Imprimir esta página

¿Cuarentena estricta o flexible?: Qué dice el Big Data sobre su impacto en la tasa de muertes

17 Mayo 2020 Author :   La Política on line

 

En medio de las comparaciones entre Argentina y Brasil, los datos del Cono Sur muestran que el país que aplicó una estrategia " a la Suecia" tuvo menos muertos. ¿Qué dice Google sobre el acatamiento de la cuarentena?



Un interesante artículo basado en Big Data acerca de las diferencias entre políticas para enfrentar el coronavirus y los resultados obtenidos en distintos países, puso de relieve que la realidad es más compleja que las supuestas verdades reveladas que se agitan a ambos lados de la grieta entre las estrategias de Argentina y Brasil, como dos supuestos paradigmas de cuarentenas duras y flexibles.

El trabajo analizó en distintos países la relación entre el crecimiento de la mortalidad y la reducción de la movilidad 15 días antes. Para eso, tomó las métricas de movilidad de Google y las contrastó con los conteos de muertes que realiza la Universidad John Hopkins, tomada como estándar a nivel global. La conclusión tras cruzar datos de todo el mundo fue que "cuando se reduce la movilidad, se reduce la tasa de crecimiento de las muertes", aunque esto no necesariamente es válido para la comparación entre países.

Los datos, entre tantas cosas, mostraron que Portugal aplicó una cuarentena más estricta y más temprano que España y que, por lo tanto no experimentó una crisis sanitaria cono la que vivió Madrid -que llegó a convertir a la pista de patinaje sobre hielo en una gran morgue-. Portugal también fue más estricto que Rumania y Polonia y, sin embargo, estos países tuvieron mejores resultados. Mientras que Canadá y Brasil tuvieron resultados similares en tasas de mortalidad, pero con una cuarentena mucho más estricta en Canadá.

En el Cono Sur, la relación entre cuarentena y muertes -o entre economía y salud- se transformó en un duelo político entre Alberto Fernández y Jair Bolsonaro. Los que respaldan al presidente argentino dicen: "De no ser por la cuarentena, estaríamos como Brasil", aunque la evidencia no lo corrobore.

Argentina con su cuarentena dura inicial está en 8 muertos por millón de habitantes y Brasil va por 66 fallecimientos por millón. Sin embargo, Uruguay con una cuarentena flexible "a la sueca" está mejor que ambos países con 5 muertos por millón.

Argentina este jueves llegó a los 8 muertos por millón de habitantes y Brasil va por los 66 muertos por millón. Sin embargo, Uruguay nunca aplicó una cuarentena restrictiva, eligió un camino más "a la sueca" (aunque cerró las clases y los shoppings) y obtuvo mejores resultados que ambos, con 5 muertos por millón y un número declinante de casos activos. Ecuador y Perú pusieron cuarentenas más severas y obtuvieron tasas de mortalidad bastante más altas (133 y 69 muertos por millón respectivamente).

Cuando a Bolsonaro le plantean que la cuarentena en Argentina funcionó, responde con desdén que los argentinos "van rumbo al socialismo". Al tiempo que Piñera también apuesta a la cuarentena total recién ahora y con 19 muertos por millón, lo que muestra que en comparación con Perú, tuvo la tercera parte de las muertes con un mes y medio menos de encierro para sus compatriotas. Pero más del doble que Argentina. Y nadie lo considera socialista.

Los datos de movilidad que desmenuza el Banco Interamericano de Desarrollo en su análisis de Impacto del Covid-19 en América Latina muestran que todos los países de la región redujeron su movilidad en los últimos dos meses. Si se observan los índices de congestión de tránsito, puede verse que algunos países lo hicieron en más de un 90% a finales de marzo, como Argentina, Ecuador y Perú; y otros entre un 60% y un 70%, como Chile, Brasil, Colombia y Uruguay unos pocos días después. Y en todos ellos, con el correr del tiempo, la movilidad volvió a subir a fuerza de aperturas graduales reglamentadas o por incumplimiento de la población.

Rosario fue el lugar de la Argentina donde más creció la movilidad, incluso por encima del área metropolitana y sin embargo en esa ciudad santafesina los contagios se redujeron prácticamente a cero.

En el caso de Argentina, el área metropolitana de Rosario es la que mayor repunte de la movilidad registró. De una baja del 92% (respecto de un día normal) registrada el 21 de marzo, la reducción de la movilidad pasó a ser de solo el 40% el 12 de mayo. En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) también se relajó y pasó al 71% (cuando había superado el 90%) y en Córdoba se mantuvieron un poco más estrictos (76%). Lo curioso es que Rosario hace semanas que prácticamente no tiene nuevos casos, mientras que Córdoba suma casi todos los días.

La movilidad actual en la Argentina en términos de congestión de tránsito se parece mucho a la de Brasil durante fines de marzo y el mes de abril, aunque con menos muertes por millón que las 9 que ya registraba el país vecino para el 20 de marzo, día en que Alberto Fernández estableció la cuarentena.

Distinto es el resultado si se tomar los datos de movilidad de las personas a más de un kilómetro de sus hogares. En ese caso, se observa que Argentina fue el más estricto en un principio con una reducción de casi el 70% para el 23 de marzo y un mes después ya se ubicaba en torno al 52%. Luego lo superaron Bolivia, Perú y Ecuador. En tanto, en Brasil, estas métricas muestran una merma de entre el 36% y el 21%, siendo detrás de Uruguay el país que menos restricciones a la movilidad registró en todo el período.

Los intendentes del PRO respaldan la apertura de Larreta

Los datos duros rompen otro mito. Contra lo que se discute públicamente, la consigna #QuedateEnCasa se cumple más en la Ciudad de Buenos Aires con un 31% de acatamiento contra un 23% en la Provincia y un 22% en Córdoba y Mendoza.

Las tendencias de movilidad que recaba Google muestran que para el conjunto de la Argentina las salidas a lugares como restaurantes, cafés, shoppings, librerías y cines se desplomaron un 73% durante la cuarentena mientras que las idas a farmacias, almacenes, ferreterías y verdulería bajó un 23%. Lo que más cedió fue el uso de los espacios públicos como plazas y parques que se redujo un 89%.

En tanto, la asistencia a lugares de trabajo cayó 40% y el paso por estaciones de trenes subtes y colectivos bajo un 55% porque muchos reemplazaron el transporte público por bicicleta o vehículo propio. En cambio, la tendencia de movilidad en espacios residenciales aumentó un 21% siempre en comparación con el período de la línea de base que eligió Google para todo el mundo que son las cinco semanas comprendidas entre el 3 de enero al 6 de febrero. Esto hace que los datos pueden mostrar cierto sesgo, dado que se trata de un periodo típicamente vacacional en el país.

La consigna #QuedateEnCasa no tuvo acatamiento parejo.

Mientras que en la Ciudad de Buenos Aires, hay un 31% de registros de la gente en su casa al 7 de mayo, en la Provincia ese porcentaje decrece al 23%, y en Córdoba y Mendoza, al 22%; en Chaco, al 20%. Mientras que en Tucumán, La Pampa, San Luis, San Juan, Jujuy o Catamarca, por ejemplo, cae a solo el 17%. Y en Formosa, al 12%.


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…