

 

¿Hubo boicots y hasta destrozos de los consumidores a los lugares que no cumplieron con las medidas sanitarias recomendadas?

 

No hubo ningún tipo de problema ni tuvimos eventos en los que debimos recurrir a las fuerzas antidisturbios durante esta pandemia de Covid-19. Tuvimos una gran ayuda de la población en general. Muchos negocios voluntariamente cerraron sus tiendas una vez que identificaron que un caso confirmado había visitado una de sus instalaciones.

 

Hubo colaboración voluntaria corporativa. Estamos muy agradecidos por sus esfuerzos y por su cooperación en términos de lucha contra el Covid-19. Por eso evitamos que este fuera un evento más trágico.

 

¿Existen herramientas nuevas que no fueron utilizadas previamente?

 

Tenemos personas para verificar el estado de las aplicaciones móviles. Herramientas para contactar los hogares con personas en cuarentena. Y  también desarrollamos recientemente una banda de seguridad para apoyar el monitoreo del contacto general y el monitoreo de aquellos quienes están en casa en cuarentena.

 

Junto a las nuevas tecnologías, también se están desarrollando nuevas herramientas y nuevos enfoques en muchos otros países. Hay mucho esfuerzo en innovación para generar respuestas rápidas y controlar el brote.

¿Cree en la inmunidad en rebaño? ¿Es ética esta postura epidemiológica?

 

La inmunidad de rebaño se refiere al potencial significativo de prevención de la enfermedad infecciosa por el aumento de la inmunidad de personas alrededor debido a su infección por un virus o vacunas. Pero como el Covid-19 es una enfermedad infecciosa emergente, no creo que pueda usarse esa estrategia. No sería lo correcto para hacer.

 

También vimos lo que generó en los países europeos que inicialmente la usaron: tuvieron que luchar más intensamente contra la expansión de la enfermedad. Mientras no sepamos más sobre el Covid-19, no contamos con la información necesaria para usar la inmunidad de rebaño como estrategia para proteger a las personas.

 

Por lo tanto, debe usarse con mucho cuidado solo para aquellas enfermedades infecciosas que conocemos muy bien. “Mientras haya un solo caso de Covid-19 en el planeta, todos tenemos que estar alertas.”

 

¿Cómo interpreta que no se le detecten anticuerpos a un porcentaje alto de infectados?

 

Una vez que una persona se infecta con Covid-19, usualmente le lleva de una a tres semanas desarrollar anticuerpos. Ese plazo genera una gran dificultad. Incluso existe una cierta posibilidad de que no se le detecten anticuerpos a la persona infectada.

 

Personas inmunocomprometidas y con una enfermedad de inmunodeficiencia también es poco probable que desarrollen anticuerpos contra el Covid-19. Nosotros no usamos los tests de anticuerpos para probar la enfermedad. Lo hacemos para reconfirmar pruebas o casos, solo para obtener informaciones. 

 

¿Son útiles los tests inmunológicos con un porcentaje tan alto (20%) de falsos negativos?

 

La posibilidad alta de falsos negativos conlleva el riesgo de que perdamos de vista a personas infectadas. No se puede usar como sistema de respuesta para diagnosticar el Covid-19.

 

No se pueden usar los tests rápidos como prueba. Es un sistema solo a los fines de la investigación. No se lo recomienda como principal medida de diagnóstico. Es muy fácil perder a la persona infectada confirmada. Y no es apropiado usar esto como una de las pruebas que podemos usar en términos de respuesta contra el Covid-19.

 

Y es como una prueba inmunológica que usa anticuerpos, como se recomienda actualmente, solo para fines de investigación. Y no es recomendado como principal medida de respuesta.

 

¿Por qué no se hicieron cuarentenas y solo hubo distanciamiento social?

 

Las medidas de cuarentena solo se aplicaron a personas que estuvieron expuestas a casos confirmados y también a personas con una mayor posibilidad de exposición a casos confirmados durante algún viaje.

 

No la usamos a nivel comunitario general. Usamos el distanciamiento social y lo controlamos con tests masivos. De esta manera no fue necesario, no tuvimos que hacerlo. No necesitamos cerrar regiones o ciudades, o incluso parte de las ciudades, porque tuvimos una rápida respuesta a la hora de tomar decisiones.

 

¿Qué explicación puede dar a que en 150 días el virus haya podido estar en todos los países del mundo mientras que no fue así con el SARS-1?

 

Las explicaciones son múltiples. Hay muchas diferencias con el SARS-1. En realidad, algunos llaman a la fuente del Covid-19 que conocemos en algunos en algunos países Covid-2, con relación al que apareció en China. O es un virus claramente diferente, o se comporta distinto, incluso si es el mismo coronavirus.

 

El coronavirus humano es uno de los patógenos de lo que llamamos resfrío común. El Covid-19 activo es nuevo y diferente, muy diferente en realidad. Esto incide en su enorme transmisibilidad. Beijing hizo cosas diferentes para reducir el número y bajar la tasa de letalidad.

 

Es un contexto muy distinto a la historia del SARS en 2003. A eso se suma el tráfico aéreo actual y el comercio entre los países. Hoy vivimos una realidad de países mucho más interconectados. Todo eso facilita la propagación del virus.

 

La propagación fue anterior a los primeros estudios que se hicieron sobre la enfermedad y la prohibición de entrada para los viajeros.

 

¿Qué sabemos con respecto a la inmunidad que produce este virus? ¿Es suficiente haber estado infectado como protección ante futuras reinfecciones?

