Información General

Información General (785)


Lunes, 09 Septiembre 2019 00:00

Grabois, la sal en la tierra

Escrito por

 

No hay ningún caso en la historia de una reforma agraria basada en expropiación que haya tenido éxito.

Grabois, versión de tradicional político piquetero pero pulido y plastificado para consumo mediático, se despachó la semana pasada con una idea beligerante.

 

El inefable gerenciador de planes sociales Juan Grabois, versión de tradicional político piquetero pero pulido y plastificado para consumo mediático, se despachó esta semana con una idea beligerante:

Propuso una Reforma Agraria, que no es ni más ni menos que expropiar y luego discrecionalmente entregar tierras según la evaluación y parecer del encargado de la repartija. Grabois viene administrando planes y subsidios estatales hace ya un tiempo de suerte tal que las mieles de la caridad con dinero ajeno no le son esquivas.

A esta altura deberíamos preguntarle a Grabois cuál es la fórmula para determinar cuál es la distribución óptima de tierras. Los beneficiarios pueden venderlas, y alquilarlas? Qué pasa si quieren las tierras pero no trabajarlas? Cómo llevaríamos a las personas que están concentradas en los centros urbanos hacia las tierras que Grabois les va a regalar, a la fuerza? Esas tierras se heredarían? Se podrán acumular las herencias o si se pasan del límite vuelven a Grabois?

Regalar bienes a las personas se constituye en el deleite de todo político, puesto que es la mejor manera de decirle a la gente que sus problemas y necesidades requieren la intervención bondadosa del Estado paternalista.

En efecto, lo que Grabois propuso, como si la historia del Siglo XX no hubiera ocurrido y las reformas agrarias no hubieran dejado en ese siglo millones de muertos, es la distribución de tierras, idea electoralmente rentable, basada en los principios básicos de que la propiedad privada es una sugerencia y no un derecho..

LA HISTORIA ENSEÑA

Para explicar de qué demonios habla el señor Grabois lo más piola sería tomarnos una cápsula del tiempo y viajar a aquellos lugares y momentos en los que esta idea tan novedosa se implementó:

A partir de 1927 Stalin llevó a cabo una colectivización en el sector agrícola de la Unión Soviética. El objetivo era hacer que las tierras y la mano de obra pasaran a granjas colectivas llamadas koljoses. Los campesinos no recibían ningún salario, más bien se les dejaba un pedacito de lo que producían para cubrir sus necesidades.

El objetivo de Stalin con la colectivización era aumentar la producción de alimentos, ya que el proceso de industrialización implicaba una mayor demanda. Stalin bautizo este proceso como “El año de la Gran Ruptura” y lo pensó como un hito de propaganda soviético: comunidades de campesinos trabajando juntos en un ambiente de felicidad y armonía para el beneficio del Estado, pero… (chan chan) la confiscación forzada llevó a que hubiera motines entre los campesinos que el gobierno soviético reprimió sanguinariamente. Entre 1932 y 1933 hubo una gran hambruna que acabó con la vida de ocho millones de personas.

En China, Mao Zedong haciendo gala nuevamente de la peculiar debilidad del comunismo por las metáforas bautizó con el nombre de “El Gran Salto Adelante” una serie de medidas de planificación estatal entre las cuales se encontraba una reforma del sistema rural. Cuál era el método? La colectivización de la tierra y organización comunal de los campesinos. El infierno provocado en la economía por esa colectivización forzosa e irracional causó la mayor hambruna de la que la humanidad tenga registro: 45 millones de muertos.

Otro premio a la barbarie y el sinsentido se lleva Zimbabwe cuando hacia el año 2000 el dictador recientemente fallecido Robert Mugabe comenzó a confiscar las tierras agrícolas. Gracias a la reforma de Mugabe la inversión extranjera directa cayó a 0 (nada, para que se entienda bien) un año después en 2001 y la tasa de riesgo para la inversión se disparó. Como el gobierno no respetaba la propiedad, la tierra comercial agrícola perdió tres cuartas partes de su precio, el sistema financiero, bancario colapsó y Zimbabwe sufrió una hambruna brutal en los albores del siglo XXI.

El caso de Chile largó hacia 1962, con una reforma limitaba la propiedad de tierras a un máximo de 80 hectáreas y culminó en 1973 con un balance lapidario: 10 millones de hectáreas, o sea, casi la totalidad de los terrenos con aptitud agrícola de Chile, expropiados a un costo para el Estado de 40 mil millones de dólares, cifra a la cual se debe agregar la pérdida patrimonial de los agricultores despojados, otros 60 mil millones de dólares.

