Internacionales

Internacionales (303)

 

Giuseppe Conte ha hecho el anuncio en una sesión clave en el Senado tras la moción de censura planteada por el ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado este martes en el Senado —en una sesión clave con motivo de la crisis de gobierno que atraviesa el país— que presentará su dimisión este mismo día al presidente de Italia, Sergio Mattarella. Conte ha efectuado el anuncio al inicio del debate motivado por la moción de censura planteada por el ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini.

"La crisis en curso socava la acción de este Gobierno que se detiene aquí (...) Aprovecho para comunicar que presentaré mi dimisión como jefe de Gobierno ante el presidente de la República", dijo Conte, que lanzó un discurso muy duro contra Salvini en el que le acusó de oportunismo e "irresponsabilidad institucional" por haber desatado una crisis "que ha llevado al país a una espiral de incertidumbre política y financiera".

En su intervención, Salvini aseguró que su partido no teme "perder las poltronas" y pidió dar la voz a los italianos, un pueblo "libre y orgulloso" que aspira a un Gobierno que responda "solo ante el pueblo italiano, no ante Merkel, o Macron", y que tiene "una idea de familia con hijos que tienen un padre y una madre, un padre y una madre".

Mattarella deberá ahora abrir consultas con los líderes de los partidos para ver si hay posibilidad de formar un nuevo Gobierno o, por el contrario, es necesario el adelanto electoral, como pide Salvini tras haber dado por rota la coalición con el Movimiento 5 Estrellas y presentado una moción de censura. Conte no pertenece a la Liga ni al Movimiento 5 Estrellas.

La sesión en el Senado se preveía decisiva para materializar la ruptura del Ejecutivo y poner en marcha la maquinaria institucional para buscar alternativas, como una nueva mayoría que permita dar vida a un nuevo Gobierno en esta legislatura. La coalición también podría aprovechar la ocasión para compactarse y continuar adelante con el Ejecutivo. Esta opción no parece tener demasiadas probabilidades, según los analistas políticos, a tenor del clima de confrontación que reina entre los hasta ahora socios de Gobierno del Movimiento 5 Estrellas y la Liga.

Cuando Salvini dinamitó la coalición del Gobierno hace dos semanas, el primer ministro anunció su intención de "parlamentarizar" la crisis y solicitó presentarse ante el Senado para ofrecer un discurso con el que informar a la Cámara de la situación. También retó a Salvini, que es senador, a ofrecer explicaciones sobre los motivos que le habían llevado a tumbar el Gobierno.

Un día después, el partido de Salvini presentó una moción de censura contra el primer ministro en la Cámara alta, con la intención de precipitar la caída del Ejecutivo y forzar un adelanto electoral. Sin embargo, una mayoría inédita formada por el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Demócrata (izquierda) consiguió frenar los planes del líder de la Liga y tumbó su propuesta de debatir y votar la moción de forma inmediata. La resolución de la moción quedó suspendida sin fecha y se optó por aceptar la petición de comparecencia en el Senado en la que finalmente Conte ha anunciado su dimisión.

La sesión prosigue con el debate en la Cámara, en el que los grupos parlamentarios tienen la ocasión de intervenir y proponer soluciones, que no serán vinculantes y que en caso de ser aceptadas, deberán aprobarse por votación. Este pasaje es un momento clave, puesto que en los últimos días Salvini ha manifestado su intención de utilizar su intervención para intentar recoser sus relaciones con el Movimiento 5 Estrellas, para evitar así una posible nueva alianza de sus hasta ahora socios con el Partido Demócrata (PD).

El antisistema 5 Estrellas y el PD, la principal fuerza de la oposición actual, están sondeando la posibilidad de sumar fuerzas para dejar en minoría a la Liga y apartarla del poder. El objetivo de esta unión sería evitar unas elecciones anticipadas que coincidirían con la elaboración de los Presupuestos para 2020 en Italia y en las que además, el partido de Di Maio y el PD probablemente no saldrían bien parados, atendiendo a los sondeos.