 

No hay evidencia suficiente que permita afirmar con confianza que la infección con Covid-19 previene las reinfecciones futuras. Los expertos siguen investigando esta cuestión. Todavía nos falta avanzar en la búsqueda de datos.

 

¿Qué implicancia tienen las diferencias del virus tal como se lo observó en China y el del resto del mundo?

 

Parece haber distintos tipos. El Covid-19 realmente del tipo A se informó inicialmente en Wuhan, China. Es el tipo predominante en EE.UU. También en Australia.

 

El tipo B es el que actualmente prevalece en Wuhan y Asia Oriental, mientras que el tipo C en realidad se extendió a Europa y Asia a través de Singapur. Lo que también muestra una mutación continua de este virus Covid-19.

 

Como la situación se convirtió en una pandemia, aún nos hace falta un análisis más profundo para descubrir las diferencias y los números de esos tipos específicos. Y también para determinar si las diferencias son realmente importantes, sobre todo en los efectos sobre las personas.

 

“La capacidad de hacer tests nos permitió tomar decisiones rápidas y aislar a los contactos.”

 

En muchos países se ingresa a la etapa invernal en la que las enfermedades virales y respiratorias se incrementan, ¿cómo cree que se debería actuar al tener estas circulaciones simultáneas según lo vivido en los países de la región?

 

Es probable que los patógenos virales aumenten durante el período de invierno. Uno de los principales patógenos invernales es la influenza estacional. Y también hay patógenos respiratorios.

 

Se deberían implementar al menos algunas de las herramientas de vigilancia para diferenciar entre ciertos patógenos respiratorios como la gripe respecto del Covid-19.

 

El KCDC (Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur) incluyó al Covid-19 dentro de los controles de rutina de laboratorio a nivel nacional, para que podamos hacer un diagnóstico diferencial, para encontrar si existe algún tipo de transmisión continua a nivel comunal.

 

También lo sumamos a la vigilancia en casos de crisis respiratoria grave, en la vigilancia de la casuística en hospitales. La razón por la que la incluimos es evitar confusiones a la hora de establecer diagnósticos, tratamientos y detectar problemas graves respiratorios.

 

Esta es una recomendación especial que hacemos como gobierno desde nuestro enfoque: incluir la detección del Covid-19 en los análisis de rutina. Y también es la razón por la que promovemos el distanciamiento social cotidiano.

 

Lo hacemos por lo que dije anteriormente acerca de que el Covid es un problema de largo plazo y que estará entre nosotros durante mucho tiempo. Las personas deben acostumbrarse a la nueva rutina.

 

Y en este sentido es clave el compromiso cotidiano del distanciamiento. Que la sociedad se comprometa es algo que debe recomendarse. Barbijos: “Los países orientales aceptan con más facilidad el uso de las mascarillas.

 

Hoy sabemos que son un recurso muy importante para que no se propague la enfermedad”.

 

¿En cuánto tiempo tendremos una vacuna?

 

Hay muchas predicciones al respecto. Y nos hacen tener una gran esperanza. Para la vacuna contra Covid-19 hay muchas organizaciones internacionales trabajando, además de instituciones asociadas.

 

Muchos hacen su mejor esfuerzo en términos de desarrollar esta vacuna contra Covid-19. Hay instituciones que afirman que se llegará a tenerla en unos 18 meses. Algunos pronostican que tal vez sea recién en 2021.

 

Estados Unidos ahora dice que la tendrá a fines de 2020. Lo que sabemos es que conseguir la vacuna es algo que lleva mucho tiempo. Tiene procedimientos que requieren un lapso, que son complejos. Una vez que se llegue a la vacuna, también hay que desarrollar el tema de los suministros. De lo que estamos seguros es que todo va tomar algún tiempo.

 

¿Qué efectividad de la vacuna se debe esperar para que el mundo no se exponga a esta misma circunstancia el año próximo?

 

Con una vacuna estaríamos más seguros. Pero no se garantizará una seguridad del cien por ciento. Lo que sabemos del virus surge de los números conocidos. Pero hay muchas regiones del mundo donde está el virus. Se sabe que la incidencia del Covid-19 es 2,5%.

 

Se necesita alrededor del 60% de la población inmunizada para prevenir brotes. Si se desarrolla la vacuna y todos se pueden vacunar, se requieren esos porcentajes de efectividad para que estemos seguros. Pero son simples cálculos matemáticos.

 

Lo que sucederá en la realidad no lo sabemos. Desearía decir que el año que viene no vamos a tener un brote. Pero me temo que será un camino más difícil, aunque se desarrolle una vacuna.

 

Corea del Sur, a pesar de ingresar en la pandemia casi al mismo tiempo, tiene un número de muertos de una magnitud mucho menor que Italia: 250 versus 30.000. Fuera del tema específico del Covid-19, ambos países tienen indicadores generales de salud pública muy similares (como alta sobrevida promedio y baja mortalidad infantil).

 

¿A qué atribuye esta enorme diferencia, que se refleja también en la comparación de todas las potencias occidentales con los países asiáticos más desarrollados?

 

No es muy apropiado comparar diferentes países a partir de estadísticas similares, porque cada país tiene su propia asistencia sanitaria, sus sistemas y características. Pese a que Italia y Corea son similares entre sí en algunas estadísticas, hay mucha diferencia en términos de la estructura de la asistencia médica media.

