Viernes, 15 Mayo 2020 00:00

El, peor. Y ella, mejor - Por Walter Schmidt

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Alberto Fernández enfrenta el peor momento de la crisis sanitaria y económica. Cristina Fernández, el mejor momento de su situación judicial.

 

Alberto Fernández no es Cristina Kirchner. No porque alguien lo afirme. Sino porque fue la mano derecha de Néstor Kirchner, respondía sólo a él. Ese mismo cargo de Jefe de Gabinete, con Cristina como presidenta, ya no fue lo mismo y renunció, pese a que Kirchner nunca dejó de ser su jefe político. Y por años Alberto F. fue crítico de Cristina y su gobierno, muy, hasta poco tiempo antes de ser entronizado por ella como candidato primero y como presidente después.

Hoy el Fernández Presidente afronta el peor momento. La preocupación sanitaria y la económica alcanzaron un pico, que no es el más alto. La primera porque se empieza a palpar lo que el gobierno porteño venía pregonando: el techo de casos para fines de mayo, principios de junio. El número de contagios y de muertes comenzó un peligroso ascenso. Y la económica, porque la crisis azota a todos los sectores, con una variable clave: el transcurso del tiempo es directamente proporcional al perjuicio en los bolsillos. De poco sirve la apertura de comercios de los últimos días si del otro lado la sociedad tiene miedo a salir y contagiarse, miedo a perder su empleo porque la economía se derrumbó o simplemente no tenga dinero para consumir.

La Fernández vicepresidente, en cambio, podría estar atravesando su mejor momento. Tuvo que “soportar” la derrota de 2015 a manos nada menos que de Mauricio Macri, y en 2017 ser derrotada en las legislativas nada menos que por Esteban Bullrich. En simultáneo, una decena de procesamientos por corrupción y un panorama judicial muy difícil. Hasta que la varita mágica de la política parece haberla tocado, ahora que regresó al poder. Como se preveía, ayer la Oficina Anticorrupción dejó de ser querellante en las causas de corrupción (parece un juego de palabras) en su contra. Y es esperable también que los adláteres que Cristina ha ubicado en lugares estratégicos del Estado, siempre relacionados con el Poder Judicial, también le vayan ofrendando sus frutos.

No sólo las responsabilidades entre un Presidente y un vice son distintas según lo establece la Constitución Nacional. En este caso, la esencia de ambos Fernández es diferente. ¿En algún momento sus intereses, por ser diferentes, se cruzarán?


Walter Schmidt

Visto 365 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…