Lunes, 21 Octubre 2019 00:00

En un debate presidencial con fuertes cruces, Mauricio Macri se mostró más sólido que Alberto Fernández - Por Martín Bravo

Escrito por  Martín Bravo
Valora este artículo
(0 votos)

El Presidente mantuvo una fuerte ofensiva contra su rival del Frente de Todos, a quien criticó por su pasado kirchnerista.

 

Con Mauricio Macri más agresivo que hace una semana, con el objetivo de aprovechar acaso la última oportunidad para intentar descontar la amplia ventaja de Alberto Fernández en las primarias, el debate en la Facultad de Derecho de la UBA transcurrió con fuertes cruces entre los dos principales candidatos. El ex jefe de Gabinete se defendió y contraatacó, en la línea que ya había mostrado en Santa Fe.

Organizado por la Cámara Nacional Electoral, y con el mismo formato rígido que el domingo anterior en el Paraninfo, en este caso el debate fue más intenso principalmente por la actitud de Macri, con otra iniciativa en su búsqueda cuesta arriba de forzar un balotaje. En la introducción y en cada uno de los cuatro ejes temáticos aguijoneó a su rival del Frente de Todos con acusaciones de corrupción, presuntos vínculos con el narcotráfico, defensa de barrabravas y delincuentes, la intervención del INDEC y la utilización de la pobreza.

Alberto F. replicó también con fuertes cuestionamientos al Presidente, con alusiones a los decretos para nombrar jueces de la Corte y beneficiar a familiares, negocios del grupo Macri con la obra pública, conflictos de intereses del actual gobierno, la crisis económica y el aumento de la pobreza. La tensión llegó al punto de que al final apenas se saludaron casi sin mirarse y ya fuera de cámara cruzaron reproches subidos de tono.

Con contadas propuestas, Macri prometió ajustar los créditos UVA por salarios en lugar de la inflación y Alberto F. ratificó sus planes de crear un ministerio de Vivienda, un Consejo de Seguridad y poner en marcha el programa contra el hambre. Roberto Lavagna buscó mantenerse al margen de la disputa, Nicolás Del Caño disparó contra ambos aunque algo más enfocado en el Presidente, José Luis Espert incomodó con una pregunta al candidato del Frente de Todos y Juan José Gómez Centurión también priorizó al ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner en sus cuestionamientos. El candidato de Consenso Federal habló del desafío de crear dos millones de puestos de trabajo, el del Frente de Izquierda propuso una asamblea constituyente, legalizar la marihuana y la elección directa de jueces, Gómez Centurión cargó contra los cortes de calles y Espert también contra los piqueteros y los sindicalistas.

Desde la presentación, Macri mostró una postura más desafiante que en el debate en Santa Fe. "No cambio para acomodarme y tengo un compañero de fórmula que siempre da la cara”, arrancó, y enseguida apeló a su promesa repetida en la campaña para replicar las críticas en materia económica: “Viene una etapa distinta, con crecimiento, empleo y mejora del salario”. Alberto F. también fue agresivo desde esa primera instancia. “Un Presidente no se debe involucrar en la Justicia, no debe firmar decretos que favorezcan a sus hermanos”, arremetió, e hizo referencia al “dedito” antes cuestionado por Macri como pie para meterse en la crisis: “Mi índice sólo marca errores y señala inconductas. Desocupación, pobreza, inflación. Ocupémonos de lo importante”.

Luego, en cada eje temático, se sucedieron los cruces entre los candidatos que en las primarias concentraron el 80% del electorado. Alberto F. explicó la inseguridad a partir de la desigualdad, marcó que creció en estos años y propuso la creación del Consejo. “Nosotros somos distintos. Ellos abandonan a las víctimas del delito. Cuando fue jefe de Gabinete llegamos a importar 20.000 kilos de efedrina por año. Nosotros no transamos con la droga. Así son ellos, no van a cambiar”, arremetió Macri. “Gracias a Dios no nos parecemos en nada. Por mucho de lo que dice el consumo de droga y de marihuana ha aumentado en estos años, eso quiere decir que el negocio está proliferando”, replicó el candidato del Frente de Todos. También hubo un contrapunto por las estadísticas: para Alberto F. cayó 38% el Presupuesto en Seguridad y hubo 3.262 personas asesinadas, para Macri los homicidios bajaron un 30%.

En el siguiente round -Empleo, Producción e Infraestructura-, el ex jefe de Gabinete atacó primero. “La Argentina tiene la tasa de desempleo más alta de los últimos 13 años. Es razonable: el Presidente piensa que el trabajo es un costo”, aseguró, y machacó con el cierre de 43 pymes por día. “La obra pública era una matriz de corrupción. No cambian más. Con el precio de una autopista kirchnerista nosotros hacemos dos”, golpeó Macri, y enumeró las condenas a Julio De Vido, Ricardo Jaime y José López, y en el turno siguiente los departamentos de Daniel Muñoz y la valija de Antonini Wilson. “¿Usted en el clan Macri no vio la corrupción en la obra pública? Después, cuando su padre murió, nos contó que él era el responsable de todo”, replicó Alberto F. En ese bloque Espert también lo apuntó con una pregunta. “Cuando tuve diferencias renuncié y me fui a mi casa”, respondió. “Es difícil de creer”, insistió Macri.

En el siguiente eje temático, Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado, el postulante del Frente de Todos cuestionó a Macri por proponer dos jueces de la Corte por decreto y “usurpar un cargo” en el Consejo de la Magistratura. “Ya avisaron que van a sacar los recursos a la Ciudad de Buenos Aires. Nos dejaron un Estado sin estadísticas, sin controles y llenos de militantes. Fantasean con una Conadep para juzgara los periodistas”, aguijoneó el candidato de Juntos por el Cambio. “Los argentinos quisiéramos saber qué pasó con los parques eólicos, cómo fue que su hermano terminó blanqueando dinero cuando la ley no se lo permitía, con el Correo”, contragolpeó Alberto F.

En el último bloque, Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda, el ex jefe de Gabinete apuntó que en el final del mandato de Macri la pobreza rondará el 40%. “Lo único que supo hacer es mentir una y otra vez. La pobreza la multiplicó y lo más grave es cómo multiplicó el hambre”, dijo. “Es indignante escucharlos hablar de pobreza, la única idea que tuvieron fue ocultarla. Siempre han usado a los pobres”. Sobre el final el Presidente remitió al acto del sábado en la 9 de Julio y aseguró que habrá un tercer debate, antes de un eventual balotaje. “Vamos a ponernos de pie, que en la grieta se queden ellos”, cerró Alberto F.


Martín Bravo

Visto 51 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Octubre 2019 17:14

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…