El resurgimiento del "Cuervo" Larroque, un duro que se adaptó a la etapa moderada - Por Gabriel Sued

30 Abril 2020 Author :  

El secretario general de La Cámpora se sumará al gabinete de Axel Kicillof como ministro de Desarrollo de la Comunidad en reemplazo de Fernanda Raverta

 

"Mi ministerio es la organización", decía en noviembre pasado Andrés Larroque, secretario general de La Cámpora, sobre el papel que tendría a partir del 10 de diciembre, con el regreso del peronismo al poder. Sin cargo ejecutivo ni protagonismo en la Cámara de Diputados, el "Cuervo" había quedado relegado a un rol secundario, del que salió ayer, de manera repentina, gracias una jugada a dos bandas que fortalece a la agrupación que lidera Máximo Kirchner.

Su designación como ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense es el desafío más importante de su carrera política, que empezó con la militancia estudiantil en el Colegio Nacional Buenos Aires, siguió con el trabajo territorial en villas de la Capital y se consolidó, a partir de 2007, con la fundación de La Cámpora. El nombramiento del "Cuervo", representante del ala más dura de la organización, pasó los filtros de Cristina Kirchner, de Máximo Kirchner y de Alberto Fernández. Con ellos habló Axel Kicillof antes de confirmarlo en el cargo que dejó Fernanda Raverta, otra dirigente de La Cámpora, para asumir al frente de la ANSeS.

El gobernador pensó en el "Cuervo" apenas recibió la llamada del Presidente para comunicarle que quería "robarle" a Raverta, contaron en La Plata. Se lo propuso ayer al mediodía, por teléfono. Larroque aceptó unos minutos más tarde, después de hablar con Máximo Kirchner. La necesidad de acelerar la transición y evitar una pérdida de tiempo que impacte en la gestión fue un elemento determinante para la designación. El flamante funcionario se reunió ayer con Kicillof y hoy se verá con Raverta.

"Al Cuervo no le tengo que explicar lo que quiero, porque ya lo sabe", explicó el gobernador a su equipo. "Se sienta y arranca", agregó, según detalló a LA NACION un integrante de su gabinete. "Con Axel se conocen de memoria", dijeron en La Plata. Los dos habían conversado un buen rato el 16 de febrero, en el cumpleaños de Máximo Kirchner. El gobernador lo quería tener cerca. La relación se consolidó en 2015, cuando compartieron la campaña en la Ciudad de Buenos Aires como candidatos a diputado. El "Cuervo" fue uno de los que más le insistió a Kicillof para que se mudara a la provincia, una idea de Cristina Kirchner. El propio Larroque hizo lo mismo en 2019, cuando se instaló en Villa Elisa, con su esposa y sus dos hijos, Cristina y Fidel.

Trabajaba políticamente en la provincia desde 2013, cuando le encargaron el armado electoral de los municipios del conurbano gobernados por intendentes de la oposición. Un año antes, había encabezado el operativo del gobierno nacional en La Plata para asistir a las víctimas de las inundaciones de abril de ese año. En esos días, durante una entrevista con la Televisión Pública, respondió de mala manera al periodista Juan Miceli, que meses después se alejó del canal, dirigido por militantes de La Cámpora, tras denunciar presiones.

Sin una responsabilidad formal, todavía hoy se dedica a articular el trabajo de las organizaciones territoriales. Esa tarea lo llevó el 25 de marzo a la residencia de Olivos, donde participó de una reunión entre el Presidente con los llamados "curas villeros". En sintonía con el giro que dio Cristina Kirchner al designar como candidato a Fernández, el "Cuervo" se adaptó enseguida a la etapa moderada, adoptó un perfil dialoguista y promovió el acercamiento con Sergio Massa.

"Narcosocialismo"

En sus nueve años como diputado, había mostrado su cara más aguerrida, como en 2012, cuando acusó al gobierno socialista de Santa Fe de encarnar un "narcosocialismo", durante el debate de la ley del voto joven. En octubre de 2018, durante el tratamiento de la ley de presupuesto, terminó en el consultorio médico de la Cámara de Diputados, después de recibir gases de la policía, al intentar frenar el avance de los efectivos de infantería sobre los manifestantes.

La confrontación en las calles fue la carta de presentación del "Cuervo" en 2008, cuando protagonizó las contramarchas del oficialismo en respuesta a las protestas por la resolución 125, de aumento de retenciones a las exportaciones agrícolas. Como Cristina Kirchner, Larroque sigue procesado y deberá enfrentar un juicio oral, en la causa por el tratado con Irán. El "Cuervo" nunca estuvo detenido, pero en los últimos años visitó varias veces la cárcel, para visitar a exfuncionarios presos, como Julio De Vido, Luis D'Elía y Amado Boudou.

No será la primera vez que Larroque desempeñe una tarea ejecutiva. En 2010, ocupó la Subsecretaría para la Reforma Institucional y el Fortalecimiento de la Democracia. Reemplazó en el cargo de Marta Oyhanarte, una dirigente del mundo de las ONG que había llegado al gobierno en 2003, de la mano de Alberto Fernández.

Gabriel Sued

1018 Views

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…