La producción agrícola chilena cayó estrepitosamente contagiando al área industrial y contribuyendo decisivamente a paralizar la economía. Debido a esta forzosa reestructuración el gobierno comenzó a fijar los precios y estatizar la comercialización de los productos lo que llevó a Chile a la obligación de importar alimentos a fines de 1973.

El Salvador realizó una reforma agraria en 1980 que colapsó inmediatamente la producción agrícola que cayó 23% en términos reales. Y siguen los éxitos...

No hay ningún caso en la historia de una reforma agraria basada en expropiación que haya tenido éxito. Para los que quieran ampliar esta información, el libro The Peasant betrayed: (el campesino traicionado) agriculture and land reform in The Third World (Oelgeschlager Gunn & Hain, 1987) compila estudios de 16 países en los que la reforma agraria se ha utilizado para explotar a los campesinos. La falta de titularidad de la tierra, la burocracia gubernamental, la precariedad tecnológica y el clientelismo que retiene el control sobre la fijación de precios y extrae recursos de los productores para trasladarlos al gobierno la vuelven una experiencia una y otra vez fallida.

Para que la agricultura prospere se le debe garantizar el derecho de propiedad, alentando mayores inversiones a largo plazo y la investigación y aplicación de las últimas tecnologías. La redistribución de tierras de una reforma agrícola lleva irremediablemente a lo contrario. El irracional límite a la extensión de las propiedades que sugiere Grabois en su Reforma Agraria desincentiva la producción porque vuelve irrecuperables las grandes inversiones que son necesarias para elevar la productividad de la tierra, industrializar los productos agrícolas y establecer cadenas de comercialización viables.

Cualquier reforma que se base en la coerción contra las personas va a medrar su voluntad y capacidad creativa. Tanto el socialismo, como cualquier sistema colectivista como las doctrinas sociales de siglos pasados de corte intervencionista, se basan en la coerción.

Son sencillamente impracticables. Fracasaron y lo seguirán haciendo porque planificar los procesos sociales de forma maniquea y forzada anula cualquier posibilidad de crecimiento y progreso: va contra la idea de superación y elimina el motor de la creación. Cualquier propuesta que prive a los individuos de sus libertades con el supuesto objetivo de protegerlos desde un poder central es un proyecto perverso, que, afortunadamente, jamás va a funcionar.

Grabois y quienes secundan estas ideas trasnochadas son la sal que impide la producción de la tierra, son la tierra arrasada, son la multiplicación de la pobreza y el gerenciamiento de la miseria dependiente. Pero eso a él no le molesta, de hecho su vertiginosa carrera se ha basado en el crecimiento de esa dependencia.

Karina Mariani

 

 

El líder de la CTEP desoyó las críticas y se metió en la campaña bonaerense con un acto en Avellaneda junto a 200 militantes.

Axel Kicillof debió salir a aclarar que no piensa en una reforma agraria para la provincia de Buenos Aires, en medio del profundo malestar que generó la propuesta de Juan Grabois en el kirchnerismo.

Como contó LPO, el líder de la CTEP sorprendió incluso a los propios al asegurar que llevará la propuesta para que sea tenida en cuenta en un eventual gobierno peronista. Sus declaraciones generaron bronca en la interna, donde creen que Grabois intenta erigirse en una suerte de comisario político del Frente de Todos, en contra del esfuerzo de moderación y giro al centro que está llevando Alberto Fernández.

"Uno de los principales acuerdos entre La Cámpora, los intendentes y Sergio Massa es el rechazo a Grabois", ironizó un intendente de la tercera sección en diálogo con LPO, en una declaración que da cuenta del malestar en el dispositivo del Frente de Todos hacia el líder de la CTEP.

Bronca en el kirchnerismo con Grabois porque complica la campaña con su reforma agraria

El temor de los productores y el uso político del oficialismo sobre el tema de la reforma agraria provocaron que el propio Kicillof aclare en su recorrida por la quinta sección que no le interesaría avanzar con eso.

"Axel no habla con Grabois hace semanas. No es de su grupo de diálogo permanente", aclaran a LPO cerca del candidato a gobernador, que el viernes en Pinamar descartó de lleno estar analizando la propuesta del líder de la CTEP.

De hecho, Kicillof reveló que su propuesta para con el sector agropecuario "está íntimamente relacionada con la segmentación" porque depende del "tamaño de la explotación, del tipo de explotación y de las distancias que tienen los productores a los centros de consumo y exportación, sumados a la logística".

"No hay política agropecuaria sin crédito, y esto es independiente del nivel de retenciones que haya, porque las realidades son muy diversas para los productores. Lo que hay que hacer es garantizar la supervivencia de los pequeños y medianos productores que están en graves dificultades", resaltó Kicillof.

