Miércoles, 12 Septiembre 2018 00:00

Macri y un fuerte gesto a sus socios radicales - Por Eugenio Paillet

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

La reunión del gabinete ampliado de esta mañana en el CCK, más allá del tratamiento de temas puntuales como la atención principalísima en el cuadro social en tiempos en que la oposición cristinista está muy activa en las redes, o los avances con los gobernadores para conseguir que el Congreso apruebe el Presupuesto 2019 con sus más y sus menos, y la premura por cerrar antes del viaje de Macri a Nueva York el acuerdo con el FMI, dejó a la luz un claro gesto del presidente hacia sus socios radicales de Cambiemos.

 

En su arenga final ante casi mil asistentes entre funcionarios y legisladores de los bloques del oficialismo en el Congreso, el presidente mandó un primer mensaje según revelaron a este diario fuentes que participaron del encuentro. "Ahora más que nunca no debemos olvidarnos que somos un equipo, todos somos un equipo", dicen que fue una de las frases directas del mandatario destinada a limar asperezas con el resto de la coalición, pero en especial con la UCR, luego del tendal de heridos que dejaron las deliberaciones del aquel fin de semana en Olivos en torno a los movimientos en el gabinete nacional. De los que, como ya se sabe, los correligionarios de Alem se quedaron con las manos vacías.

El primero en salir luego a poner las cosas en su lugar respecto del estado de convivencia actual entre macristas, radicales y la Coalición Cívica de Elisa Carrió fue el jefe del interbloque del oficialismo en la cámara de Diputados, Mario Negri. "Cambiemos goza de muy buena salud no se preocupen", dijo el cordobés con cierta ironía al responder una pregunta sobre aquellas escaramuzas y los finalmente fallidos ingresos al gabinete de Ernesto Sanz, Martín Lousteau y Alfonso Prat Gay.

Otro fuerte gesto de Macri en dirección a calmar los ánimos internos y mostrar delante de sus interlocutores que la casa está más o menos en orden fue cuando pidió a todos por igual "bajar un poco el ego, dejar los egos de lado". Para las fuentes aquí podría haber intentado a la vez poner en caja las ínfulas de los levantiscos del radicalismo que para algún sector del macrismo duro "sólo les importan los cargos".

Siguiente gesto elocuente de Macri, en el marco de la nueva etapa en materia de comunicación que se ha puesto en marcha y que implica que todos los ministros salgan luego de las reuniones, por separado o en grupos, a hablar con la prensa. Un ejercicio que hasta antes del pico más alto de la crisis que obligó a Macri a modificar el gabinete era casi resorte exclusivo del Jefe de Gabinete. El presidente mandó a la conferencia de prensa a la ministra de Desarrollo Social y Salud, Carolina Stanley, acompañada de las dos más altas autoridades del radicalismo en el Congreso. El propio Negri, y el jefe del bloque de senadores de Cambiemos en el Senado, Luis Naidenoff.

"El presidente buscó deliberadamente esa foto, quiere mostrar que no hay problemas con los radicales, y por eso les pidió que acompañaran a la ministra", dijo la fuente gubernamental. Si Macri quería dar un golpe de efecto y mostrar a la luz del día que lo que se dice que pasa en las sombras es menos grave que lo que se publica en los diarios, lo logró: los dos legisladores se mostraron en completa sintonía con Stanley y con los esfuerzos del gobierno por salir de la crisis y por darle al Congreso todo el protagonismo en cuanto al tratamiento del Presupuesto del año que viene. Con Negri, como se vio en aquellas declaraciones, como el más enfático a la hora de minimizar rencillas internas.

De su lado, la ministra Stanley también buscó desactivar cualquier suposición sobre descontentos internos del propio macrismo, o de algunos de sus integrantes, por los cambios de gabinete que provocaron que bajaran de rango algunos ministros, que ahora son secretarios, con los casos de Alejandro Rubinstein en Salud y Jorge Triaca en Trabajo como los ejemplos más emblemáticos. "No hay ningún problema de egos, antes eran ministros y ahora son secretarios pero siguen trabajando codo a codo con el presidente y el resto del gabinete para cumplir con los desafíos que tenemos por delante y que impone la gestión", dijo.

Stanley reafirmó a su vez que el gobierno sigue de cerca el tema de los probables saqueos que según algunos activistas del kirchnerismo se podrían producir de acá a diciembre en rechazo de la política económica y dijo que no ha roto el diálogo con ninguno de los sectores que protestan en las calles, como movimientos sociales y organizaciones de diverso tono que reclaman por comida. "Me reúno con todos, y estamos todos los días mirando donde hay necesidades de alimentos para acudir de inmediato en ayuda", remarcó.

Eugenio Paillet

Visto 261 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…