A pesar de que ambas formaciones consiguieron alumbrar una mayoría suficiente para bloquear la propuesta de Salvini de votar una moción de censura de forma inminente, continúan siendo férreos rivales, por lo que tejer una alianza resultará complicado para ambos bandos. Entre las filas de los dos partidos se teme que cualquier medida impopular que propongan aumente aún más los consensos de Salvini.

Lorena Pacho

 

Denuncian que el Gobierno venezolano con la ayuda de China, Rusia y Turquía son los dueños de las nuevas plantas procesadoras que ingresan más de 5.000 millones de dólares al año.

«Venezuela se va a convertir en la segunda reserva de oro más grande del mundo». Las palabras son de Nicolás Maduro del pasado mes de noviembre cuando sumó otra promesa más a la kilométrica lista de incumplidos del régimen para intentar recuperar el bienestar económico del país. El «plan oro» se llamó inicialmente al desfalco de la nación ordenada por el Gobierno que daría ingresos de más de 5.000 millones de dólares anuales con la puesta en marcha de 54 plantas procesadoras de minerales.

El Arco Minero del Orinoco, un gigantesco proyecto que abarca casi el 12% del territorio nacional -duplicando la faja petrolífera del Orinoco-, sería la fuente inagotable de Maduro (7.000 toneladas de reservas) y sus aliados para la explotación de oro, diamante, coltán, hierro, bauxita, entre otros minerales preciosos. El proyecto se extendió a 150 empresas mixtas de capital nacional y extranjero principalmente chinas, turcas y rusas para fortalecer las relaciones bilaterales con el Gobierno bolivariano.

«Al principio la idea del Arco Minero era bonita, pero cambió con la llegada de empresas contratistas acostumbrados a la estructura corrupta de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), quienes estan intentando monopolizar la industria minera. Todos estos señores son militares retirados o civiles relacionados con el alto gobierno. Solo una o dos empresas son de familas tradicionales reconocidas de toda la vida», dice un empresario minero, con más de 35 años en el negocio, que no quiere ser identificado.

La minería se ha transformado en la nueva maquinaria de corrupción del Gobierno y la única manera de sobrevivir de muchos que se convierten prácticamente en esclavos del sistema. «Es el salvavidas financiero para el país, pero lleno de trampas y de conflictos», añade.

El modelo de negocio lo encarna un grupo de inversionistas privados asentados principalmente en el sector Nacupay de El Callao donde ha sido creado hace un año el Complejo Industrial Aurífero Domingo Sifontes, que preside Eduardo Ribas, un nuevo mecenas del oro vinculado a la familia presidencial Maduro-Flores.

Esta mega estructura industrial está compuesta por 12 molinos con capacidad de producción diaria de alrededor de 2.400 toneladas que se traducen entre 50 y 80 kilos de oro mensual. Estas plantas operan como procesadoras del material bruto extraído y recuperan el oro mediante cianuración, que en teoría tiene menor impacto ambiental.

En cambio, los informales (mineros artesanales) solo sacan el 20% cuando lo extraen con sus propias manos. Para separar la tierra del oro aplican mercurio en un proceso sumamente largo y contaminante.

Los nativos del estado Bolívar, ubicado al sur de Venezuela, están completamente en contra de la minería. En esta región actualmente se perpetra «el mayor crimen ecológico de la historia», según han denunciado diputados de oposición. De hecho, la Asamblea Nacional derogó el año pasado el decreto firmado por Maduro mediante el cual se crea el Arco Minero. Desde entonces, allí se escenifican guerras entre distintas mafias, nacionales y extranjeras, así como grupos paramilitares como el ELN que buscan hacerse del control de la explotación.