Lejos de tomar nota de la molestia que genera en el kirchnerismo, Grabois redobló la apuesta y este sábado continuó con su campaña en la provincia en un acto con 200 militantes en Avellaneda, del que su agrupación hizo eco en un comunicado en el que exige "un programa simple, práctico, popular, profundamente cristiano y humanista. Convencidos que el debate de ideas, la proliferación de voces, la diversidad y la masividad harán grande a nuestro movimiento emancipatorio y el porvenir de la Patria Grande seguiremos impulsando estas iniciativas a lo largo y a lo ancho del territorio bonaerense".

 

Producir un 0km en el país es 25% más caro que hacerlo en Brasil y 65% por arriba de los niveles de México.

Concretamente, el acuerdo garantiza que por 10 años no habrá un éxodo de fábricas del país como consecuencia del avance de Brasil y, además, permite pensar en mantener o anunciar inversiones.

La alternativa era el libre comercio. El acuerdo firmado con Brasil posterga la apertura total de los mercados por 10 años, algo que la Argentina no podía enfrentar, en 2020, como estaba previsto. Este nuevo tratado trae calma a las automotrices locales porque le da una década de previsibilidad.

Concretamente, garantiza que por 10 años no habrá un éxodo de fábricas del país como consecuencia del avance de Brasil y, además, permite pensar en mantener o anunciar inversiones. Esta es la consecuencia principal de lo acordado entre ambos gobiernos. Lo demás, son cuestiones técnicas sobre cómo se administrará el comercio hasta el 2029.

El presidente de ADEFA, Luis Peláez Gamboa señaló, al respecto, que el acuerdo “establece un marco legal de largo plazo y la posibilidad de proyectar y definir inversiones en los próximo diez años, además de profundizar la especialización y complementación productiva”.

En ese sentido, el secretario de Industria, Fernando Grasso, coincidió en que “el acuerdo da un marco de previsibilidad a largo plazo para que la Argentina y la región puedan desarrollarse y lograr competitividad en el contexto de las negociaciones que se llevan a cabo con otros bloque, como la Unión Europea”.

En tanto, Juan Cantarella de AFAC, consideró que "resulta positiva la firma del acuerdo por 10 años si la comparamos contra un escenario de libre comercio en 2020, o lo que sería mucho peor, comparando contra un escenario de vacío legal con paralización del comercio y por ende la producción".

La Argentina es hoy un país poco competitivo. Producir un 0km en el país es 25% más caro que hacerlo en Brasil y 65% por arriba de los niveles de México. Es por eso que los vehículos que se fabrican en el país sólo pueden tener hoy como mercado al socio principal del Mercosur por el régimen común vigente. Hay excepciones, pero pocas.

Además, del costo argentino (con una presión impositiva que llega al 54% de un vehículos), la diferencia de los mercados es muy grande. Brasil llegó a vender 4 millones de unidades al año y la Argentina, una vez, araño el millón pero fue por la magia cambiaria que generó una brecha entre el dólar oficial y el “blue” de 70%. No eran bases sólidas las de aquel 2013. A esto se suma que el país vecino tiene una industria autopartista fuerte, algo que carece la Argentina y cada vez se achica más.

Con este contexto, la sobrevivencia de las plantas locales está atada a un comercio administrado. Así lo vislumbró Domingo Cavallo en 1991 cuando, desde su ministerio de Economía, diseño el régimen automotor conjunto con Brasil. Lo que estableció fue un sistema de intercambio compensado –medido en un coeficiente denominado Flex- que dispuso que por cada dólar que se exportaba, se podía importar sin arancel un monto determinado de dólares.

Hasta ahora, la relación era 1 a 1.5. De esta manera, no podía producirse una invasión de autos de un lado hacia el otro. Había un tope. Además, los más importante, es que por este sistema cada automotriz debía tener producción en los dos lados para garantizarse tener el beneficio arancelario. Una planta de lado argentino; otra, del lado brasileño. Eso hizo que en el país estén radicadas hoy 12 marcas distintas con 12 fábricas.

En el acuerdo firmado hoy, ese Flex se irá modificando para converger en el libre comercio en 2029. Si se hace.

Cuando Cavallo dispuso este sistema con Brasil, apenas comenzó su primera gestión ministerial, el objetivo era eliminar las fronteras comerciales en el año 2.000. No se concretó porque las asimetrías seguían y el gobierno de turno no quería correr el riesgo de destruir a la industria. Ese plazo se fue postergando hasta la actualidad. Hasta hoy, este sistema administrado debía terminarse en 2020 pero, ahora, sufre un nuevo retaso hasta el final de la década próxima. Entonces será otra la discusión.