 

También es muy distinto el entorno social de sistemas. Una de las razones por las que tuvimos éxito en los términos de controlar el Covid-19 se debe a que aprendimos la lección del brote de MERS 2015 y también porque tenemos acceso relativamente bueno al sistema de salud, que cubre a todas las personas.

 

En eso Corea está mejor preparado que otros países. Además, nos orientamos a implementar tres cosas: probar, rastrear e intentar procedimientos, algo que comenzó en aquella experiencia de 2015. En este lapso hicimos muchos ejercicios de simulación para prepararnos para estas enfermedades infecciosas emergentes.

 

También el soporte para el rastreo de los contactos en la calle, el uso de la tarjeta y lo que nos dicen los circuitos cerrados de televisión, del registro de lo que hacen los usuarios. Contamos con el apoyo de la información adicional que nos permite una identificación exacta de los contactos en la calle. También mejoramos en cuanto a las pruebas de laboratorio. “Las cuarentenas solo se aplicaron a personas que estuvieron expuestas a casos  confirmados.”

 

Desde Occidente se sospecha que falta alguna información sobre el Covid-19, por ejemplo es difícil de creer que Malasia tenga solo 150 muertos o Hong Kong solamente cuatro.

 

Es posible que usted no crea en los números de algunos países de la región. Se puede explicar en que cada país tiene sus propias situaciones. Algunos tienen recursos limitados en términos de confirmaciones de laboratorio.

 

Los números de casos confirmados deben interpretarse con mucha precaución porque algunos países no tienen suficientes recursos para realizar la confirmación de laboratorio. Son datos que deben manejarse con precaución. Es una información que debe manejarse con sumo cuidado. Hay que saber con qué recursos cuenta cada país.

 

Muchos de esos números pueden no representar la realidad, especialmente de las naciones en desarrollo. Los números bajos de África no significan que no haya propagación del Covid-19. Son informaciones que deben tomarse con precaución.

 

¿Pueden estar haciéndose de forma distinta las estadísticas?

 

Por ejemplo, tomando muertes por Covid-19 junto con muertes con Covid-19?

 

El criterio para cada país es muy diferente en la realidad. Se basa en las decisiones de sus autoridades de salud pública. No se puede decir que unas son más correctas que otras. Por ejemplo, la definición de caso de Covid-19 en Corea del Sur se cambió, revisó y actualizó continuamente en medio del brote.

 

Partimos de una información limitada sobre el Covid-19 en un comienzo. Cuando contemos con más información y el virus se haya propagado por todo el planeta, deberemos modificar nuestra definición de caso. De momento, es muy común que un país ajuste en medio de la situación, a medida que nos encontremos con nuevos datos. Hay que ser flexible en este sentido.

 

¿Puede además haber alguna diferencia entre Oriente y Occidente relacionada con la dieta, la obesidad, la hipertensión arterial o la diabetes que haga más mortal el Covid-19 en Occidente?

 

Incide claramente en muchas afecciones crónicas como enfermedades cardiovasculares o cáncer. Y son uno de los principales factores de riesgo para el Covid-19.

 

Pero aun en medio de esta enfermedad pandémica no he visto ningún tipo de informe científico o artículos que muestren la diferencia entre Oriente y Occidente en función de eso, sobre las condiciones subyacentes.

 

Es posible que necesitemos más tiempo para ver si hay algún tipo de diferencia promedio entre las personas de Oriente y las de Occidente como para percibir preexistencias determinantes. Nos falta tiempo e investigación para esto. “Aun una vacuna no garantizará 100% de seguridad frente al Covid-19. El virus muta continuamente.”  

 

¿Qué influencia tiene el tráfico aéreo internacional en el problema y la coordinación compartida con los países vecinos?

 

El tráfico internacional se ha mejorado continuamente. Hoy en día, los países están mucho más interconectados entre sí. Las enfermedades infecciosas también pueden propagarse de un país a otro, de un continente a otro. Es algo que sucede todo el tiempo, y el Covid-19 es un muy buen ejemplo.

 

La mayoría de los casos importados de Corea del Sur llegaron por avión. Compartir este tipo de informaciones es esencial. El KCDC comparte permanentemente los casos confirmados de ciudadanos extranjeros. También informa con quién compartieron sus vuelos a otros países.

 

Nos interesa que se cumplan las medidas de salud pública necesarias para esos contactos: su monitoreo o la cuarentena domiciliaria, lo que sea necesario. En esto también es básica la colaboración.

 

Es clave el intercambio de información entre los países. Las autoridades de salud pública tienen las mismas preguntas en términos de implementación de medidas.

 

A su vez, cada una tiene sus propias preocupaciones. Necesitamos que circule una información basada en evidencia, que se compartan documentos. Covid-19 es una nueva enfermedad emergente, ningún país tenía una buena experiencia en términos de control.

 

Por eso tuvimos que confiar. Contamos solo con información limitada. Pero ahora todos los países tienen más experiencia sobre cómo controlar este brote. Los canales bilaterales y a nivel internacional tienen un punto focal de regulación.

 

Entonces estamos tratando de fortalecer este tipo de colaboración entre países. Es la única forma en que podremos tener éxito en términos de la lucha contra esta enfermedad pandémica.

 

En los últimos 17 años hemos tenido muchos Covid que vinieron de animales a humanos. Las condiciones para su nacimiento y proliferación están desde hace mucho tiempo. ¿Por qué aparecen estos tipos de pandemias?

