Domingo, 24 Mayo 2020 00:00

Arrinconan a la oposición para que negocie votos en el Congreso - Por Ignacio Zuleta

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

Mesa de arena. El oficialismo está tanteando a la oposición para negociar cuestiones para las que requiere votos. Una de ellas, es la suspensión de las PASO de agosto del año próximo. La cuestión le conviene al oficialismo, pero también a la oposición. En público, aducen que, sin vacunas, no conviene arriesgarse.

 

El gobierno aprovecha el cono de sombra que tiende la peste sobre la capacidad de la oposición para sobrevivir al corralito institucional, para tentarla a negociar situaciones de mediano y largo plazo que escapan a la agenda sanitaria, que hoy lo justifica todo. Esas situaciones buscan mejorar el futuro de la colonia de cuentapropistas que es el oficialismo, y darle herramientas para enfrentar sus necesidades básicas insatisfechas cuyo remedio requiere mayorías especiales de votos.

Para el ala Olivos se trata de dotar al presidente y su entorno de mecanismos de control sobre el horizonte electoral, que hoy pasa por la suspensión de las PASO -primera necesidad insatisfecha – y la reforma judicial que aplaque ansiedades en la socia Cristina. Juegan partidos odiosos entre sí, replicando bifrontalidades de todos los gobiernos – Menem/Cavallo; Kirchner/Lavagna; Cristina/Scioli, nihil novum sub sole.

El sistema de primarias para la validación de candidaturas mantiene el poder de decisión sobre postulaciones en los dos accionistas de la Coalición de gobierno: el peronismo del interior, que se sindica en los gobernadores de Córdoba, Santa Fe y Tucumán, y el peronismo del AMBA que domina el Instituto Patria. Alberto Fernández es presidente por la resultante de una composición de fuerzas contrarias, y no tiene posibilidades de manejar la derrota, en el sentido náutico del término. Suspender las PASO le daría una silla de igualdad en una mesa de negociación de postulaciones, en la que hoy es punto no banca. No es una tragedia de la cual se deba responsabilizar al presidente: está donde está como consecuencia de un acuerdo del cual él es la parte débil.

Guerrillas en el poder, señal de debilidad

La segunda necesidad insatisfecha es disipar el futuro judicial de Cristina y algunos de sus exfuncionarios, que claman en el desierto que hace seis meses que gobiernan y nadie hace nada por las causas que los tienen rehenes de la justicia. El paso del tiempo hace bajar la importancia de la acusación de se trata de persecución política.

¿La consiente Olivos, que no hace nada? El disparador del remedio es mover una reforma judicial que el peronismo tiene en carpeta desde 2003, que evoca intentos del gobierno de la Alianza, y que implica el anegamiento del sistema, por la fusión de juzgados, fueros y jurisdicciones que impliquen barajar y dar de nuevo. Este gobierno, como antes el de la Alianza y los del ciclo Kirchner, prometió dinamitar el poder del fuero penal de Comodoro Py.

Los jueces tomaron nota de que esas amenazas son inocuas, porque nunca avanzaron hacia ninguna destitución, y mantienen su poder mediante la toma de rehenes en la política. Para algunos eso está bien, para otros está mal, pero en esa pelea política que lleva más de 20 años, la justicia le va ganando a la política por goleada. Los socios de silencio juegan guerra de guerrillas, una muestra de debilidad extrema. Cristina mandó a la diputada Vallejos a amenazar con canje de Repros por acciones de empresas, furiosa por la ayuda de Olivos a empresas que tiene en la lista negra.

También mandó a retirar a la OA de las querellas contra ella como empresaria. Se enteró Alberto por los diarios y filtró la puja con términos más odiosos aún: si ella me consultaba le hubiera dicho que era un error hacer eso, porque no puede decir que no le he dado una mano en las causas judiciales. Esta escaramuza desmiente esa impresión que transmite la oferta explicativa de que hay guerra de poderes entre titanes.

Es una pelea en la Quema que llega hasta la intimidad presidencial. ¿Acaso el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, no es elegido por Alberto para la gran reforma del PJ que le dé el control a él del partido? El ministro provincial Sergio Berni salió a piquetearlo, sabiendo que este alcalde, junto a Jorge Capitanich, son los asesores del presidente en temar partidarios. Igual lo vapulean, pese a que es como el Ominami del conurbano para Alberto. De paso, en la intimidad de la casa real, Olivos, este asesor extraterritorial es tolerado el entorno de los amigos del presidente, pese a que a sus espaldas lo descalifican con el mismo mote que alguna vez le puso el papa Francisco a Massa. No lo repetiré para no inflamar, pero si lo niegan desde ese entorno diré cómo lo llaman y quién lo descalifica.