Algo que Mauricio Macri y Jair Bolsonaro parecen haber entendido para apurar este acuerdo antes del posible cambio de mandatario en la Argentina. Las terminales locales no querían que esto pasará a una eventual gestión de Alberto Fernández y el presidente brasileño, al parecer, también aceleró los pasos para tener la menor cantidad de temas que negociar con políticos que no son de su agrado, como quedó expuestos en los últimos cruces públicos.

Un libre comercio en las actuales condiciones habría significado que ya no tendría sentido tener una planta en la Argentina –donde se produce caro, con menor escala y con autopartes importadas- si se puede abastecer desde Brasil. Sin embargo, la industria local tiene 10 años para adaptarse de verdad a la libre competencia, más si se quiere cumplir realmente con el acuerdo de libre comercio firmado con la Unión Europea.

El acuerdo de hoy va en ese sentido, Tendrá que buscar la forma de poder abrirse al mundo y no vivir protegido debido a sus falencias. Hoy, así, la Argentina fabrica autos caros que no puede venderle a ningún país, salvo Brasil.

Horacio Alonso

 

El peronismo muestra un sondeo con Fernández Sagasti cerca de ganar. Cornejo exhibe un triunfo de Suárez que usaría para posicionarse como jefe de la UCR, ya sin Macri en la Rosada.

El 29 de septiembre Mendoza elegirá gobernador en un país diferente al del 5 de febrero, cuando Alfredo Cornejo decidió separar las elecciones de la contienda nacional pese a las presiones de Mauricio Macri para llegar con mayor respaldo a su intento de reelección.

Se rebeló junto a su colega y correligionario jujeño Gerardo Morales, pero los plazos legales de su provincia no le permitieron votar antes de las primarias y el triunfo aplastante de Alberto Fernández dejó en una posición incómoda a Rodolfo Suárez, intendente de la capital, radical y candidato a gobernar Mendoza.

Enfrentará a la senadora Anabel Fernández Sagasti, compañera de banca de Cristina Kirchner, que después de ganarle con lo justo la interna al intendente de Maipú Alejandro Bermejo unificó al peronismo detrás de su figura y llevó dos veces a Alberto a caminar por Mendoza, antes y después del batacazo de agosto. Hasta lo hace grabar spot de campaña.

Tiene sus motivos para mostrarlo: en la tierra del vino el candidato de Todos se impuso por tres puntos a Macri y empujó a la victoria en la categoría de Diputados nacionales a la camporista Marisa Uceda nada menos que ante la lista liderada por Cornejo, quien no tardó en reaccionar: mandó a Suárez a cuestionar a Macri por buscar la reelección y se fue a un evento de turismo en Costa Rica para ausentarse de la catarsis política en la Casa Rosada y la quinta de Olivos.

Cornejo no oculta que Macri le resta votos. No lo dejó recorrer la provincia con el candidato ni hablar con el radical que ganó una intendencia. Sus encuestas garantizan un triunfo de Suárez, pero temen por el crecimiento de Alberto.

Cornejo ya no oculta que el presidente es su mancha venenosa. Lo recibió sin Suárez el 15 de julio y no lo dejó felicitar al pediatra Raúl Rufeil, flamante intendente de San Martín, el único ganador radical entre las cuatro comunas que votaron el domingo 1 de septiembre.

Ninguneado, Macri festejó en su despacho con el intendente de Luján de Cuyo Omar de Marchi, derrotado por Suárez en las primarias mendocinas; y sobre la medianoche del lunes informó en un comunicado que había hablado por Rufeil por teléfono, sin textuales, ni fotos. Nunca se vieron.

Pasados 20 días del cimbronazo del 11A, en Mendoza empezó la guerra de encuestas con algunos datos recurrentes: todavía hay indecisos, la gestión de Cornejo tiene márgenes altos de aceptación, pero el 27 de octubre Alberto volvería a superar a Macri, tal vez por más diferencia.

O sea, el gobernador sólo puede garantizar el triunfo de su pupilo si localiza la elección y borra en una parte del electorado sus relaciones carnales con el gobierno nacional, que en agosto fue ratificado en la capital de Mendoza pero resistido en las regiones agroindustriales golpeadas por la crisis económica y en el sur de la provincia, tierra de alcaldes peronistas de peso como el sanrafaeilno Emir Félix. Los cornejistas hablan de un supuesto "tercio albertista no K" que deben garantizarse para ganar.  

La encuesta de la consultora Reale Dalltatorre, difundida desde la Gobernación, garantiza un triunfo contundente de Suárez: le adjudica un 40.3% de imagen positiva contra 32.7 de la senadora. Y medidos por frente electoral, señala que el 48.9% votaría a "Cambia Mendoza" y el 32.7% a "Elegí", el sello de la unidad peronista.

