Politica

Politica (5374)

A raíz de las rivalidades políticas y fisuras ideológicas que caracterizan al Frente de Todos, el gobierno de Alberto Fernández funcionará como una coalición. No solo porque en la fórmula que él integra con Cristina Kirchner confluyen dos visiones distintas de la política.

Tuvo que rendir cuentas a CFK por el gabinete y navega con dificultad entre las presiones externas y las de una interna endemoniada. Pero la principal dificultad que enfrenta no viene de esos frentes, si no de su propio optimismo.

 

La futura presidenta del Senado construye su poder en el Congreso, desde donde podrá controlar también a los jueces.

 

El Congreso será, definitivamente, el asentamiento político de Cristina Kirchner. La vicepresidenta electa regresó de Cuba decidida a tomar el poder parlamentario que será vital para el Gobierno que iniciará Alberto Fernández el 10 de diciembre. La designación de Máximo Kirchner como jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados es una prueba contundente de ello.

 

"A esa frase, hay que hacerle una remera". Quien escuchó ello fue el presidente del bloque de senadores nacionales del PJ, el cordobés Carlos Caserio. La referencia es por los dichos recientes cuando expresó "somos dirigentes, no empleados" en relación a cómo se diagrama el tablero del poder en la Cámara Alta con el desembarco de Cristina Kirchner. En otras palabras, una manera de decirle al cristinismo que las imposiciones no serán posibles y que habrá que dialogar.

 

Un hecho simbólico. Siempre las reuniones entre Alberto Fernández y ella se hicieron en el Instituto Patria o el departamento en Recoleta.

 

Los "pañuelos verdes" dentro del bloque peronista impulsarán un proyecto de ley tras el mensaje favorable de Fernández

 

Miércoles, 20 Noviembre 2019 00:00

Vayan preparándose - Por Sergio Crivelli

Escrito por

Parece a punto de escribirse uno de los capítulos más sorprendentes de la vapuleada democracia nativa: el de un presidente que ingresa a la Casa Rosada en un clima de incertidumbre y pesimismo y otro que se retira viviendo ese mismo clima como una oportunidad para ser reivindicado en un plazo no demasiado largo.

 

La salida de Agustín Rossi de la Cámara de Diputados -irá como ministro de Defensa del gobierno de Alberto Fernández- desató una fuerte controversia por su sucesión en la jefatura del bloque del Frente de Todos.

 

Una inminente reunión entre Axel Kicillof y Cristina Fernández de Kirchner sería lo que falta para que comience a develarse el misterio en torno al gabinete que acompañará al gobernador electo.

 

Página 6 de 384

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…