 

El coronavirus está desde siempre en nuestro derredor, en realidad. Pero aún hay controversias sobre el origen del Covid-19. Algunos dicen que se originó del murciélago y otros que se escapó de uno de los laboratorios más importante.

 

Lo cierto es que estamos en sociedades más desarrolladas y la interacción entre animales y humanos es cada vez más frecuente. Es un tráfico cada vez más intenso. Asimismo hay más leyes y planificación.

 

Pero también es cierto que estamos en una exposición mayor, hay una mayor interfaz de contacto. Así aumenta la probabilidad de desarrollo y la aparición de este tipo de patógenos. Quizás no pudimos detectar este tipo de situaciones antes debido a la falta de capacidad de laboratorio y buenos sistemas de diagnóstico.

 

Hay también una evolución en los países, hay mayor desarrollo. Y eso incide en la aparición de enfermedades emergentes. No tengo una respuesta concreta a su pregunta, pero creo que tenemos una exposición mayor a los animales en la actualidad.

 

La última pregunta, doctor Kim, y gracias por su tiempo: en la película ganadora del Oscar “Parasite”, de Bong Joon-ho, se mostró una gran diferencia entre las clases económicas. ¿Cómo se resolvió el problema con la gente de clase económica baja y la clase económica alta respecto del coronavirus. ¿Hay alguna diferencia en las infecciones o en las pruebas entre las diferentes clases sociales?

 

Lo que muestra Parasite es algo dramático: la diferencia de clase social basada en sus situaciones económicas. Corea del Sur provee un seguro de salud obligatorio para toda la población, para aquellos que no ganan suficiente dinero tener asistencia sin este apoyo.

 

También estaban completamente apoyados por el gobierno. En una sociedad democrática todos deberían tener posibilidad de elegir, pero no es así. Y para eso existe ese seguro de salud.

 

Lo digo yo que trabajo en la gestión pública. Toda vida humana es algo precioso. Y el Covid-19 no diferencia entre clase alta o baja, entre alguien que gana mucho dinero y alguien que gana menos. No hay diferencia. Y para eso debe estar el Estado.

Jorge Fontevecchia

 

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que el vínculo que mantiene con Cristina Fernández de Kirchner es "perfecto" y valoró su aporte a la gestión de gobierno al destacar sus "ochos años de experiencia" como jefa del Estado.

"La escucho con mucha atención porque ella tiene mucho para aportar. Tiene ocho años de experiencia en el lugar donde yo tengo cuatro meses", dijo el mandatario en una entrevista de una hora que concedió a FM Futurock.

En ese marco, el Presidente expresó que su "vínculo con Cristina es perfecto" y que cuando se reúnen "periódicamente es para repasar cómo funciona el Gobierno", en referencia al encuentro que mantuvieron esta semana en la residencia de Olivos.

En el extenso diálogo, Fernández contó que "un día nos dimos cuenta de que nuestro distanciamiento solo había generado que (Mauricio) Macri fuera presidente” y sostuvo que se ha reencontrado "como amigo" con la Vicepresidenta, y destacó: "Trabajamos como equipo realmente muy bien".

"La verdad es que los dos sentimos que no podíamos dejar que eso volviera a pasar", dijo sobre las diferencias del pasado y recordó que Cristina "con una gran generosidad y nobleza, propuso una fórmula que ella secundaba".

Respecto de las designaciones para los cargos en el Gobierno, el Presidente dijo que le impresiona que cuando nombra a un funcionario "empiezan todos a preocuparse de dónde viene" y sostuvo que tanto la Vicepresidenta como él buscan los funcionarios "en los mismos lugares, porque es la gente que trabajó toda su vida" con ellos.

Cuando se designa un nuevo funcionario, "empiezan a ver si es de La Cámpora, si es albertista. Imagínense una palangana de funcionarios donde nosotros los vamos a buscar. Vamos a la misma palangana, con Cristina, abrevamos en la misma fuente", aseveró.

Finalmente, Fernández tomó como ejemplo el caso de Fernanda Raverta, flamante titular en la Anses: "La quise traer desde el comienzo de mi gobierno, la conozco muchísimo, y Axel (Kicillof) me pidió que no lo hiciera porque la necesitaba para su gabinete".


 

Se confirman los anticipos de LPO: La cuarentena sigue hasta el 24 de mayo, autorizan salidas con niños y abren más comercios.

Alberto Fernández reflotó su alianza con Horacio Rodríguez Larreta este viernes durante el anuncio de la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo.

El presidente y el jefe de gobierno porteño vienen trabajando en conjunto desde que inició la cuarentena, en una sintonía jamás vista entre un dirigente del PRO y un peronista. Sin embargo, habían tenido una serie de desavenencias en las últimas semanas.

Larreta había rechazado las salidas recreativas que el presidente anunció la última vez que había extendido la cuarentena, en el primer cortocircuito entre ambos. Luego de ese episodio, el Frente de Todos se negó a tratar la Emergencia económica que mandó Larreta a la Legislatura, en la misma semana en la que Cristina Kirchner embistió contra el Fiscal General de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques.

Pero este viernes Alberto destacó la figura de Larreta aún más que a Axel Kicillof, con quienes compartió la conferencia de prensa.

"Quienes están a mi lado piensan lo mismo que yo", dijo el presidente y tomó por los brazos a ambos mandatarios. Luego elogió el plan de adultos mayores que tiene el jefe de gobierno, que como adelantó este medio el Gobierno nacional tomó prestado.