A los empresarios en alianza con el Estado, se les permite procesar lo que se conoce como material secundario, es decir, todas las arenas auríferas sobrantes acumuladas por décadas de los molinos legales o ilegales que ya han sido manipulados. Las empresas fuera del complejo son supervisadas rigurosamente por un ente denominado Oficina de Fiscalización Minera, la cual emite una ruta de movilización para el traslado de las barras de oro desde las instalaciones de las empresas hasta el centro de acopio.

Asimismo, supervisan las fundiciones semanales. Sin embargo, el empresario señala que se desconoce qué ocurre en el Complejo Domingo Sifontes «nadie sabe en realidad cómo, para dónde y cuánto llega realmente a las arcas del Estado venezolano».

Los pueblos mineros

Entrar en cualquiera de los estados fronterizos de Venezuela es extremadamente complicado. Son obstáculos como la falta de combustible, dinero en efectivo y el coste de cualquier bien o servicio es excesivo. A unas quince horas en coche desde Caracas, se encuentra la población de El Callao, el principal centro de compra y venta del país, donde empezó la primera fiebre del oro en 1870. Es difícil imaginar que una localidad tan recóndita y pequeña pueda ser tan transitada, convulsionada como un mercado persa que según los datos oficiales tiene unos 21.769 habitantes.

Sus calles están atestadas de gente y polvo constante del transitar de camiones. Los negocios sucios abundan y la violencia campea a pesar de que el pueblo está militarizado. «Nosotros nos vinimos para aquí porque era imposible migrar con mis tres hijos, mi mamá y mi esposo.

La vida nos cambió, pasamos de ser profesionales con cierta calidad de vida a convertirnos en mineros obligados por un Gobierno al que se le olvidó su pueblo», critica Carmen Julia Solórzano, una administradora que diariamente se interna con su familia en alguna «bulla» -como se le conoce popularmente a las zonas donde se encuentran grandes vetas de oro-.

La mujer de 35 años dice que hay toda una cadena de corrupción en el que cohabitan los grupos armados con los militares. Minas donde se controla todo lo que entra y sale, donde se tiene que pagar porcentajes por cualquier actividad realizada. «Nada es gratis y siempre está involucrado un uniformado (militar) con sus intereses particulares», dijo.

La carretera dorada

La anarquía reinante en todo el Arco Minero ha hecho que el negocio de la fuga del oro haya evolucionado abriendo nuevas rutas de contrabando por sus porosas fronteras con Guyana, Brasil y Colombia con las mafias usando mulas humanas, lanchas, carros blindados y avionetas para evadirse de cualquier dispositivo que los capture. Curiosamente el estado Bolívar ha sido gobernada desde la llegada del chavismo por generales.

Un sargento del Ejército cuenta que le ha tocado supervisar la troncal 10, la «carretera dorada» como la llama, porque por allí pasan a diario toneladas de oro que su destino es desconocido. «El oro lo trasladan en camionetas de lujo blindadas, sin identificación, custodiados por la Dirección de Inteligencia Militar (Dgcim) y nunca van por el mismo camino», aseguró. De ahí se dirigen al aeropuerto que les indican, como el de Guasipati, donde según el sargento llegan a diario cinco o seis vuelos privados que luego pueden tomar la ruta hacia Aruba, Curazao, Dominicana o Puerto Rico.

Una de las más recientes incautaciones fue el pasado 14 de julio por el departamento de aduanas de la isla de Saint Marten, que descubrió una importante cantidad de lingotes de oro en un avión privado procedente de Venezuela

En el mes de marzo el Departamento del Tesoro sancionó a la empresa estatal de minería de Venezuela, (Minerven) argumentando que: «La minería y la posterior venta de oro han sido una de las estrategias financieras más lucrativas del régimen de Maduro en los últimos años, ya que cientos de miles de mineros han extraído oro en minas improvisadas y peligrosas en el sur de Venezuela, todas controladas por el ejército venezolano».

Jorge Benezra

 

El dirigente, considerado como el más radical e intransigente de los dirigentes chavistas, se reunió con un alto funcionario del Gobierno de Donald Trump en julio pasado, según la agencia Associated Press.

