Politica

Politica (5174)

La táctica desplegada por los candidatos fue de atender su propio juego. Interpelaron a su núcleo duro de votantes, pero sin propuestas concretas sobre los temas tratados.

 

Fernández intenta dar señales de gobernabilidad, pero padece presiones sectoriales. Macri hace promesas como si gobernase otro. Gracias a Kicillof el narcotráfico se incorporó al debate.

 

No faltó acción ni tensión. Si alguien apostó a que se replicara el amable y deslavado debate porteño, ese fue el gran perdedor. Cruces picantes, acusaciones directas, candidatos más lanzados al ataque que a la defensa de sus posiciones y, sobre todo, más expuestos a sus debilidades de lo que sus asesores hubieran deseado.

 

Como era de prever, 6 candidatos a presidente debatiendo al mismo tiempo con 2 minutos para cada uno para exponer, es lo que menos puede parecerse a un debate serio. En rigor esta ley de obligar a debatir es una ley sancionada por legisladores que, cuando no les conviene, no bajan al recinto del Congreso a debatir un proyecto para no dar quorum.

 

Marcos Peña instruyó hacer una campaña de propuestas, no atacar al peronismo ni al kirchnerismo. ¿Qué pasará con el congelamiento de los precios petroleros? En Neuquén ya se desató una puja feroz tras el fallecimiento de Pechi Quiroga.

 

Fernández sorprendió con un tono duro y por momentos agresivo. Macri, salvo algunos contragolpes, siguió con su guión de defensa de la gestión. Lavagna y Gómez Centurión estuvieron deslucidos, mientras que Del Caño y sobre todo Espert fueron dignos defensores de sus doctrinas.

 

El primer cruce de los candidatos presidenciales no tuvo la corrección política que mostró el debate a los aspirantes a jefe de gobierno porteño. Por el contrario, desde el primer minuto Alberto Fernández mostró una postura agresiva que sorprendió al propio Mauricio Macri, quien se había propuesto hacer un desarrollo positivo de su agenda.

 

El alma de Durán Barba ya no está en el Gobierno. Su afición a las redes sociales y a los timbreos esporádicos ha desaparecido. Esos métodos construyeron un Macri lejano para la gente común, un rico rodeado de ricos.

 

Las caravanas son un estímulo para el Gobierno. Y una señal que Alberto F. no debería desatender.

 

Este domingo a las 21, el primero de los dos que se harán antes del 27 de octubre. Un recorrido por la historia.

 

Página 3 de 370

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…