O sea, estira la diferencia respecto a las primarias, cuando el duelo de frentes electorales terminó 42 a 35, una diferencia más estrecha de la esperada por los radicales. Justifica ese vuelco en que sólo el 35% de los mendocinos quiere un gobernador aliado a Alberto y Cristina, una cifra llamativa porque es menor a sus votantes en las primarias.

El candidato a gobernador de Cambiemos en Mendoza dice que Macri no tendría que haber competido

El peronismo difundió una encuesta de Analogías con datos diferentes. Coloca a Fernández Sagasti a sólo a 4 puntos de Suárez, 36,4 a 32.9; en casi un 60% de imagen positiva a Alberto y en 62% a la candidata kirchnerista y mucha esperanza de crecer entre los indecisos y hasta robar de otras fuerzas de la oposición. "¿Y si nos quedamos con un voto útil de otros candidatos?", advierten en el PJ. El diputado intransigente José Luis Ramón y Noelia Barbeito, de la izquierda, sostienen un piso de de 7 y 4 puntos y el gobernador debería cuidarlos.

En el entorno de Cornejo esperan con ansias el 29 de septiembre, confían en un triunfo de Suárez y se preparan para una interna radical que empezaría esa misma noche, cuando le apague el teléfono a Macri y le impida viajar a los festejos.

Si finalmente el jefe de Estado cae con Alberto en la general, el mendocino prepara una pelea para retener la presidencia de la UCR con la chapa de haber sido junto a Morales y el correntino Gustavo Valdés quienes presagiaron su derrota, le pidieron no competir y le recriminaron no haber asistido a los sectores medios hace un año, cuando la recesión no encontraba piso y ahuyentaba votos. Hasta sugirió suspender las primarias para evitar una derrota anticipada, tendió puentes con la oposición y Marcos Peña no lo tomó en serio.

Se diferencia del macrismo explícito de Mario Negri, que dice tener los votos juntados para ser reelegido como jefe de los diputados radicales y se reúne seguido con Horacio Rodríguez Larreta para evaluar cómo sostener la unidad de Cambiemos en diciembre, con el nombre que sea. Cornejo casi no habla con su correligionario cordobés y menos con su protegida Elisa Carrió, que cuando puede le recuerda su pasado kirchnerista, hace 15 años y de la mano de Alberto.

Por haber sido crítico en tiempos de obsecuentes, Emilio Monzó lo tiene en carpeta para ofrecerle sumarse a un bloque alejado de los nostálgicos de Macri y con vocación de negociar leyes con los Fernández, al menos un tiempo. Sería un espacio perfecto para apartarse de la nociva interna de la UCR y conseguir ayuda para su provincia, si es que sigue gobernada por un radical. Aún debe conseguirlo.

Mauricio Cantando

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo apuntó contra la gobernadora por la presunta disminución del presupuesto en las escuelas y comedores de la provincia.

 

Firmó un acuerdo que incluye formación de los militares con el ejército asiático. Negaron cualquier diálogo sobre el polémico predio de Neuquén.

En su peor momento desde su llegada a la presidencia y con altas chances de dejar su cargo en diciembre, Mauricio Macri ratificó su multilateralismo internacional con la firma de un intercambio de cooperación con China que incluye participación conjunta en acuerdos de paz.

Lo subscribió nada menos que con el ministro de Defensa del gigante asiático, el general Wei Fenghe, durante una reunión en la quinta de Olivos en la que no se habló sobre la base espacial del gigante asiático en Neuquén, que irrita al presidente de Estados Unidos Donald Trump, para quien se trata de una fuente de espionaje de su rival en al guerra comercial.

"Hemos tenido una reunión muy cordial en sentido de la cooperación entre ambos países en materia militar, comercial y tecnológica. China lidera los países en desarrollo por eso es muy importante esta relación y pudimos elevar más el nivel de cooperación entre ambas Fuerzas Armadas e impulsar nuestra amistad", celebró Oscar Aguad luego de una reunión en la sede de Avenida Libertador, a la que le siguió una visita a la quinta de Olivos con Mauricio Macri.

En la reunión participó la secretaria de asuntos militares, que en abril recibió un reproche de legisladores de Estados Unidos por sostener la base espacial china en Neuquén. En la Rosada aseguran que no se habló del tema.

"Llegamos aquí para cumplir con los consensos logrados por los dos mandatarios", dijo Fenghe, en referencia al Plan de Acción Conjunto Argentina China, firmado por los presidentes en el G20 celebrado en diciembre en Argentina. "Tuvimos una reunión honesta y con una actitud muy práctica ya que logramos definiciones en diversos campos", destacó.

En el Ministerio de Defensa informaron que China proveerá gratuitamente materiales militares, entre ellos un hospital reubicable completamente equipado, para brindar atención sanitaria ante situaciones de emergencia. Y prometió convenios con empresas estatales como la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y Tandanor, para la construcción de un buque polar de apoyo logístico destinado a las campañas antárticas.

