El giro de Alberto Fernández: qué decía antes y qué dice hoy de Cristina Kirchner y el memorándum con Irán - Por Hernán Cappiello

16 Julio 2020 Author :  

En 2015, Alberto Fernández sostenía que Cristina Kirchner había impulsado el pacto con Irán para encubrir el atentado a la AMIA. Hoy dice que fue "un intento por destrabar y encontrar una solución".

 

Al cumplirse el 26 aniversario del ataque a la AMIA, el presidente Alberto Fernández dio un giro completo en su evaluación acerca de lo que significó para la Argentina la firma del pacto con Irán, destinado a que declararan ante la Justicia los acusados del atentado, y sobre el rol de Cristina Kirchner en el tema: pasó de considerarlo un delito y a la vicepresidenta una encubridora, a justificar el acuerdo.

Las expresiones de Alberto Fernández terminaron de encolumnarse con las de la vicepresidenta, que festejó en plena cuarentena la incorporación de un informe a la causa judicial donde está acusada de encubrimiento, en el que Interpol dijo que nunca estuvieron en riesgo las circulares rojas.

Alberto Fernández dijo en una nota que lleva su firma, publicada en LA NACION el 16 de febrero de 2015, que el acuerdo con Irán era la prueba del encubrimiento del atentado y que la vicepresidenta era la autora de un delito. "Cristina sabe que ha mentido y que el memorando firmado con Irán solo buscó encubrir a los acusados. Nada hay que probar. Merced a ese pacto, la evaluación de los hechos quedaría en manos de una comisión que funcionaría en la patria de los prófugos y en la que la mayoría de sus miembros debería contar con el acuerdo iraní. ¿Para qué pactaron ambos gobiernos notificar a Interpol lo acordado, si no era para levantar los pedidos de captura librados?, publicó en letras de molde.

En 2015, Alberto Fernández era crítico del memorándum con Irán y culpaba a Cristina Kirchner

En una entrevista con Nelson Castro, el 26 de febrero de ese año, por TN, abundó: "Yo lo vi en diciembre a Nisman y me dijo en el supermercado: 'Tengo probado el encubrimiento', y yo le dije: 'El encubrimiento ya existe, es el tratado, es el pacto, esa es la consumación del encubrimiento'. La Presidenta y [el excanciller Héctor] Timerman son los ideológicos y los impulsores. En un caso estaríamos hablando, en términos penales, de un instigador, que es la Presidenta, y de un autor directo, que es el que firma ese acuerdo".

Sin embargo, esas afirmaciones taxativas se fueron relativizando a medida que Fernández recompuso vínculos políticos con Cristina Kirchner y casi se borronearon cuando él ya había sido ungido por ella como candidato a presidente. En ese momento, julio de 2019 y en plena campaña, el juez Claudio Bonadio lo citó a declarar como testigo para que aporte datos sobre esas afirmaciones de 2015.

Tras declarar ante el juez, Fernández aseguró: "Siempre mis críticas estuvieron en el terreno de lo político y nunca de lo jurídico".

"He dicho una y mil veces que el memorándum es una cuestión política no judiciable", expresó categórico Fernández ante las cámaras que lo esperaban en la puerta de los tribunales de Comodoro Py. "Lo que yo le recomiendo al abogado de la querella es que vuelva a estudiar los principios elementales del derecho procesal. Porque un testigo es alguien que conoce a través de los sentidos, no alguien que opina. Porque si van a citar a todos los que opinaron sobre el pacto con Irán van a citar a millones de argentinos", ironizó al salir de los tribunales.

Hoy, Alberto Fernández dijo que el memorándum fue un "intento por encontrar una solución"

Fernández completó el giro esta semana en dos encuentros con la comunidad judía. Primero, recibió el martes pasado una delegación de la comunidad judía junto a los padres de Sebastián Barreriro, la víctima más joven de la AMIA. Allí los dirigentes comunitarios le pidieron que peleara para que no se dieran de baja los pedidos de captura de Interpol. Y Fernández les dijo que sus objeciones al pacto con Irán estaban relacionadas con su legalidad, porque implicaban resignar la jurisdicción judicial argentina, y no con las alertas rojas, que siguieron en vigor. Los dirigentes le señalaron que las alertas quedaron debilitadas por la firma del pacto, porque en la página de Interpol aparecía en cada pedido de captura un banner advirtiendo sobre el acuerdo. Y Fernández les contestó que es cierto que el memorándum fue luego declarado inconstitucional, pero que las alertas siguieron vigentes.

Ahora, en una charla grabada con el American Jewish Committee, directamente justificó el pacto con Irán: "Cuando se buscó un acuerdo, que yo critiqué mucho, en el fondo fue un intento de destrabar y encontrar una solución", dijo Fernández a Dina Siegel Vann, directora para América latina de la entidad judeo-norteamericana.

Así, en cinco años, el memorándum con Irán pasó de ser la evidencia de un delito de encubrimiento a un intento de encontrar una solución.

Por la firma de ese acuerdo, la vicepresidenta Cristina Kirchner y un grupo de exfuncionarios fueron citados a un juicio oral y público acusados de encubrimiento, aún sin fecha. La denuncia por ese delito la hizo el fiscal Alberto Nisman, cuatro días más tarde, en lo que la justicia federal investiga como un homicidio.

Hernán Cappiello

407 Views

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…