Miércoles, 27 Mayo 2020 00:00

Los jubilados siguen perdiendo poder adquisitivo - Por Ismael Bermúdez

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

A pesar de los aumentos de marzo y junio y los bonos extraordinarios, los haberes son más bajos.

 

Por el aumento diferenciado de las jubilaciones y pensiones en marzo según los rangos de haberes y los bonos extraordinarios otorgados a los beneficios más bajos (que de todos modos no repusieron las pérdidas anteriores), los haberes previsionales se ubican entre un 12,1% y un 26,3% por debajo del nivel que tenían en diciembre de 2015, de acuerdo a los datos de CEPA (Centro de Economía Política Argentina). Las distintas pérdidas de haberes marcan el achatamiento de la pirámide de ingresos previsionales.

Los datos toman en cuenta el incremento del 2,3% más los $ 1.500 de suma fija otorgados en marzo y el 6,12% de junio, más los 2 bonos extraordinarios de $ 5.000 y un tercero de $ 3.000 para los haberes más bajos.

“El poder adquisitivo del haber mínimo, considerando la evolución de los aumentos y los bonos correspondientes, experimenta una recuperación que suma 7 puntos porcentuales adicionales respecto del promedio de 2019. No obstante, aún la brecha con el poder adquisitivo que existía en 2015 se mantiene en torno de 12 puntos menos: si durante 2015, un jubilado/a de la mínima percibió en promedio el equivalente a $ 100, en el primer semestre de 2020 recibirá en promedio $ 87,90”, dice el Informe de CEPA.

En la otra punta, las cifras elaboradas por Hernán Letcher, director del CEPA, marcan que los haberes máximos tuvieron una caída del 21,4% durante la gestión de Mauricio Macri y volvieron a reducirse casi otros 5 puntos en la primera mitad de este año, acumulando en total una pérdida del 26,3%.

En los haberes intermedios la situación varía según que los jubilados o pensionados hayan recibido o no algún reajuste por haber adherido a la Reparación Histórica o como efecto del cobro de sentencias firmes. En esos casos, en promedio, los haberes medios se mantienen con una pérdida acumulada en 4 años y medio del orden del 14%, sin cambios en la primera mitad de 2020.

Sobre 7,5 millones de jubilados y pensionados (incluyendo las pensiones no contributivas y la Pensión Universal al Adulto Mayor –PUAM), 4,5 millones percibieron los bonos extraordinarios y 3 millones solo los aumentos por decreto.

La evolución futura de las jubilaciones dependerá del criterio con que se apliquen los incrementos presidenciales. Por ejemplo, si serán un porcentaje similar para todos los haberes o se volverá a un porcentual más una suma fija por cuanto el Gobierno quiere prorrogar los aumentos por decreto 180 días más, hasta fin de año. Y qué relación tendrán esos aumentos con la inflación.

En el caso de los haberes más bajos, el balance dependerá también de si habrá nuevos bonos extraordinarios ya que los que ya se otorgaron – por un total de $ 13.000 – no se incorporaron a los haberes regulares y, en consecuencia, sus efectos se diluyen en el tiempo.

También dependerá de lo que resuelva la Corte Suprema tanto por los reclamos hechos contra el ajuste de Mauricio Macri con el cambio de la fórmula de movilidad (fallo favorable de la Cámara de la Seguridad Social y del Procurador de la Corte en la causa Miguel Fernández Pastor) como por la demanda colectiva auspiciada por la Defensoría de la Tercera Edad y reclamos individuales contra la suspensión retroactiva de la movilidad con la ley de Emergencia.

Ismael Bermúdez

Visto 474 veces Modificado por última vez en Miércoles, 27 Mayo 2020 17:03

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…