Martes, 19 Marzo 2019 00:00

El peronismo parlanchín

Escrito por 
Valora este artículo
(8 votos)

 

“¿Lobo estás?”, “Me estoy poniendo los pantalones”; al ratito: “¿Lobo estás?”, “Me estoy abrochando la camisa”; al ratito nomás: “¿Lobo estás?”, silencio de radio.

 

Siguiendo las reglas del juego de las escondidas, los peronistas, kirchneristas, aliancistas federales peronistas, lavagnistas y hasta…tinellistas, vuelven a entretenernos con sus paparruchas proselitistas, creyendo que los que no simpatizamos con ellos somos estúpidos o cobardes y estamos temblando por la posibilidad de que puedan constituirse en gobierno nuevamente este año.

Siguen creyendo ser unos buenísimos pilotos de tormenta (¿) de las crisis que siempre han generado, con una rara habilidad para apretarnos una y otra vez sin ahorcarnos del todo y ver si de tanto en tanto no logran incorporar algún otro prosélito a su “claque”.

Bárbaro, Alberto Fernández, Tristán “cortometraje” Bauer, Urtubey y otros cuantos pseudo intelectuales del movimiento multifacético, se caracterizan por el uso inveterado de solemnes apotegmas –que se asemejan más bien a trabalenguas “culturosos”-, que solo persiguen ocultar la realidad: una inmensa mayoría de la sociedad ya no quiere seguir comiendo el vidrio molido que les ofrecen y seguramente los alejará cada día un poco más de cualquier escenario político futuro, hasta que se conviertan en una sombra reflejada contra el sol poniente.

Les decimos de una: conviértanse. Dejen de difundir paparruchas. Son Uds. los que nos llevaron, de la mano del autodenominado “león herbívoro” y luego algunos otros parlanchines, al estado de postración e inquietud en el que vivimos.

Basta de “patas peronistas” que no son más que un proyecto para que todos terminemos en “patas”. De asegurarnos que tienen todo calculado…para refundirnos siempre con el estúpido discurso que les sirvió para robarnos las ilusiones. Y no solo ellas, sino el poco dinero que pudimos ahorrar y perdimos con las crisis que provocaron alevosamente desde y fuera del gobierno.

Basta de Sciolis y Duhaldes. De manzaneras y mantanceros.

Permítannos decirles que estamos hartos de estar hartos, como hubiera dicho el inefable Neustadt.

Que no nos importa qué tienen en la cabeza esta vez, PORQUE YA LO SABEMOS: las mismas consignas herrumbradas de siempre.

Ustedes son el cáncer que ha corroído la Argentina, sumándonos a las deliberaciones absurdas sobre derechos humanos deformados, del trabajador “en negro”, del niño (al que le robaron la educación) y de la vejez (a la que le robaron sus pensiones de retiro), para terminar, sumiéndonos a todos en un país mendicante que vive de prestado mientras Uds. se pasean muy orondos con los dólares que pusieron durante años a buen resguardo.

Basta de eufemismos. De llamar “más vulnerables” a los pobres que fabricaron con una dedicación perversa. De hablar de una “soberanía popular” que consistió siempre en hacerle un corte de manga al mundo entero que cada tanto tuvo que venir a “darnos una mano” para salvarnos del naufragio. De mencionar “consensos” que solo consistieron en que aceptásemos que sin Uds. no se podía vivir, ni progresar…ni casi, casi, pasar al baño sin permiso, so pena de ser considerados como unos insensatos derechistas anticuados que solo aspiramos a pasar por la aplanadora los derechos sociales que se fueron logrando A PESAR DE USTEDES Y NO POR USTEDES.

Todavía recordamos –por nuestra edad es cierto-, las quejas del socialista Cipriano Reyes, encarcelado por el General Perón, que dejó testimonio de cómo robaron y manipularon en provecho del movimiento peronista todas las conquistas propuestas innovadoramente por el socialismo del viejo dirigente que creyó en el peronismo…y así le fue.

Nos solidarizamos con Alfredo Casero. Que no está loco. Dice verdades.

Y las dice con una sencillez que conmueve. Y no usa eufemismos, ni saco y corbata. Ese que se sacan Uds. para arremangarse la camisa en los actos públicos y “parecer” parte del pueblo al que han esquilmado durante años.

Les decimos, también de una: el problema no es que se presente Cristina o no.

Lo que causa nuestra incertidumbre es saber hasta qué extremos son capaces de llegar con el dinero de los corruptos que los rodearon todos estos años, a fin de sumergirnos en dilemas que ya no son tal para los que no queremos verlos más ni en fotografías.

Arruinaron varias generaciones de la política argentina. Crearon un sistema de alianzas vergonzosas. Se valieron de cualquier pretexto para hacer del Estado un aguantadero de sus conmilitones.

Macri y su gente se habrán equivocado en muchas cosas, pero han puesto proa hacia otros lares. Un mundo al que Uds. no entienden PORQUE HABLAN EN OTRO IDIOMA.

A buen entendedor, pocas palabras.

Carlos Berro Madero
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 418 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…