Lunes, 19 Junio 2017 00:00

Durante el gobierno de Alicia Kirchner aumentaron los recursos y se recibieron fondos extras

Escrito por  ---
Valora este artículo
(0 votos)

A poco de asumir Alicia Kirchner declaró que la provincia estaba “quebrada” por exclusiva responsabilidad de su antecesor Daniel Peralta, a quien atribuye haber incrementado la planta de personal en 10 mil agentes causando de este modo el descalabro financiero que hoy padece la provincia.

 

Luego halló más responsables: la crisis del petróleo, la parálisis de la obra pública, y la intencionalidad del gobierno central de “asfixiar económicamente” a la provincia de los Kirchner. Sin embargo, ni la supuesta quiebra ni el ahogo financiero de Nación, se ven reflejados en las auspiciosas cuentas provinciales que reflejan los presupuestos oficiales.

Winfo Santa Cruz indagó en las hojas del Cálculo de Gastos y Recursos del presupuesto provincial de los últimos tres años y comparó los montos que ingresan a la provincia en sus tres rubros principales: impuestos provinciales, coparticipación nacional, y regalías, en todos los casos se evidencia un incremento de entre un 25 y un 30% cada año.

Antes de cotejar los números corresponde hacer un par de consideraciones.

Dos de los presupuestos analizados, 2015 y 2016, ya fueron ejecutados en tanto el del corriente año aún se encuentra en ejecución.

No obstante “entre el cálculo de recursos estimado en un presupuesto y lo que finalmente se ejecuta suele haber variaciones de entre un 20 o 25 por ciento, pero más que nada en los gastos, no así en los ingresos cuyas diferencias suelen ser poco significativas y bastante previsibles”,  según evalúan fuentes de las comisiones legislativas que tratan los presupuestos todos los años.

Ingresos en alza

Captura de pantalla 2017-06-19 a la(s) 07.24.00En los últimos tres años  los ingresos provinciales producto de la recaudación por ingresos brutos y sellos evolucionaron de $4.072 millones en 2015, a $4.633 millones en 2016, hasta los $6.245 millones proyectado para el 2017. Es decir un 54% de aumento acorde con el fuerte incremento  de las alicuotas en Tasas e Ingresos Brutos que aplicó la flamante ASIP el año pasado.

Coparticipación Federal

En cuanto a los fondos que distribuye Nación a las provincias la mejora en la recaudación superará el 61%, con un dato que sobresale: la coparticipación federal de impuestos  trepó de $4.256 millones en 2015, a $8.010 millones estimado para 2017, casi el doble.

Los otros fondos que coparticipa Nación, el Fondo del conurbano; Financiamiento Educativo; el Fonavi, Viales, todos se incrementaron aunque en menor medida que la Coparticipación de Impuestos.

 

Regalías

Un rubro que tuvo variantes más disímiles fue el de las regalías por hidrocarburos y minería.

Como consecuencia de la caída de la producción petrolera los ingresos por regalías entre 2015 y 2016 se elevaron en apenas un 10% pasando de $3.389 a $3.814, aunque para el corriente año se estima una recaudación de $5.114 millones, esto es un 50% más.

A la incertidumbre que genera la explotación petrolera la contrarresta el extraordinario aumento de las regalías gasíferas, las que si bien disminuyeron levemente de $275 millones en 2015 a $235 millones en 2016, a diciembre de 2017 habrán alcanzado el récord de $842 millones acumulado una suba del 400% como resultado de la aplicación del incremento en el valor del gas.

La minería siempre fue una actividad que impactó más en el medio ambiente que en el presupuesto provincial. Aunque durante la actual gestión fue convocada a firmar un acuerdo de responsabilidad social UNIRSE que duplicó el magro 1,5 % que aportó históricamente. En 2015 pagó regalías por $232 millones; cifra que en 2016 se elevó a $420 millones y que para este año prevé un aporte similar.

Ingresos extras y una provincia “quebrada” en el discurso, no en los papeles

Pero como no solo de regalías o coparticipación vive Santa Cruz, a las mejoras en los ingresos en los tres rubros citados hay que agregarle ingresos de carácter extraordinario como la devolución del 15% de los fondos que el ANSeS retuvo a las provincias durante el menemismo y los 12 años de kirchnerismo.

Por este acuerdo que los gobernadores firmaron con el presidente Mauricio Macri,  Santa Cruz recibirá unos $1.200 millones hasta el 2019, a razón de $220 millones por año.

Pero si el gobierno de Alicia Kirchner no puede explicar el supuesto estado de quebranto de las finanzas provinciales desde los números que aprueba en el presupuesto, menos podrá justificarlo con las cifras que registran las “ayudas financieras” que Santa Cruz recibía durante la presidencia de Cristina Fernández, “destinados a pagar sueldos” según declaran hoy los funcionarios.

Los $4.500 millones girados a Santa Cruz en 2015 y que tras la derrota del kirchnerismo a nivel nacional fueron convertidos en un empréstito votado inconstitucionalmente en la legislatura, desmienten que Alicia Kirchner haya recibido “una provincia quebrada”.

Ese año el presupuesto fue de $24.532 millones con ingresos previstos por $20.245 millones, que arrojaba un déficit de $4.287 millones.

Es decir, que con la ayuda financiera enviada por Nación de $4.500 millones no solo se cubrió el déficit declarado en el presupuesto sino se alcanzó un superávit de más de $200 millones.

¿Cómo explicar desde las matemáticas el enunciado de Alicia Kirchner que dice haber recibido “una provincia quebrada”?

Es más, aun asumiendo como ciertos los presupuestos de los últimos dos años con sus correspondientes déficit, nada justifica que Santa Cruz hoy no pueda pagar salarios a activos ni haberes a jubilados.

En 2016 el presupuesto fue de $30.010 millones con un déficit de $6.794 millones, debido a que los recursos sumaron $23.215 millones. En sueldos ese año la provincia pagó $13.419 millones a sus 28.986 agentes de planta y 4.289 contratados. Párrafo aparte, el actual gobierno acusa al ex gobernador Peralta de haber ingresado “1o mil empleados” durante sus dos mandatos, Alicia Kirchner ya incorporó 2.500 en 18 meses.

En 2017 el cálculo de gastos y recursos prevé un total de $37.964 con un déficit de $6.200 millones producto de que la recaudación será de $31.255 millones. Como en sueldos se estima pagar $16.690 millones incluyendo un aumento salarial del 25%, está claro que para cumplir con los salarios el gobierno no debería tener inconvenientes.

Sobre todo teniendo en cuenta que cuando ya transcurre la mitad del año Santa Cruz está pagando salarios a valores de 2015.

Los cerca de $2.000 millones que ingresarán a las arcas en lo que queda del año, $750 millones del Banco Nación y $1200 millones del fiduciario, amplían más la brecha entre el discurso oficial de la escasez de fondos  y la realidad de los números que no admiten dobles interpretaciones.

 

 

Visto 49 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…