El presidente destacó el trabajo de Larreta y le pegó al ala dura del PRO, que está detrás de los cacerolazos contra el Gobierno que se repitieron en los últimos días. "Tengo la suerte de gobernar con gobernadores a los que valoro mucho en esos trabajos. Y hay otros que en Twitter provocan descalabros en la gente", disparó.

Para pegarle a la oposición, Fernández puso como ejemplo los sistemas desarrollados por Suecia y Noruega en la lucha contra el coronavirus y advirtió que, de haber flexibilizado la cuarentena como hizo el gobierno sueco, Argentina hubiera tenido hoy 13.900 muertos, en proporción con cantidad de habitantes.

En ese contexto pidió a quienes "son atrapados por la ansiedad en abrir la economía" que hagan este tipo de reflexiones e insistió con que su gobierno seguirá priorizando "el cuidado de la salud de los argentinos".

Alberto anunció que el área metropolitana seguirá en la fase 3 de la cuarentena, y que el resto del país pasará a la fase 4, que es la anteúltima y se titula "reapertura progresiva". "Sigue todo igual en la ciiudad de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires", explicó. Sin embargo, en los hechos eso no será así: como anticipó LPO, se autorizarán las salidas con niños durante los fines de semana y se abrirán más comercios.

En ese sentido Larreta, que habló después que Alberto, dijo que "en esta nueva etapa de la cuarentena" le propondrán al Poder Ejecutivo "sumar algunas actividades, con los mismos cuidados y pautas" que se han respetado hasta ahora y "en forma gradual".

Esa propuesta, adelantó, la dará a conocer mañana a la mañana en el marco de una conferencia de prensa, en la que brindará los detalles, y la presentará al Poder Ejecutivo Nacional el lunes.

Pero, citó algunos casos como "apertura de comercios a las 11 de la mañana" para evitar el transporte en horarios pico y que las salidas sean de proximidad, es decir que la gente se dirija caminando a los locales cercanos y no para "ir a la otra punta de la ciudad a comprar algo".

En cuanto al transporte, dijo se mantendrán estrictos para conservar los niveles actuales, teniendo en cuenta que "todos viajen sentados". Según insistió, el criterio de la apertura de estas actividades será "gradual", para que no aumente el nivel de contagios, y advirtió que estarán "atentos" al "cumplimiento de la gente", porque de lo contrario, "se volverá atrás".

También habló de "ampliación de veredas y corte de calles" (un total de 100) para poder "adecuar zonas de la ciudad" a la apertura de comercios, para poder seguir cumpliendo con el "distanciamiento" en lugares en los que se forman colas.

Kicillof, por su parte, dijo que serán elevadas a la Nación propuestas para la apertura de "ramas de la producción" para evitar "problemas de desabastecimiento", pero luego de que sean aprobados protocolos de seguridad y que se garantice que la industria "provea su propio transporte" de los productos.


 

Las oficinas de ANSES están cerradas, pero internamente sigue habiendo movimientos. Nombrarán a cerca de 400 gerentes y jefes en todo el país. En Mendoza serían 13.

La crisis generada por la pandemia hizo que creciera la demanda de ayuda social y la ANSES es clave en ese esquema, pues a través de ese organismo se canalizan las líneas de asistencia. Sin embargo hay un problema logístico: las oficinas están cerradas y solo se atiende vía online. Ese tope generó un problema para muchos jubilados y destinatarios de ayuda social para resolver los inconvenientes.

Sin embargo la propia ANSES siguió moviéndose internamente y desde el Gobierno nacional comenzaron a agilizar los nombramientos en cargos jerárquicos. Se trata de cerca de 400 gerentes y jefes que son ubicados en todo el país.

En Mendoza son 13 los gerentes y encargados de las “UDAI” que serán repuestos. Se trata de cargos que quedaron vacantes en el cambio de gobierno y ahora serán ocupados. El contexto no ayuda.

En Mendoza los sectores cercanos a La Cámpora son quienes pican en punta para ocupar esos cargos. De hecho el jefe de la ANSES local, Carlos Gallo, es un referente de esa agrupación. Pero hay otros que ahora “adhieren” a ese sector pero tienen un origen distinto.

Es lo que ocurre con la flamante titular de la UDAI de Las Heras, Adriana Cano, quien es del PJ tradicional y cercana a Carlos Ciurca. En San Martín quien estará a cargo de la ANSES será Sebastián Facello, también de La Cámpora.

Pero hay otro actor importante. El gremio Secasfi, el de mayor poder dentro de la ANSES y aliado del Gobierno. Ese gremio es parte de la toma de decisiones; tanto en el nombramiento de personal jerárquico como en lo referente a la atención al público.

Por eso se negocia si pueden o no abrir las oficinas durante la pandemia y si se puede ejecutar otra medida de atención al público. La semana pasada se destrabó la atención telefónica a través del número 130, pero aseguran que es insuficiente por la enorme demanda. Es que a las prestaciones tradicionales se le sumaron otras como el Ingreso Familiar de Emergencia y los bonos extra.

La ANSES es un organismo clave en la vida cotidiana de todos los argentinos porque administra los fondos de la seguridad social y por allí se canaliza la ayuda. También es un eje político fundamental porque tiene una capilaridad territorial enorme.

El lugar también ha sido un botín político. Antes de dejar la presidencia, Mauricio Macri nombró en planta permanente a decenas de gerentes. La resolución fue revertida por el actual titular de la ANSES, Alejandro Vanoli. Pero ahora esos lugares serán ocupados por referentes del oficialismo.