Y negaron cualquier diálogo cobre las antenas chinas montadas en Neuquén, motivo de una dura charla entre Trump y Macri en el G20. En abril, un contingente de legisladores liderado por el diputado republicano Kevin Mac Carthy visitó el país y pidió eliminarla en una reunión con la secretaria de Estrategia y Asuntos Militares, de Defensa Paula Di Chiaro.

No tuvo problemas en hacerlo público a través de un comunicado oficial. "La discusión se centró en cómo abordar las amenazas de seguridad colectiva que enfrenta la región, desde el espionaje chino hasta el flujo transnacional de drogas", informó.

Di Chiaro nunca confirmó ese diálogo y este miércoles participó de la reunió con los funcionarios chinos, que puede ser leída como una liviana herencia para Alberto Fernández, en caso de ganar en octubre.

El candidato de Todos no sólo profesa el multilateralismo sino que además sondea una línea de crédito con China para quedar mejor parado en la negociación con el FMI.

Trump presiona a Macri para que cierre la base espacial de China en Neuquén

Sería una remake de 2014, cuando Cristina sorteó el default técnico en New York con líneas de crédito del gigante asiático y Rusia a tasas competitivas. Claro que en esas negociaciones surgió el pedido para crear una base espacial en Neuquén y Cristina lo hizo mediante una ley aprobada por el Congreso que ratificó la sesión de territorio al gigante asiático.

Este año pidió revisarla Miguel Pichetto y propuso una bicameral que controle en tiempo real a los militares chinos que caminan por la Patagonia. Su proyecto nunca se trató.

 

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, se refirió en duros términos a las organizaciones sociales que acamparon frente al Ministerio de Desarrollo Social en reclamo de aumentos en planes sociales y de la emergencia alimentaria. Afirmó que “no laburan” y que se trata de "sectores para los cuales el Estado hace un esfuerzo extraordinario y es una de las causas del endeudamiento público mantener el sistema de seguridad social de la Argentina".

En momentos en que Mauricio Macri se animó a volver a hablar con la prensa en su visita a Córdoba e intenta moderar la crisis económica y política, su candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto criticó duramente a las organizaciones sociales que acamparon frente al Ministerio de Desarrollo Social y cortaron el Metrobús este jueves 5/9.

Pichetto cuestionó "lo que están haciendo los piqueteros, tomando todas las calles del país", en referencia al acampe en la Avenida 9 de Julio.

Y subrayó que se trata de "sectores para los cuales el Estado hace un esfuerzo extraordinario y es una de las causas del endeudamiento público mantener el sistema de seguridad social de la Argentina".

En ese sentido, destacó que el "65 por ciento del total del Presupuesto está comprendido ahí, en planes, piqueteros, cooperativas de la pobreza, cartoneros, multinacionales del cartón".

"Forman parte de espacios dirigidos a conmocionar el espacio público, a ayudar un poco a debilitar más al Gobierno. El Gobierno le ha dado todo a esta gente, una parte vital del Presupuesto que podría haber dedicado a las PyMEs, a créditos para la producción, para generar empleo, y se ha dado a esta gente, que no labura. La Argentina está enferma", añadió Pichetto en declaraciones a Radio La Red.

Consultado respecto al reclamo de los movimientos sociales para que se sanciones una ley que declare la emergencia alimentaria a nivel nacional, el compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri consideró que "eso no tiene sentido".

"La contención alimentaria está dada fundamentalmente desde toda la estructura social. El Ministerio de Acción Social (Salud y Desarrollo Social) se ocupa permanentemente y las provincias tienen que hacer también una tarea de solidaridad con sectores que estén carenciados", agregó.

"Ahora, dictar una emergencia alimentaria masiva en la Argentina como si fuera Biafra... No corresponde. Puede haber unos bolsones, sectores, espacios, en los que haya que hacer un trabajo conjunto con los estados provinciales, pero no hay necesidad de una ley nacional", concluyó.

 

El presidente de la comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, Atilio Benedetti (UCR-Entre Ríos), dijo hoy que es “es absolutamente impracticable” la propuesta del dirigente social Juan Grabois de expropiar tierras a quienes posean más de 5.000 hectáreas.

Benedetti, ante una consulta sobre los dichos de Grabois, consideró que se trata de “ideas de alguien que tiene desconocimiento de la Argentina”, y sostuvo que esa propuesta “es absolutamente impracticable desde una democracia liberal”.

Grabois, referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) e integrante del kirchnerismo, publicó dos videos en su cuenta de Facebook en donde expresó la necesidad de "avanzar con una reforma agraria" en el caso de que el Frente de Todos triunfe en las elecciones del 27 de octubre y advirtió que “sin una reforma agraria y una distribución de la población en el territorio, la Argentina es inviable".

