Domingo, 17 Julio 2022 05:40

Agujero fiscal: el déficit de las empresas públicas creció 40% en un año y los trenes pierden US$ 3,3 millones por día - Por Gustavo Bazzan

Escrito por

Solo en el primer trimestre de 2022 las empresas del Estado acumularon un déficit operativo de 872 millones de dólares. Trenes Argentinos registró un rojo de US$ 300 millones. Son datos oficiales. 

Las empresas que operan bajo control del Estado nacional son una parte importante del déficit fiscal que arrastran hace años las cuentas públicas. El año pasado este conjunto de 34 compañías manejadas por el Gobierno perdieron unos 3.800 millones de dólares, una cifra equivalente al 0,8% del PBI. 

En 2022 las perspectivas no parecen mejorar. Solo en el primer trimestre del año el déficit operativo de las empresas públicas llegó a los 872 millones de dólares -calculados al tipo de cambio oficial promedio del trimestre- contra 675 millones registrados en el primer trimestre de 2021. Es decir que en un año el déficit operativo creció casi un 40%, en dólares. Teniendo en cuenta el año que va de abril 2021 a marzo de 2022 el déficit de las empresas supera los 4.300 millones de dólares.

¿Cómo se subsanó ese déficit operativo? En el primer trimestre del año las empresas recibieron transferencias del Tesoro por 75.127 millones de pesos, equivalentes a US$ 708 millones.

El déficit operativo se calcula cotejando los ingresos operativos de la compañía -lo que factura por su actividad- contra lo que gasta. En la mayoría de los casos -hay excepciones- el saldo da negativo.

Los datos están volcados en planillas que elabora periódicamente la Oficina Nacional de Presupuesto, una dependencia del Ministerio de Economía. No se incluye en la lista de 34 empresas públicas las del sector financiero, como el Banco Nación o el BICE, que por otro lado están mostrando balances con saldo positivo.

Cómo bajar el déficit fiscal

En sus primeras declaraciones como ministra de Economía, Silvina Batakis mencionó la aspiración de achicar el déficit fiscal. Es poco probable que las empresas públicas contribuyan a ese objetivo. Al tope de las empresas deficitarias aparecen compañías que generan sus ingresos aplicando a los servicios que prestan tarifas reguladas que están lejos de reflejar los costos de operación. Es decir, el déficit refleja la decisión oficial de operar a pérdida, cubriendo dichas pérdidas con aportes del Tesoro.

En 2022 el ranking de las empresas más deficitarias lo encabeza el ferrocarril, que en tres meses perdió 31.767 millones de pesos, equivalentes a 300 millones de dólares al cambio promedio oficial de $ 107. En otras palabras, operar los trenes de pasajeros y carga durante el primer trimestre del año significó una pérdida de 3,3 millones de dólares por día.

Lo notable es que en el primer trimestre de 2021 Trenes Argentinos perdió 180 millones de dólares. Una primera conclusión: superada la pandemia y con la actividad economía retornando a la normalidad, los trenes pierden más que bajo los efectos de la pandemia. Es lógico: cuantos más pasajeros transportan, más plata pierden. Esto se explica porque la tarifa que pagan los pasajeros, tanto en trenes de corta como de larga distancia, cubren apenas el 10% del costo operativo.

En otras palabras: un boleto que permite viajar de la Estación Once a Moreno, un viaje de 47 kilómetros cuesta $12,25 si se lo paga con la tarjeta SUBE. Además, el beneficiario de tarifa social recibe un descuento del 50%. Para que el costo del boleto cubra los costos, debería multiplicarse por 10. Inimaginable. En estos días se estaría por anunciar un aumento de las tarifas del transporte público urbano cercano al 40%.

El sistema ferroviario funciona en un holding denominado Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE). Bajo ese paraguas operan Trenes Argentinos –que es el sistema que opera los trenes de pasajeros del área metropolitana, los regionales y los de larga distancia–, Trenes Argentinos Cargas; Trenes Argentinos Infraestructura y Trenes Argentinos Capital Humano. Este conjunto de empresas es hoy, además, el principal empleador del país. SOFSE le paga el salario a 30.102 personas.

Podría decirse que los trenes son al mismo tiempo el principal empleador del país y la empresa pública que exhibe el mayor déficit operativo.

Otro dato: el 64% de los ingresos operativos de SOFSE, es decir lo que factura por sus servicios, son para cubrir el pago de salarios de sus empleados.