Fuente:www.mdzonline.com.ar 

 

La gente camina por el barrio "Villa 31" durante un cierre ordenado por el gobierno para frenar la propagación del nuevo coronavirus en Buenos Aires, Argentina, el miércoles 6 de mayo de 2020.

Según datos oficiales, la cantidad de casos confirmados de COVID-19 En este barrio pobre han aumentado la semana pasada, poniendo a las autoridades en alerta máxima.

De acuerdo con el parte que envía cada noche el Ministerio de Salud hoy fueron confirmados 188 nuevos casos de COVID-19. Con estos registros, suman 5.208 positivos en el país con 273 fallecidos.

Del total de esos casos, 928 (17,8%) son importados, 2.291 (44%) son contactos estrechos de casos confirmados, 1.508 (29%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Se registraron 9 nuevas muertes. Seis hombres, tres de 65, 60 y 89 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; otro de 91 años, residente en la provincia de Río Negro; y otro de 61 años, residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); y tres mujeres, dos de 91 y 80 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; y otra de 69 años, residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

Detalle por provincia (Nº de confirmados | Nº de acumulados)*:

Buenos Aires 63 | 1874

Ciudad de Buenos Aires 102 | 1506

Catamarca 0 | 0

Chaco 8 | 366

Chubut 0 | 4

Córdoba 5 | 316

Corrientes 3 | 51

Entre Ríos 0 | 28

Formosa 0 | 0

Jujuy 0 | 5

La Pampa 0 | 5

La Rioja 1 | 57

Mendoza 0 | 85

Misiones 0 | 25

Neuquén 0 | 110

Río Negro 6 | 265

Salta 0 | 4

San Juan 0 | 2

San Luis 0 | 11

Santa Cruz 0 | 49

Santa Fe 0 | 244

Santiago del Estero 0 | 15

Tierra del Fuego 0 | 145**

Tucumán 0 | 41


 

Este miércoles el CEO de la compañía, Pablo Ceriani, encabezó una reunión virtual con los directivos en la que se anunció que este año deberá completarse la fusión de Aerolíneas y Austral.

La cúpula de Aerolíneas Argentinas realizó este miércoles un crudo diagnóstico sobre la realidad de la compañía estatal, que hace años viene arrastrando un déficit de varios cientos de millones de dólares, insostenible en la actual recesión de la Argentina, agravada por el impacto de la cuarentena que golpea especialmente a las compañías aéreas.

El CEO de la compañía estatal, Pablo Ceriani, encabezó la reunión del personal jerárquico de Aerolíneas y Austral, con la participación de más de 150 personas. El encuentro que normalmente se realiza en la sede de Aeroparque pasó a ser virtual y en él las autoridades explicaron que mantener a Aerolíneas y Austral como dos compañías diferentes es una ficción que genera por la duplicación de estructuras, altísimos costos imposibles de seguir financiando.

En el encuentro se desarrolló el anuncio de este martes sobre la fusión de ambas compañías con lo que esperan ahorrar hasta 100 millones de dólares en el primer año. La intención es que para comienzos de 2021 esté concretado el proceso.

"Necesitamos adaptarnos a los tiempos que corren, para continuar brindando un servicio de calidad y seguir conectando a millones de argentinos y argentinas", se comentó en la reunión virtual.

"Tenemos que operar como una sola compañía, que es lo que somos. El Estado no puede financiar más esta irracionalidad", agregaron.

No podemos sostener improductividades que la única razón que tiene es evitar conflictos. Tenemos que resolver los conflictos. Es un imperativo moral que resolvamos definitivamente este tipo de cosas.

Hasta el momento, la fusión de ambas empresas estuvo frenada por los potenciales conflictos laborales principalmente. “No podemos sostener improductividades que la única razón que tiene es evitar conflictos. Tenemos que resolver los conflictos. Es un imperativo moral que resolvamos definitivamente este tipo de cosas", aseguraron entre los jerárquicos.

La visión planteada, dijo una fuente de la compañía a LPO, es que las empresas aéreas en todo el mundo venían avanzando por un camino de concentración para generar economías de escala y ser más competitivas. Ese fue el caso, por ejemplo de Latam, la fusión de la chilena Lan y la brasileña Tam.

Pero ahora, con el cierre de los aeropuertos muchas empresas van rumbo a la quiebra y, en este sentido, no hacer un cambio para ganar eficiencia y competitividad es seguir por el camino de la disolución tanto de Aerolíneas como de Austral. Por eso, para la conducción de Aerolíneas se enfrenta una situación límite que exige unificar las empresas de vuelos de cabotaje y de vuelos internacionales.

Tenemos que ser líderes en la región o no existir. El crecimiento tiene que ser real, sustentable, justificable y rentable.

"Tenemos que ser líderes en la región o no existir. El crecimiento tiene que ser real, sustentable, justificable y rentable. Para eso tenemos que ser más productivos", se dijo en el chat.

"La industria se está concentrando, todas las compañías lo están haciendo. Tenemos que ir hacia la unificación de Aerolíneas Argentinas y Austral", agregaron y pusieron como fecha límite para tener completado el proceso de fusión el 1 de enero de 2021.

"Estamos en una situación probablemente de las más complicadas de la compañía. Tenemos que adoptar este plan de trabajo para llevar adelante un plan que nos permita subsistir, crecer y sobrevivir.", se comentó.