En ese sentido, y en declaraciones a FM Concepto, el ex candidato a gobernador de Entre Ríos por Cambiemos afirmó que la propuesta “no tiene un sentido práctico” y es “inviable”, y señaló que esa idea “es totalmente tirada de los pelos”, aunque estimó que “servirá para el titulo de alguna noticia”.

Consultado sobre la reunión que mantendrán este mediodía los integrantes del bloque de Cambiemos en la residencia de Olivos con el presidente Mauricio Macri, Benedetti sostuvo que “es una oportunidad muy importante para conversar, escuchar y escucharlo” al primer mandatario.

Consideró además que “es imprescindible que tengamos serenidad económica para reflexionar el sentido del voto que va a proyectar futuro”, y sostuvo que “las PASO fueron un cachetazo al gobierno para hacer sentir cosas que están mal, expresaron un enojo”.

“Esta es una elección distinta y por eso podría ser distinto el resultado: está dentro de lo posible modificar los resultados y nosotros vamos a trabajar para eso”, enfatizó.

 

El ex gobernador cerró con Paredes Urquiza, que hasta las PASO buscaba ser el candidato del macrismo, y competirá contra la fórmula oficial del peronismo.

Ni siquiera el inminente regreso del peronismo a la Casa Rosada, un factor siempre "ordenador" de las internas locales, logró calmar las aguas del PJ riojano, que en las últimas horas terminó de concretar su ruptura. El ex gobernador Luis Beder Herrera confirmó que será candidato y competirá contra la fórmula oficial bendecida la semana pasada por Alberto Fernández.

Beder Herrera sacudió este lunes a la política riojana al confirmar un acuerdo con el intendente de la capital provincial, Alberto Paredes Urquiza, que hasta las PASO era parte de Juntos por el Cambio y apostaba a ser el elegido de la Casa Rosada para ser candidato a gobernador. Pero perdió la pulseada con el radical Julio Martínez y terminó aceptando ir por la reelección en la ciudad, aunque despegado del macrismo.

El ex gobernador, que está duramente enfrentado a Sergio Casas, había forzado en los últimos tiempos un férreo kirchnerismo a la espera de una bendición de Cristina Kirchner que nunca llegó. Durante la última visita de Alberto a la provincia, el candidato presidencial le hizo saber que no tendría el apoyo nacional.

Pichetto apoya a Paredes Urquiza y buscan que Martínez acepte una interna

En esa visita, Fernández habló con ambos y les pidió evitar la ruptura, apostando a una fórmula de unidad. La semana pasada, Casas hizo su parte y anunció a Ricardo Quintela como candidato a gobernador junto a Florencia López, que en principio era la elegida del gobernador. El viernes, Alberto los recibió en Buenos Aires y les dio su apoyo. El fin de semana, Cristina mandó a Oscar Parrilli a mostrarse con los candidatos.

Pero Beder mantuvo su candidatura y consiguió el respaldo de Paredes Urquiza, que tiene un peso muy fuerte en la ciudad de La Rioja, que reúne al 50 por ciento del padrón electoral. El acuerdo incluye al vicegobernador Néstor Bosetti, también enfrentado con Casas, que será candidato a viceintendente en la capital.

El ex gobernador mantiene buenos niveles de adhesión especialmente en el interior provincial y busca reforzar eso con la inclusión en la fórmula de Silvia Gaitán, la intendenta de Chilecito, el principal municipio del interior y de donde es oriundo el radical Martínez. Sin embargo, Gaitán se mostró el lunes con Casas y todavía no hay indicios de un pase al bederismo.

En el peronismo oficial de La Rioja el acuerdo causó un cimbronazo aunque confían en el principal activo de la fórmula Quintela-López: el arrastre nacional de Alberto y Cristina, sumado a que Casas va en la boleta como diputado. En cambio, Beder y Paredes Urquiza irán sin candidato nacional.

En las PASO de agosto, el Frente de Todos sacó algo más del 50 por ciento de los votos en la categoría presidencial contra casi el 32 por ciento de Juntos por el Cambio. En el macrismo riojano confían en que ese número es el piso de Martínez (mientras en el peronismo creen que es el techo) y que la irrupción de Beder puede llevar a una elección de tercios, con final abierto.

El senador radical ya trabaja en esa estrategia y en los últimos días salió a confrontar directamente con Beder, en una suerte de ninguneo a Quintela. "La confrontación mayor será con Beder Herrera porque es quien mejor mide del oficialismo en las encuestas", declaró Martínez, que pronosticó una "polarización" con el ex gobernador.

