Lunes, 11 Abril 2022 09:02

En su peor momento, Guzmán fue auxiliado por Scioli para atenuar el papelón de su visita a Brasil - Por Beto Valdez

Escrito por

Cuestionado no sólo por el kirchnerismo, Martín Guzmán sigue cometiendo errores. El más reciente fue frente a empresarios paulistas en Brasil. En la FIESP están enojados con el ministro por "mentirles en la cara". Atenuó el mal momento el embajador Daniel Scioli. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, viene enfrentando el peor momento político dentro del Frente de Todos desde que llegó al Palacio de Hacienda. La fuerte ofensiva del kirchnerismo contra su continuidad en el cargo lo está haciendo tambalear, incluso ya hay sectores del albertismo que recomiendan al presidente Alberto Fernández que sostenerlo genera más costo político que ceder ante la presión de Cristina Fernández de Kirchner

En medio de ese contexto, Guzmán tuvo que enfrentar momentos complicados en su reciente visita oficial a Brasil. “Lo de este muchacho fue un papelón, hace todo mal y ya es muy mal visto entre los empresarios paulistas y entre varios funcionarios del FMI”, comenta a MDZ un lobista con excelentes contactos en Washington y en Brasil.

Si bien la visita del ministro sirvió para cerrar formalmente el acuerdo para que las autoridades de ese país garanticen la energía eléctrica necesaria para los meses que van de mayo a septiembre, lo cierto es que la presencia de Guzmán fue una formalidad ya que la negociación la había encaminado el embajador argentino Daniel Scioli con la administración de Jair Bolsonaro. “Toda la rosca la armó Daniel que está muy activo y con ganas de volver al centro del escenario político”, comenta un vocero diplomático.

El ministro más cuestionado del momento tuvo dos encuentros oficiales, uno con su colega Paulo Guedes y el otro con el titular de la cartera de Minas y Energía brasileño, Bento Albuquerque, por la cuestión energética. “Guedes está en las antípodas de Guzmán y no logran tener una agenda en común”, comenta el vocero. El titular de Economía de Brasil está al tanto de las críticas del establishment de San Paulo contra el gobierno argentino ya que mantiene un excelente vínculo con ellos.

Este malestar se percibió en la reunión que mantuvo Guzmán y Scioli con representantes de la poderosa Federación de Industrias del Estado de San Pablo. “Fue una cosa de locos, Scioli les viene asegurando van a poder importar y generar dividendos, pero ellos ven que finalmente las trabas las pone el propio Martín”, comenta el lobista. “No podés tomarle el pelo a la FIESP, es no entender nada de cómo funciona el poder en Brasil”, sostiene la fuente diplomática en referencia al peso político decisivo que tiene el empresariado paulista en todos los gobiernos brasileros.

“Va Guzmán y les pide que inviertan en Argentina y estos se le ríen en la cara porque saben que es el propio ministro quien les frena las importaciones, fue un verdadero papelón”, comentan directivos de las filiales locales de algunas de esas empresas de San Pablo. La bronca de los referentes de las FIESP fue aminorada y no pasó a mayores por los buenos oficios de Scioli y el cónsul argentino en San Pablo, Luis Klecker, un diplomático de larga trayectoria y con muy buen vínculo con el exgobernador de Buenos Aires. Evidentemente, el ministro de Economía no puede cometer estos errores cuando su continuidad pende de un hilo.

Alberto “Beto” Valdez

Visto 647 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…