Como parte del nuevo plan de negocios para aumentar la facturación, la empresa que resulte de la fusión de Aerolíneas y Austral decidió crear dos nuevas unidades, la de servicio de mantenimiento de aviones para terceros y la unidad de negocios de cargas producto de la experiencia recientemente adquirida por los "fletes" a Shangai en busca de medicamentos e insumos médicos.


 

El titular del gremio de tabacaleros, Raúl Quiñónez, advirtió hoy que las empresas del sector “ya se han consumido el stock” para la venta de cigarrillos en todo el país y pidió la intervención del Gobierno para “flexibilizar la actividad en defensa de puestos de trabajo”.

 

Desde la industria tabacalera explicaron que la falta de cigarrillos se debe a que las empresas no producen desde el 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentena. “Hasta ahora se vino distribuyendo lo que estaba estoqueado, pero las firmas ya no cuentan con stock y tampoco queda producto en la calle”, indicaron fuentes del sector.

“Desde el comienzo la cuarentena, ya se consumieron los 15 días de stock de cigarrillos que tenían las empresas y durante la semana faltará el producto en todo el país”, dijo Quiñónez.

 

En declaraciones a El Destape Radio, el dirigente informó que en la producción tabacalera argentina se emplea a “más de 10.000 trabajadores en forma directa, además de los de logística y quienes están alrededor de una fábrica de cigarrillos”.

 

“Nobleza Picardo está importando de Chile y Massalin, de Brasil, algo que preocupa mucho porque lo que está en juego son las fuentes de trabajo, por lo que hay que flexibilizar la actividad”, agregó.

 

Quiñónez mencionó que “los sindicatos y los industriales hicieron un protocolo para garantizar la salud de los trabajadores y se puede trabajar con todos los cuidados frente a la pandemia”.

“Hoy la producción nacional ya llegó a su fin y las multinacionales buscan importar para evitar el desabastecimiento, pero aunque intenten traer cigarrillos de Brasil y Chile, hay 8 millones de fumadores y más de 5 millones no van a conseguir el producto en los próximos días”, explicó.

Por último, Quiñónez remarcó que el gremio “está alineado con las políticas oficiales porque la cuarentena es la única vacuna contra el coronavirus, pero se necesita flexibilizar la actividad en defensa de los puestos de trabajo”.

En tanto, desde el sindicato ayer difundieron un comunicado en este sentido y había expresado también su “preocupación por el desfinanciamiento de las obras sociales”.

Se disparó venta ilegal

En tanto, el secretario general de la Federación de Obreros de la Industria del Tabaco, Juan Martini, denunció “la creciente venta de cigarrillos truchos”.

Martini señaló su “preocupación” porque al no funcionar las líneas de producción “es ya evidente la ausencia de cigarrillos en los kioscos de distribución y es del mismo modo inocultable el crecimiento de los cigarrillos truchos”.

“Si las fábricas no producen es imposible abastecer el mercado. Ya es evidente esa realidad por la ausencia de stock de las empresas, lo que pone en riesgo las fuentes laborales. En los últimos meses hubo casi mil cesantías”, enfatizó.

Para el dirigente sindical, esa situación genera “pérdidas económicas millonarias” para el Estado por “la no recaudación de impuestos al tabaco, ya que el 80% del valor de cada paquete del producto es impuesto”, puntualizó.

Las dos grandes empresas industriales en el país son Massalin Particulares y British American Tobacco, que emplean a casi un millar de trabajadores y fabrican más de 1.500 millones de atados por año.

Fuente: www.eleconomista.com.ar

 

El jefe de Gobierno porteño presentó en Casa Rosada un plan para habilitar comercios, construcción privada y take away. Cafiero le llevó la propuesta al Presidente.

Tras recibir a Horacio Rodríguez Larreta en Casa Rosada, Santiago Cafiero se trasladó hasta la quinta de Olivos para analizar junto al presidente Alberto Fernández el plan de paulatina apertura de actividades en la Ciudad de Buenos Aires a partir del lunes.

La propuesta incluye un sistema de horarios con ingresos escalonados a la Ciudad que permitan el regreso de la construcción privada, el sistema take away en locales gastronómicos y el funcionamiento de determinados comercios que no generen congestión de público. No volverán, por ahora, las salidas recreativas ni shoppings, servicio doméstico, industria del entretenimiento ni restaurantes para permanecer dentro de los locales.

"Por ahora no hay consenso. Cafiero le llevó la propuesta al Presidente en Olivos y lo más probable es que lo definan Larreta y Kicillof mano a mano en Olivos antes del fin de semana", explicaron desde Casa Rosada al término del encuentro en el que participaron el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof -a través de una videollamada-, Eduardo "Wado" de Pedo y Vilma Ibarra. La intención es acordar un plan para toda la región metropolitana AMBA que supera el límite de más de 500.000 habitantes que permite flexibilizar el aislamiento obligatorio de acuerdo al último DNU del Poder Ejecutivo Nacional.

“La Ciudad de Buenos Aires va a proponer mantener la cuarentena estricta con una paulatina apertura regida por protocolos ya que los números de la última semana reflejan una cierta estabilidad de la curva, de forma errática, pero pareja al fin”, informaron a Ámbito desde el gobierno de la Ciudad. El encuentro entre Larreta y el ministro del Interior se produjo después de una ronda de interconsultas que también incluyó a la provincia de Buenos Aires, jurisdicciones con las que se buscará consensuar la medida.