Funcionarios del alto Gobierno de Estados Unidos han iniciado conversaciones con el número dos del régimen chavista, Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, además de algunos integrantes del círculo personal de Nicolás Maduro, con el objeto de persuadirlos para que se avengan a un acuerdo que garantice una salida incruenta a la crisis política que vive Venezuela.

Parte de las conversaciones incluyen garantías y estímulos para que Cabello y algunos jerarcas chavistas cedan a las demandas de la comunidad internacional, y se avengan a un acuerdo electoral creíble que permita superar a Venezuela la grave crisis que atraviesa, de acuerdo con información dada a conocer por la agencia de noticias Associated Press.

Cabello habría recibido en Caracas a un alto funcionario de la Administración Trump con el objeto de escuchar sus proposiciones en julio pasado. La información de AP da cuenta de que Estados Unidos busca una segunda conversación. Cabello no lo ha confirmado ni negado.

Segundo a bordo en la estructura de poder del chavismo, Diosdado Cabello es visto por los venezolanos como el más radical e intransigente de los dirigentes chavistas que detentan en el poder en el país, la última línea de defensa con la cual contaría el régimen bolivariano, con una clara influencia en las Fuerzas Armadas y la policía política. Es uno de los pocos dirigentes que podría desbaratar cualquier acuerdo político en Barbados entre el chavismo y la oposición con solo emitir una declaración.

Su programa de televisión Con el mazo dando, transmitido los miércoles por la televisora estatal Venezolana de Televisión, se ha constituido en el paredón mediático a partir del cual Cabello encara sus diferencias con la oposición venezolana en un marco cada vez más restrictivo y hostil.

Aunque se ha especulado durante años en torno a sus ambiciones personales, su presunto pragmatismo en temas económicos y sus diferencias de criterios con la dirigencia cubana, Diosdado Cabello, todo un ortodoxo del legado chavista, ha metabolizado con enorme claridad su papel como "·número dos" en el mapa de poder revolucionario venezolano, prestando un recurrente y abnegado servicio de soporte al Gobierno de Maduro, y la revolución bolivariana como bastión a defender, en los momentos más complejos, e identificando en los dirigentes opositores venezolanos como sus únicos enemigos.

Cabello es un político rígido y fanatizado, con mucho más de militar que de civil, acostumbrado a hacer las cosas en sus términos, con un poder que no está dispuesto a regatear en el marco republicano y negado de plano a cualquier acuerdo con sus adversarios.

Aunque su presencia y la de sus aliados en el Gobierno que preside Nicolás Maduro es más bien discreta, Cabello mantiene claras zonas de influencia, autónomas de la voluntad de Maduro, en el Partido Socialista Unido de Venezuela y en la Asamblea Nacional Constituyente.

Alonso Moleiro

 

El Partido Popular presiona para una coalición con Ciudadanos y registra el partido "España Suma". La alianza de "Navarra Suma" de Albert Rivera.

 

La arriesgada apuesta de Salvini, entre fiesta y fiesta con su torso desnudo en las playas italianas, ha coincidido con el enésimo episodio de su principal filón electoral: la inmigración.

 

La Asamblea Constituyente pone fin a la inmunidad parlamentaria de cuatro diputados opositores.

 

“No entiendo el miedo, el terror, a unas elecciones”, señala el líder ultraderechista en su intervención en la Cámara este martes.

El líder de la Liga promete reducir impuestos y lanza su campaña electoral.

Domingo, 11 Agosto 2019 00:00

Los dos grandes pelean. El mundo se resfría

Escrito por

EE UU y China desenfundan la divisa como arma en un conflicto que ya no es solo comercial y para el que no hay visos de acuerdo. Se agravan así los temores a un frenazo de la economía global.

Viernes, 09 Agosto 2019 00:00

Italia: Fin del experimento populista

Escrito por

La coalición entre dos partidos en apariencia incompatibles, la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista Liga, ha colapsado en poco más de 14 meses.

Página 1 de 22

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…