Viernes, 04 Marzo 2022 08:42

Alberto Fernández les habló a los Kirchner en el Congreso: la interna está desatada - Por Nicolás Wiñazki

Escrito por

Máximo Kirchner ni siquiera estuvo durante la Apertura de Sesiones Ordinarias. 

Alberto Fernández abrió las sesiones ordinarias del Congreso para el 2022 con un discurso con varios destinatarios. La ciudadanía, o al menos un sector de la opinión pública que en un azaroso feriado de carnaval haya querido escuchar y ver la cadena nacional presidencial; su audiencia presencial inmediata, los diputados y senadores nacionales, y la Corte Suprema, cuyos jueces escuchaban también ahí mismo, en la Asamblea Legislativa. Y, aunque parezca singular, el Presidente además le habló a familia Kirchner. 

El Frente de Todos es así: a pesar de que la vice Cristina Kirchner estaba sentada al lado suyo, varias frases de Alberto Fernández la tenían implícitamente como destinataria.

Esa presencia pesaba lo mismo que una ausencia: Máximo Kirchner no pudo cumplir con su responsabilidad legislativa de estar presente en la apertura de sesiones porque un compromiso familiar lo retuvo en Santa Cruz.

Sin dudar de esa versión, no comunicada de modo oficial, aquel compromiso en la Patagonia alimenta las versiones nacidas en el oficialismo, y explicitadas por el propio diputado Kirchner, de una posible fractura entre el Gobierno Nacional y el sector de los militantes de La Cámpora que responden al primogénito K, y que ocupan cargos de relevancia en el Ejecutivo, y varias bancas en la Cámara de Diputados. La interna en el Frente de Todos está desatada.

El compromiso presencial e inmodicable del diputado Kirchner coincidió no solo con su anuncio en carta pública en la que informó su renuncia a la jefatura de su bloque -debido a que no iba a poder defender el nuevo pacto con el FMI-, sino que también coincidió con la decisión de La Cámpora de no movilizarse frente al Congreso como buena parte de los movimientos sociales K.

La agrupación juvenil liderada por Kirchner marchó en La Plata para apoyar desde la calle la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura Bonaerense.

Una responsabilidad impostergable para Máximo, que el azar hizo coincidir con la Asamblea Legislativa, es posible. La Cámpora evadió al Presidente por decisión de su cúpula. Una audiencia colectiva que de por sí fue un gesto rotundo de la crisis entre aliados que vive el oficialismo. Un azar, ¿dos azares? Dos, no.

El planteo de Cristina Kirchner al que le ganó el FMI

Cristina Kirchner le había transmitido a las autoridades de la Casa Rosada, y del Congreso, con los que aún dialoga, que el Presidente debía elegir entre el FMI y Máximo y sus dirigentes y militantes. Ganó FMI.

El nuevo pacto con el Fondo debe ser antes aprobado por el Congreso Nacional para después ser ratificado por el directorio de ese organismo multilateral de crédito.

La oposición era, hasta hoy, más intensa dentro de la alianza que gobierna que con los partidos y coaliciones formalmente opositoras.

Una crítica al pedido de deuda que tomó la gestión Macri, y la ratificación que hizo el Presidente de que esa acreencia puede ser considerada un delito, generó mucho enojo entre los diputados y senadores de Juntos para el Cambio.

Los legisladores del PRO se levantaron de sus bancas y ya no volvieron a seguir escuchando a Fernández. El resto de los legisladores de los partidos que conforman la coalición opositora, como la UCR y la Coalición Cívica se mantuvieron sentados hasta el final del acto.

Las frases de Alberto Fernández contra Macri, una “sugerencia” de Cristina

Mientras tal escándalo ocurría en plena asamblea legislativa, la Vicepresidenta sonreía. TN pudo reconstruir, en base a fuentes de la Presidencia, que los párrafos que Fernández le dedicó críticas al macrismo por haber tomado la deuda con el FMI en 2018 fueron una “sugerencia” que Cristina Kirchner le pidió con firmeza: una de las cosas que le reprochan los K al Presidente es que no fue del todo duro con su sucesor respecto al “caso FMI”, como ellos consideran que debe serlo.

Alberto Fernández hizo así equilibrio sobre el hielo: para aprobar el pacto con el Fondo necesita a esos mismos opositores que se enojaron con sus dichos. Esas frases lo acercan a la posición más radicalizada del oficialismo, que igualmente ya anunció vía Máximo Kirchner que resistirá lo acordado en Washington.

Las frases en las que pareció aludir a los Kirchner fueron, según marcaron algunos de sus consejeros:

  • El momento en el que admitió que necesita respaldo. “Necesitamos que nos acompañen y apelo así al compromiso nacional de todos y todas. A partir de esta semana esperamos que esté en manos de los legisladores y las legisladoras nacionales considerar la aprobación del acuerdo que se alcance con el staff del FMI”, dijo. De inmediato anunció que todos los legisladores tendrían esta semana todos los detalles del acuerdo que él definió como crucial.
  • Otro momento, que según la interpretación de la oposición tuvo como destinatario a Kirchner hijo, fue cuando el Jefe de Estado recordó que los diputados le rechazó su proyecto de Presuesto. Eso pasó tras un día entero de debate parlamentario que iba a terminar en una tregua entre Juntos por el Cambio y la Casa Rosada, pero que culminó en la nada después de que Kirchner hijo cerró la posición de su bloque con un discurso a los gritos acusatorios contra Juntos por el Cambio. Esa cólera discursiva de Kirchner provocó la cólera de buena parte de los legisladores opositores que, como este martes, pero meses antes, se retiraron del recinto a los gritos por lo que consideraron era un atropello K.

La Asamblea Legislativa de hoy mostró una vez más escenas de ese estilo. En el pasado reciente hubiesen sido consideradas acontecimientos extraordinarios. El debate parlamentario pasó a ser una especie de combate con palabras entre rivales.

¿Qué pasará cuando esos mismos legisladores deban votar a favor o en contra del acuerdo con el Fondo?

Tras terminar el discurso, el Presidente; el titular de Diputados, Sergio Massa; y ministros como el de Economía, Martin Guzmán, partieron hacia la Quinta de Olivos, adonde terminaban de acordar los detalles del acuerdo con el FMI.

Nicolás Wiñazki

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…