De acuerdo al plan, que el jefe del gobierno porteño, junto a su ministro de Salud Fernán Quirós, llevó a la Casa Rosada, la apertura en la Capital Federal va a estar sujeta de manera excluyente a dos comportamientos que se evaluarán de manera rigurosa día a día:

El comportamiento social deberá ser responsable y adecuarse a los protocolos y al distanciamiento social.

La evolución de la curva de contagios. Ante el más mínimo dato de que despega, se dejará sin efecto la apertura y se regresará a la cuarentena total.

Además, Larreta expuso ante el jefe de Gabinete y el ministro del Interior los cinco ejes que están trabajando para mantener controlada la evolución de la pandemia en la Ciudad. Por eso el gobierno porteño mantendrá el foco epidemiológico en preservar a los adultos mayores ya que la evidencia demuestra que son el mayor grupo de riesgo.

Habrá una estrategia diferenciada de cuidado de los geriátricos así como en barrios vulnerables donde el distanciamiento social es más complejo de llevar adelante, el cuidado de los trabajadores de la salud y el fortalecimiento del sistema sanitario (camas, insumos, etc).

Los rubros y actividades que se están tomando en cuenta y analizando flexibilizar son algunos comercios, take away –para retirar comida de los locales gastronómicos- y construcción de obras privadas siempre y cuando se defina un escalonamiento horario a partir de las 6 de la mañana que evite la saturación del transporte público para el ingreso de estos trabajadores. Todas estas medidas se aplicarán en caso de que se logre consenso con la Nación y la provincia de Buenos Aires.

El principal punto de debate entre la Ciudad y la Nación es la habilitación de franjas de horarios o atención permanente. Mientras en el gobierno porteño se inclinan por la reapertura de comercios con horario reducido, desde la Casa Rosada sugieren ampliar la atención para no generar congestión de público en esas franjas horarias. Entre los comercios que podrían volver a funcionar están tintorerías, concesionarios de autos, locales de tecnología, viveros, y librerías.

Ezequiel Rudman

 

La secretaria se refirió al dispositivo "Detectar" lanzado para buscar casos de coronavirus en barrios populares del Área Metropolitana de Buenos Aires.

En los operativos realizados en el barrio Mugica (ex villa 31) de la Ciudad y en el barrio La Paz de Quilmes se tomaron 48 muestras de vecinos, nueve de ellas arrojaron resultado positivo, siete negativos y hoy se conocerán las restantes.

Respecto de la situación en el barrio Mugica, "se relevaron 158 hogares, iniciando con los contactos estrechos de los casos que teníamos identificados, se entrevistó a 496 personas, de las cuales 38 reunían las condiciones de casos sospechoso".

"Se realizaron 38 hisopados y, en el día de ayer, el Malbrán procesó 16, de los cuales nueve fueron positivos y esta mañana se terminan de realizar los restantes 23".

En Quilmes se realizó el hisopado a 10 personas, cuyo análisis está realizando la Universidad Nacional de Quilmes.

"El objetivo es poder implementar acciones intensificadas de detección precoz, prestarles cuidados y minimizar la transmisión a través del aislamiento y el seguimiento de los contactos de esos casos", agregó Vizzotti.

Los números

Por su parte, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, confirmó que asciende a 5.020 el número de infectados reportados de los cuales 264 fallecieron.

La tasa de las muertes sobre la cantidad de infectados se encuentra en 5,3 y es de 5,8 si se calculan los fallecimientos cada millón de habitantes.

De ese total de reportados 927 (18,5%) son importados, 2.207 (43,9%) son contactos estrechos de casos confirmados, 1.445 (28,8%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica. El total de altas es de 1.524 personas y 3.232 se encuentran cursando la enfermedad.

Ayer fueron realizadas 2.597 nuevas muestras para su análisis: desde el inicio del brote se llevaron adelante 72.315 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 1.593,7 muestras por millón de habitantes.

Asimismo, Vizzotti destacó que se trata de una situación dinámica en torno a los municipios que se van sumando a la transmisión comunitaria y quienes, por haber controlado la situación, pueden retirarse de ese grupo, tal el caso de la situación de Rafaela en la provincia de Santa Fe.


 

El ex embajador de Macri en China se despachó contra el ex jefe de gabinete en un zoom.

Diego Guelar, ex embajador del gobierno de Mauricio Macri en China, dijo que "Marquitos" Peña "creía que la Argentina se dividía entre negritos y blanquitos".

Guelar describió como "un pibe moderno pero con ideas antiguas" al ex jefe de gabinete, el funcionario más poderoso que tuvo Macri, en una charla por zoom titulada "El mundo después del Covid-19" organizada por Usina Desarrollista, el think tank del MID que preside Juan Pablo Carrique.

"El último mejor equipo de gobierno que tuvo la Argentina fue el de Frondizi", aseguró Guelar y de este modo ninguneó al propio Macri, que cuando presentó a su gabinete en diciembre de 2015 dijo que era "el mejor equipo de los últimos 50 años".

También cuestionó al gobierno de Alberto Fernández y calificó como "un grave error la decisión de no ser parte de las negociaciones de nuevos mercados en el Mercosur".

"Necesitamos la unión nacional para tener credibilidad internacional, Frondizi en su época lo logró", dijo Guelar. El ex embajador aclaró que no cree que Fernández pueda convocar a la unidad nacional, aunque señaló que Macri tampoco hubiera podido porque "no lo hubieran dejado", en alusión a Peña.


Página 10 de 33

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…