Bienvenido el tren

Aun así, el Gobierno muestra las obras ferroviarias como un gran logro para todos y todas. La semana pasada se restableció el servicio de tren de pasajeros que une las ciudades de Rufino (Santa Fe) con Justo Daract, una pequeña ciudad de 10.000 habitantes ubicada a 130 kilómetros de la capital de San Luis. En pocos días se podrá viajar desde Retiro hasta Justo Daract. Habrá un solo servicio semanal.

El acto de restablecimiento del servicio contó con la presencia del Presidente Alberto Fernández (dos días antes estuvo supervisando obras de pavimentación en Berazategui), el gobernador Adolfo Rodríguez Saá, el ministro de Transporte Alexis Guerrera y el titular de trenes Argentinos Martín Marinucci.

Es un tramo, arrancando en Retiro, de 669 kilómetros y se realizará en 15 horas y 11 minutos. Un viaje que se desarrolla a una velocidad promedio de 44 kilómetros por hora. En 2022. El viaje de ida costará desde el 1 de agosto $665 en primera, $785 en pullman y $2280 en camarote. El mismo viaje, en colectivo, insume 11 horas y cuesta cerca de $6000. Es un servicio que sale todos los días a las 15.

Si es por conectividad, es mucho más amplio el servicio de ómnibus, que está disponible todos los días, que el del tren, que viajará una vez por semana. A otro precio, claro.

Clarín quiso consultar al titular de Trenes Argentinos sobre el déficit de los trenes. Marinucci respondió con un breve texto donde resalta que: “El Estado Nacional tiene como premisa promover el desarrollo y el bienestar social. En este sentido, como empresa dependiente del ministerio de Transporte, Trenes Argentinos se encuentra regida por los mismos principios. La expresión déficit no deja de ser un concepto indeterminado. Fuera del número que puede verse aislado en una tabla del debe y el haber, Trenes Argentinos, provee un alto aporte a la productividad nacional.”

Es interesante lo de “concepto indeterminado” del que habla Marinucci al referirse al déficit operativo de los ferrocarriles. Es un concepto que se financia con aportes del Tesoro. El Tesoro, a su vez, se vale para cubrir ese concepto indeterminado con plata que viene de la recaudación o de la emisión de deuda. En ambos casos, es obvio, con plata que proviene de los contribuyentes. Es imposible que los trenes no den pérdidas. Pero una política tarifaria más realista podría ayudar a que el rojo operativo se reduzca en beneficio de las cuentas fiscales y en última instancia, de la ciudadanía.

Como se dijo, los trenes están al tope del ranking de empresas deficitarias. Pero hay más. Enarsa (ex IEASA) acumula en el primer trimestre un déficit de 197 millones de dólares. En todo el año pasado tuvo un rojo de US $1.057 millones. Estos números se explican fácilmente: Enarsa importa energía al precio de mercado y, por decisión política, igual que la tarifa del tren, la vende al sistema local a un precio menor. La diferencia son los subsidios, que justamente están tratando de reducirse mediante la segmentación de tarifas.

Aerolíneas Argentinas es un caso especial. Acumula fuertes pérdidas pese a que ofrece servicios -vuelos- a precio de mercado. Cada año recibe aportes del Tesoro cercanos a los 600 millones de dólares en promedio. El año pasado perdió 835 millones de dólares y este año ya anota un rojo operativo de US$ 64 millones.

Días atrás Clarín contó el caso de Yacimientos Carboníferos Río Turbio. En su plan de negocios 2022 espera facturar apenas 47 millones de pesos. Pero tendrá gastos de operación por $ 11.882 millones. Los ingresos cubren apenas el 0,4% de los gastos. El 89% de los gastos se van en pagar salarios.

Las empresas públicas que son superavitarias

Hay excepciones. Seis empresas mostraron una diferencia a favor entre ingresos y gastos en lo que va del primer trimestre de 2022.

  • INTeA S.A. (Innovaciones Tecnológicas Agropecuarias S.A.) es una empresa de capitales mixtos conformada mayoritariamente por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Fundación ArgenINTA. En el primer trimestre obtuvo un superávit operativo de 19.000 dólares.
  • Tandanor (reparación y construcción de embarcaciones) logró un saldo positivo de 65.000 dólares.
  • La firma VENG S.A. (servicios y desarrollos tecnológicos orientados a la actividad espacial) gana 591.000 dólares.
  • NASA Nucleoeléctrica, que opera las centrales nucleares, exhibió un superávit operativo de 9,3 millones de dólares.
  • Administración General de Puertos tuvo un superávit operativo de 27,3 millones de dólares.

Gustavo Bazzan

Visto 820 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…