Domingo, 03 Junio 2018 00:00

Mientras prepara cambios en el Gabinete, Macri busca darle pelea al desencanto - Por Silvia Mercado

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

En medio de una pronunciada caída de su imagen, el Presidente intenta revertir la decepción de muchos votantes de Cambiemos con un nuevo trato directo. Incógnitas sobre los recambios ministeriales

 

Políticos de Cambiemos no salen de su asombro. Después del shock que les provocó la corrida cambiaria y la sorpresiva ayuda al FMI, cuando vieron a un Presidente agobiado por las circunstancias y haciéndose cargo de errores cometidos por su Gobierno y por él mismo, aseguran que Mauricio Macri está "mejor que nunca, enfocado, seguro, abierto y decidido a revertir la drástica caída en su imagen".

En Salta, donde se realizó una reunión de la Mesa Nacional de la coalición de Gobierno con las conducciones partidarias del oficialismo en el NOA, el Presidente les contó que en Cachi, donde estuvo un día y medio, tuvo 19 encuentros mano a mano con gente del lugar, desde una gendarme que rescató a dos adolescentes de una red de trata de personas, hasta padres y docentes la escuela Nº 4481, donde hasta probó el locro y las empanadas, y una mujer del lugar le dedicó una copla.

Sin apuro, disfrutando cada momento del diálogo y el paisaje mágico del norte de los Valles Calchaquíes, se vio un Macri bastante distinto al habitual, que parecía no tener necesidad de salir corriendo de todos lados. Algo similar se percibió en el almuerzo que el martes pasado tuvo con 18 intendentes de las capitales de provincia, que se hizo en Casa Rosada. Estaba previsto hasta las 14.30, pero recién se levantó de su silla a las 15.20, contrariando su costumbre de querer irse rápido de los lugares.

Testigos de ese almuerzo realizado en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada hablaron con Infobae. Aseguraron haber acudido "con pocas expectativas, pero la verdad es que vi un Macri vestido de Presidente". Otro contó: "nos habló con una franqueza que no esperaba, hasta se quejó de que el PRO estaba teniendo vicios de la vieja política"; "me volví a enamorar", exageró un tercero. Pero lo más importante, según explicaron, es que arrancó haciendo un análisis de la situación que llevó al Gobierno a pedir la ayuda del Fondo y cuáles serían las perspectivas de futuro que, ahora, tienen una nueva meca: ya no el segundo semestre, que aceptó que va a ser muy difícil, sino fin de año.

Por cierto, el Presidente no evitó preguntarles por el "doble discurso" de los gobernadores que, cuando se reúnen con él, elogian sus decisiones y luego, en público y en sus provincias, dicen cosas muy distintas. Varios de los intendentes sentados a la mesa ratificaron esa visión y pidieron que los tomen en cuenta a la hora de hacer anuncios y tomar decisiones, lo que agradó especialmente a Macri, al punto que se comprometió a mantener estos encuentros cada mes o mes y medio, por lo menos.

"Lo que más rescato del almuerzo es que por primera vez los más importantes intendentes de la Argentina fueron recibidos por un Presidente y atendidos y escuchados con respeto, porque se valora el aporte sustancial que hacen a la gestión, ya que son los que están más cerca de la gente", dijo, por su lado, el subsecretario de Municipios Lucas Delfino.

Un intendente del NEA, peronista, quedó especialmente impactado con un comentario que hizo Macri sobre la llegada del gigante norteamericano de comercio electrónico Amazon a la Argentina, más precisamente, a la zona franca de Bahía Blanca. El Ministerio de Modernización se enteró que la compañía iba a instalarse y así se lo transmitió al Presidente quien, en un viaje que hizo a los Estados Unidos, aprovechó para reunirse con Elaine Feeney, vicepresidenta de Expansión Global de Infraestructura, quien le confirmó las intenciones de la empresa de instalarse en nuestro país.

En efecto, a fines del año pasado se registraron en la Inspección General de Justicia dos sociedades comerciales, Amazon Data Services y Amazona Web Services, mientras en paralelo se conoció que se había lanzado una búsqueda de gerentes, técnicos y vendedores. Pero la operación, que involucraría una inversión de u$s 300 millones y empleo para 700 personas, aún no está asegurada.

Según le contó Macri a sus comensales, el presidente chileno Sebastián Piñera le ofreció condiciones superiores a las que puede dar nuestro país en materia de regulaciones laborales y desgrabaciones impositivas y "todavía está por verse qué puede suceder".

Incluso se supo que el ministro de economía chileno, José Ramón Valente, viajó en abril de este año a Washington para reunirse con el vicepresidente de Amazon, Brian Huseman, para convencerlo de que elija Chile para instalar ese nuevo centro de datos, el primero en América Latina, lo que podría "tejer un ecosistema de innovación con el aterrizaje de otras compañías", según trascendió en medios del país transandino.

"Cuando el otro día un cura me preguntó por qué no le sacaba la plata a los ricos para dársela a los pobres, yo le dijo que si hacía eso, que era lo más fácil del mundo, nadie vendría a invertir a nuestro país y dar empleo y generar condiciones de desarrollo genuino, mucho menos ahora donde todos los países se pelean por recibir las mejores inversiones a largo plazo", le contó a los intendentes.

Reunido con intendentes del NOA, en este viaje que recién concluyó ayer por la tarde en Santiago del Estero, también buscó traer la mirada global a la mesa de la discusión. "Si ustedes quieren atraer turismo, una industria con la que estamos en condiciones de hacer una revolución en la Argentina, no alcanza con que haya una iglesia y una feria de artesanías. El turista quiere vivir experiencias, así que les tienen que acercar experiencias, con aventuras únicas, chamanes, lo que sea, que haga que el visitante nunca se olvide de su paso por este lugar", les dijo, buscando entusiasmarlos.

Al Presidente le están gustando este tipo de viajes (ya hizo otro muy similar a las provincias del NEA, donde también se quedó casi tres días) donde habla de cuestiones concretas de gestión en cada lugar, sin tener que adentrarse en los dilemas del poder, que lo aquejan y seguirán aquejándolo porque, aunque a veces pretenda negarlo, de eso se trata la política.

Aún está pendiente la reformulación del Gabinete que podrían venir después del acuerdo con el Fondo Monetario que -según él mismo dice- sería inminente, rondando el 10 de junio. Hay quienes creen que esos cambios que vendrán, serán drásticos. Otros opinan exactamente lo contrario, que no pasarán de lo cosmético. Por ahora, ya son varios los Ministerios (no todos) que no son más coordinados ni por Mario Quintana ni por Gustavo Lopetegui, que fueron obligados a dar un paso al costado.

Como sea, tanto estos cambios que Macri está pensando como el nuevo tipo de encuentros, con mayor apertura y menos ansiedad, demuestran que el Presidente es consciente de que el Gobierno, y su propia figura, tocaron fondo y allí se mantendrán por un buen tiempo. Lo dijo un amigo: "mejor que en estos meses sea empático y buena onda, en los próximos no tendrá mucho más para ofrecer que sacrificio, sudor y lágrimas."

Silvia Mercado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 98 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…