Por qué tambalean las PASO

Para avanzar en los dos frentes, que son los únicos que interesan en la agenda oficial, el gobierno necesita sentar a la oposición. Suspender las PASO implica una reforma de la ley electoral, aunque sea de forma temporaria, para lo que se requiere una mayoría calificada, según la Constitución. Para disparar la reforma judicial, que el gobierno quiere ocurra con la designación del nuevo procurador de la Nación, también necesita el consentimiento de sus adversarios. Ya tiene sobre la mesa los dictámenes de los expertos y apoderados electorales, que señalan la oportunidad de suspender para el próximo turno electoral el sistema de las PASO.

El argumento es que, sin vacuna a la vista, es imposible, a un año del cierre de listas de candidatos a este sistema, prever los mecanismos convencionales del voto, que terminan con una convocatoria al voto obligatorio en agosto del año que viene. A la imposibilidad de organizar grandes concentraciones de gente en las PASO de agosto o en las campañas previas, se agregan los efectos de una crisis económica que secará todos los presupuestos.

El gasto de esas primarias se ha calculado, para la elección nacional de 2019, en el orden de los $5.000 millones. Ese consejo de suspender las PASO lo han recibido Alberto, Eduardo de Pedro, ministro del Interior, y también Santiago Cafiero, quien ha tenido ya alguna conversación con Horacio Rodríguez Larreta. La crisis que surge de la pandemia y sus consecuencias económicas le brindan al gobierno y a la oposición la oportunidad de sacarse de encima el compromiso, que puede afectar a coaliciones muy débiles, con crisis de liderazgo, de programa y sin poder territorial asentado.

La oposición va a resistir otra reforma electoral

Ir a unas PASO es un desafío inoportuno para el oficialismo de los Fernández, pero también para la oposición de Juntos por el Cambio. En la CABA Horacio Rodríguez Larreta no tiene reelección de 2023, y hacen cola para probarse su ropa de jefe de gobierno.

A Alberto no le resulta fácil ni designar porteros de escuela, menos le conviene entrar en un sistema en el que desafiarán el poco poder que tiene como presidente, por delegación de los poderosos del peronismo. Esta percepción no la comparten los radicales, que entienden que las PASO son de gran utilidad para resolver entuertos en elecciones de medio término.

Hay que aclarar que las PASO siempre son un problema, o una solución, para distritos grandes, que eligen muchos legisladores. La mayoría de las provincias eligen pocos, y la disputa se hace sobre dos o tres bancas, no como ocurre en Buenos Aires, que reparte decenas de bancas y hay más materia para la pelea.

La UCR mira la iniciativa oficial con recelo. El Pro lo hace con más frialdad. Larreta le trasladó el asunto a Patria Bullrich, que advirtió que lo peor que les puede ocurrir es que la suspensión los tome por sorpresa. “No sea que eso lo decidan a último momento y nos dejen sin recursos para enfrentar la situación”, dice. Como presidente del Pro llamó a que cada fuerza designe delegados a una comisión para estudiar el escenario y montar, en todo caso, un sistema de elección de candidatos por una vía alternativa de las PASO.

Una suspensión les devolvería a los partidos, por este turno, la posibilidad de elegir candidatos según su carta orgánica. Fue siempre así hasta que la ley de 2009 estatizó esa decisión privada de los partidos. Fue otra de las estatizaciones del peronismo de esos años, como los aviones, el petróleo o las jubilaciones. El entendimiento en la oposición sobre este punto, quizás para filatelistas de la política, la obliga a superar diferencias internas.

Hay ensayos, como el del lunes, cuando compartirán una video conferencia representantes de todas las fuerzas de Juntos por el Cambio, con la novedad de que aparecerán en la misma pantalla Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich, Maxi Ferraro (Coalición) y Miguel Pichetto. También está citado Daniel Salvador. Es la primera oportunidad de que ese poliedro que es Cambiemos muestre todas sus caras. De paso, esa mesa compartirá pantalla con otra videoconferencia del oficialismo, que recordará la asunción de Néstor Kirchner el 25 de mayo de 2003, y que organiza el PJ nacional con un llamador que dará que hablar, porque lo firma José Luis Gioja, contradictor de Sergio Uñac, jefe del PJ de San Juan e interlocutor privilegiado de Alberto. También estarán Carlos Kunkel y Laura Alonso, por la juventud peronista y quizás para cortar tanta veteranía de sus dos compañeros de chat.

La reforma judicial es para cambiar jueces hostiles por fiscales amigos

La iniciativa de apurar el debate sobre la postulación de Daniel Rafecas como nuevo procurador agita la ligustrina en el terreno judicial. El gobierno filtra la información de que van a llamar a la comisión de Acuerdos para tratar esa postulación, que está hoy bloqueada por el rechazo de la oposición de Juntos por el Cambio.

