×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 638
Jueves, 27 Octubre 2016 06:21

Encubrimiento narco: procesaron al fiscal Novo y se complica su situación judicial

Escrito por

Mientras avanza el jury en su contra, la jueza Sandra Arroyo Salgado lo acusó por su presunta complicidad en el “tráfico ilegal de estupefacientes”. Suspendido desde noviembre, en la Suprema Corte bonaerense aseguran que este es un paso más hacia su definitiva destitución del Juzgado de San Isidro

 

 

En la cuerda floja desde noviembre del año pasado, cuando fue suspendido, y mientras avanza el juicio político en su contra, el fiscal general de San Isidro, Julio Novo, dio ayer un nuevo paso hacia el abismo: la jueza federal, Sandra Arroyo Salgado, lo procesó por el delito de encubrimiento agravado en el “tráfico ilegal de estupefacientes”. O, de un modo más concreto, por su presunta complicidad con el narcotráfico.

 

En tanto, la magistrada también enjuició a los máximos colaboradores de Novo: sus adjuntos Eduardo Vaiani y Rodrigo Caro, y las secretarias Melisa Rey y Mariana Busse.

 

Los procesados están imputados también de “incumplimiento de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y entorpecimiento de la labor funcional”.

 

El juicio había sido solicitado por el fiscal federal de San Isidro, Fernando Domínguez, quien el año pasado los citó a indagatoria, mientras se inició el jury y la Suprema Corte de Justicia bonaerense los suspendió por 120 días.

 

En la causa abierta contra Novo se investiga la participación que el representante de ministerio público tuvo en hechos resonantes como los crímenes de Unicenter, San Fernando y General Rodríguez, el tráfico de efedrina, su vinculación con el narco colombiano Henry de Jesús López, alias “Mi Sangre”, y el lavado de dinero en barrios privados de Tigre.

 

Justamente, Novo fue acusado de otorgar protección judicial a una banda de narcotraficantes colombianos que operaban en la Provincia de Buenos Aires y que estaría vinculada con los casos mencionados, de los cuales el más paradigmático es el Doble Crimen de Unicenter.

 

El expediente se inició a raíz de una presentación judicial del fiscal de San Isidro, Luis Angelini, quien investigaba las muertes de Unicenter, y de otro colombiano, Juan Sebastián Galvis Ramírez, registrada en 2009, en San Fernando. También, Novo fue acusado por los mismos hechos por el exlegislador, Marcelo Sain.

 

Angelini sostuvo que Novo entorpeció sus investigaciones una vez que apareció en ellas el nombre de Gustavo Juliá, con presuntas conexiones a los sicarios colombianos. Entonces, ni siquiera había estallado el escándalo por el que luego el empresario sería condenado, en Barcelona, por el tráfico de una tonelada de cocaína oculta en uno de sus lujosos jets privados.

 

Los investigadores determinaron la existencia de una relación de amistad entre Novo y Juliá, y que el abogado del exempresario de aviación, Carlos Broitman, es el esposo de Mariana Busse, una secretaria que se designó especialmente para “trabajar” con Angelini, al iniciarse la pesquisa.

 

Cuando en 2012 cayeron los hermanos Juliá, las represalias del fiscal de San Isidro hacia su colega no ahorraron dramatismo ni escenas de despecho: le inició varios sumarios, le sacó su despacho y hasta lo dejó sin computadora.

 

“Fue parte de una deliberada y sistemática maniobra compuesta por diversos actos de entorpecimiento, frustración y obstaculización”, consideró el fiscal Domínguez, al tiempo que concluyó que todo fue parte de un fin más oscuro: “Brindar cobertura e impunidad a la red narcocriminal que contextualizó y motivó, entre otros, los homicidios de Unicenter”.

 

Avanza el juicio político

 

Para el titular de la Secretaría Permanente de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires, Ulises Giménez, “el procesamiento dictado por la jueza Sandra Arroyo Salgado complica la situación del fiscal Julio Novo” en el juicio político que se le sigue en el Senado bonaerense desde noviembre y que, conforme avanzan las causas, lo colocan al borde de su definitiva destitución.

 

Hasta ayer, el representante del ministerio público “solo había sido llamado a indagatoria, pero ahora hay un procesamiento, lo cual es más grave”, ratificó Giménez al diario Hoy, y adelantó que elevará una consulta al presidente de la Suprema Corte de Justicia provincial, Luis Genoud, “para que resuelva si, por oficio, pedirá una copia del procesamiento a Arroyo Salgado, para incluirlo como dato complementario” al jury.

 

Cabe recordar que días atrás, en un nuevo capítulo del juicio político, el jurado resolvió abrir la competencia para que sigan el mismo camino que Novo los fiscales adjuntos, Eduardo Marcelo Vaiani y Fernando Rodrigo Caro, procesados ayer y “licenciados” en 2015 por la Suprema Corte.

 

Por eso, tras el fallo dictado ayer por la exesposa del fallecido fiscal, Alberto Nisman, la situación de los tres funcionarios se agrava todavía más.

 

Ahora, mientras la Justicia avanza en su contra, resta definir la próxima fecha del jury: “La Secretaría de Enjuiciamiento ya terminó la instrucción y fue elevada al presidente de la Corte para acusación y defensa. Cuando se produzcan esas dos etapas procesales, se fijará la próxima reunión”, explicó Giménez.

 

Un protegido de Falbo

 

Tal como ha informado el diario Hoy, Novo no actuó solo, sino que lo hizo amparado por la jefa de los fiscales, María del Carmen Falbo.

 

“Falbo lo encubrió en forma permanente”, sostuvo la diputada de la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI) cuando en noviembre del año pasado la Corte Suprema Bonaerense suspendió al fiscal por la causa en la que ayer resultó procesado. Es que las irregularidades ocurridas en la órbita de la Fiscalía General de San Isidro fueron oportunamente puestas en conocimiento de Falbo, quien se mantuvo sospechosamente indiferente ante la pasividad narco de Novo. A despecho de las graves denuncias, la Procuración General no impulsó actuaciones administrativas destinadas a desnudar el accionar del fiscal.

 

Ya en 2010, Carrió había pedido el juicio político que cinco años después inició el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados: “Lo preocupante del caso es que, a pesar de la gravedad de los hechos que lo involucran, considerando la evidente vinculación de los homicidios con el narcotráfico, la Fiscalía General, a cargo del Dr. Julio Alberto Novo, no solo no brindó el apoyo mínimo necesario para el éxito de pesquisas de esa complejidad ni impulsó los actos procesales de su competencia, sino que además los fiscales a cargo de la investigación sufrieron innumerables situaciones de abuso de poder y obstrucción de su labor por parte de sus superiores jerárquicos”, acusó en su momento la legisladora.

 

Para la líder de la CC-ARI, no había dudas de su “encubrimiento” y, fiel a su estilo de disparar con munición gruesa, habló de la “estrecha relación” del fiscal con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y el exjefe de Gabinete, Aníbal “La Morsa” Fernández. De hecho, anoche, la legisladora difundió en Twitter una foto de Novo junto a Massa y el sciolista exministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal. Por la misma red social, celebró el “gran triunfo sobre la Justicia corrupta de la Provincia de Buenos Aires”.

 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…