 

La medida se tomó a partir de los bloqueos hacia los yacimientos que mantienen los estatales. Se suma a medidas que tomaron otras petroleras.

En Chubut pasan los días y no baja la tensión. Por el contrario, crece. Luego de que los docentes anunciaran un nuevo paro por 144 horas y cortes de rutas esporádicos, YPF puso en stand by sus actividades en la Cuenca.

La medida se tomó a partir de los bloqueos hacia los yacimientos que mantienen los estatales, y se suma a la reprogramación de actividades que anunciaron días atrás algunas firmas como Pan American Energy (que explota Cerro Dragón uno de los que más produce en la provincia y también de los más importantes de los estados petroleros).

El conflicto que sacude a la Provincia toma, de esta manera, una nueva forma. En declaraciones vertidas a un medio local, el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, aseguró que, pese a los piquetes, los trabajadores del gremio van a “pasar por arriba, por abajo o por el costado. No hay ninguna duda de eso. Por algún lado vamos a salir a laburar”.

En ese marco, el escenario social no es el mejor. “Hay ministros que vienen fogoneando hace tiempo la posibilidad de que pase esto. A nosotros no nos interesa una pelea de trabajadores contra trabajadores. Se intenta desviar el verdadero conflicto. Ya estamos en septiembre y queremos cobrar, la obra social en funciones y los acuerdos paritarios arreglados”, le dijo a este diario Marcela Capón, representante de ATECh. Y agregó que “nosotros estamos abocados a que se resuelva este conflicto y mañana vamos a hacer una movilización fuerte hacia la Legislatura”.

Reforma tributaria

La referente del sindicato capitaneado por Daniel Murphy hizo mención de lo que será otro de los grandes temas de la jornada: la reforma tributaria. La Mesa de Unidad Sindical se congregará hoy en las puertas del palacio legislativo con el fin de que los diputados provinciales den tratamiento al proyecto de ley que ellos mismos presentaron y que, entre otros temas, obliga a las grandes empresas a pagar impuestos que permitan a Chubut tener un alivio económico.

“Entendemos que no es una solución para ya y que no es el proyecto original que planteamos, pero se tiene que aprobar aunque sea de manera parcial para que se pueda generar un ingreso y mostrar la decisión de que así sea”, aseguró Capón.

Para el diputado del PJ-FPV, Blas Meza Evans, “se trata de adelantar regalías petroleras, adelantos a cuenta que serán reconocidos. Gravar sectores que si bien ya están gravados, no se cobran, como el impuesto inmobiliario rural. A la vez, también estamos intentando ver que tributen ingresos brutos los propietarios de los campos de los molinos de energía eólica y la flota artesanal que tiene casi los mismos ingresos que la amarilla. Pero no es una recaudación para pagar sueldos”.

Desde Cambiemos ya avisaron que votarán en contra de la ley. Habrá que ver qué posición asume el arcionismo con el fin de anotarse algún punto a favor. Por su parte, el diputado del PJ-FPV, José Grazzini sostiene que “se va a discutir mucho. Comodoro hará lo propio con el petróleo y nosotros (por Puerto Madryn) con el aluminio. Se está forzando a una lucha entre sectores públicos y privados y debemos ser cuidadosos con los sectores privados que genera y dan trabajo y, también, cuidar la producción de cada una de las zonas”. Se presume que la aprobación será parcial.

Impacto político

Luego de la reelección de Arcioni y de su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández en Chubut había un cierto clima de unidad entre el provincialismo y el peronismo. Sin embargo, la crisis económica y social llevó a que las diferencias ya expuestas vuelvan a tomar filo. En la sesión especial del pasado jueves, cuando se aprobó la utilización de 15 millones de dólares previstos para obras para el pago del tercer tramo del cronograma de salarios, hubo serias demoras en el tratamiento.

¿El motivo? El bloque del PJ-FPV no quiso ingresar al recinto hasta que los diputados oficialistas no se hicieron presentes en su totalidad.

“El pago se pudo completar porque dimos los votos para que esto se haga. Pero es pan para hoy y hambre para mañana”, sostiene Meza Evans. Y agrega que “el gobernador llevó adelante un acuerdo paritario que tuvo un fin electoralista y que fue montado en una mentira. Nuestro voto fue con desgano, como un gesto de colaboración. Pero necesitamos que nos transparenten los números de la Provincia y que nos pongan en conocimiento de un plan estratégico porque no se pueden juntar monedas de un día para el otro. Si no nos dicen cómo sigue la película, vamos a tener series reparos para acompañar”.

Según pudo averiguar este diario, Arcioni convocó a todos los diputados de todos los bloques para mañana a las 10.30. Habrá que ver cuánto de este encuentro se traduce en la sesión posterior.

Bruno Lázzaro

Página 5 de 57

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…