Faltan 4 votos para que avance porque necesita una mayoría especial de votos. La presión de Alberto por desbloquear la situación se ejerce sobre los gobernadores con más diálogo con Olivos, como Larreta y Gerardo Morales. Estos dos dirigentes son los que más futuro político tienen hacia 2023, y seguramente animarán la confrontación de ese año por la candidatura presidencial de lo que hoy es Cambiemos, si Cambiemos existe para entonces.

Hoy se aferran a la decisión de los caciques de esa coalición, para que nadie saque los pies del plato y se mantenga la unanimidad en la posición. Para la oposición, Rafecas es el disparador de una reforma judicial que reemplazará el poder de un grupo de jueces malignos, por una tropa de fiscales amigos. Este es el discreto encanto de Rafecas, que no es peronista, pero despierta pasiones concurrentes en Alberto y Cristina. Ya se les va a pasar. Pero hoy dan la vida por esa designación.

Para Macri es anatema dar apoyo, y reniega de quienes, en sus cercanías, lo ven al magistrado como un candidato mejor que un cristinista rabioso. Pero un Slokar, para mentar al cristinista modelo, tendría menos votos que Rafecas aun dentro del mismo peronismo. Llamar a la comisión de Acuerdos implica disparar el debate público - que ya transcurrió por escrito con adhesiones y rechazos al candidato- y aprobar el dictamen para la postulación. Con ese dictamen, el gobierno lanzará la última ronda de carancheo de votos.

Para los radicales y la Coalición, quien saque los pies del plato, se incinera hacia adentro y hacia afuera, y será considerado traidor. Nadie admite estar negociando nada con el gobierno para un canje por posiciones en una corte ampliada, o para la designación del Defensor de la Nación. Es leche derramada, pero ahora se lamentan en la oposición por la negativa de Macri, cuando era presidente, a un acuerdo con el peronismo del Senado para designar a un procurador simpático al sector “federal” de Pichetto, como pudieron ser Raúl Plee o Rodolfo Urtubey. Prefirieron bloquear esa posibilidad con la candidatura imposible de Inés Weinberg. Eso reveló que no tenía interés para una fuerza política contar con un funcionario institucional en un futuro sin poder.

Lamento por la leche derramada

Lo mismo ocurrió con la candidatura a una silla de la Cámara Nacional Electoral para la postulante de la UCR, Alejandra Lázzaro. Se negó a negociar esa designación y la oposición se quedó sin otra silla para un futuro sin poder. Carencias de Macri para mirar el horizonte, algo que lo diferencia de otros políticos, que entienden la necesidad de conservar mecanismos de defensa futura. Ahora se revelan estas debilidades, cuando el gobierno le abre un previsible juicio de residencia al gobierno anterior en el Congreso.

El vocero cristinista José Mayans dedicó a esa agenda buena parte del discurso en la sesión del jueves, con un desfile de artillería hacia las partes blandas del anterior gobierno, que son Macri y Gabriela Michetti. El peronismo sabe que nunca nadie da mucho por el que tuvo poder y lo perdió. Le pasó a Cristina, que conserva la libertad por obra y gracia de Pichetto, pero ese desentendimiento lo sufrieron Amado Boudou, condenado, y Julio de Vido a quien el peronismo le soltó la mano en Diputados.

Ahora el oficialismo los pone en la mira, sabiendo que nadie se esforzará por defenderlos, porque son el pasado. Laura Alonso, la ex titular de la Oficina Anticorrupción, lamenta el silencio de los teléfonos de ex funcionarios del macrismo, después de que su sucesor retirase a esa oficina de las querellas de Cristina. Lo saben quiénes compartieron con ella otro de los chats de la semana. Mayans recordó que tiene citada a la comisión Revisora de Cuentas con este argumento: “El presidente Macri no tiene, en los cuatro años, una sola cuenta de inversión aprobada”.

También quiere que la Auditoría le tome examen al Banco Central por la llamada fuga de capitales, en los términos del informe histórico que se conoció la semana anterior. Ese reporte también lo quiere discutir con la comisión de la Deuda que, dijo Mayans, quería que sesionase este lunes: se olvidó quizás del feriado, aunque con la virtualidad creciente de todas las conductas, que te hacen trabajar hasta en domingo y feriados. Estas señales son todos llamados a que la oposición pregunte “¿de cuánto estamos hablando?” y se acerque a conversar sobre aprietos que sólo se destraban si la oposición negocia.


Ignacio Zuleta

Visto 1036 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…