Sábado, 04 Enero 2020 21:00

Por sus insultos y exabruptos, la Magistratura analiza una denuncia contra el juez Juan Ramos Padilla - Por Claudio Savoia

Escrito por

Es el padre de Alejo, juez federal de Dolores. En su cuenta de Twitter calificó a colegas, fiscales, diputados y periodistas como “pelotudos”, “burros sin moral” o “hipócritas”.

 

“Burros sin moral”, “hipócritas”, “pelotudos”, “traidores”, “antipatrias”. No es el glosario de alguna barra brava futbolística, sino los calificativos con que el juez del Tribunal Oral 29 de Capital Federal Juan Ramos Padilla se refirió, a través de su cuenta en Twitter, a miembros de la Corte Suprema de Justicia, otros jueces colegas, fiscales, diputados y periodistas. Esas y otras lindezas fueron condensadas en una denuncia en el Consejo de la Magistratura contra el padre del también juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla.

Las decenas tuits insultantes del magistrado fueron compiladas por los diputados de Cambiemos Waldo Wolff y Lucas Inccico en su denuncia de 2017 por supuesto mal desempeño de sus funciones, que el Consejo retiene sin resolución, basada en una nota del diario La Nación. Al pedido de los diputados se le anexó otro del juez federal de Santiago del Estero Guillermo Molinari, también por haber sido insultado por Ramos Padilla padre. “Al Juez Federal de Santiago del Estero le pregunto Ud. quiere meterle miedo a los jueces para que ningún genocida este Preso. Pasará a la historia por eso. Das lástima nos veremos en tu despacho”, ametralló el magistrado en la red social del pajarito, habitualmente sin puntuación y con recurrentes faltas de ortografía y gramática.

Este caso antecedió a las amenazas que Juan Ramos Padilla profirió contra el presidente de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun, para intentar sin éxito que apartar al juez federal Claudio Bonadio de la causa del Operativo Puf.

Aclaremos: nadie pensó seriamente en promoverle un juicio político a Ramos Padilla. Varios miembros del organismo se inclinan por una sanción disciplinaria, pero representantes de los jueces la resisten, según fuentes judiciales y el sumario podría ser archivado.

La ley 24.937 establece que los jueces pueden ser sancionados por la Magistratura debido a “las faltas a la consideración y el respeto debido a otros magistrados”. Las sanciones pueden ser una advertencia, un apercibimiento o una multa de hasta el treinta por ciento de sus haberes.

En la denuncia se clasificaron 56 tuits que chocan con el reglamento de la Justicia. Por ejemplo, en enero de 2017 apoyó un tuit de Aníbal Fernández en que criticaba a Julián Domínguez y Miguel Ángel Pichetto por coincidir en que Cristina Kirchner había terminado su carrera política. “Triste es ver al hipócrita y traidor. Volverán con el rabo entre las piernas y qué hacer con ellos...” Antes, en el 2015, había escrito: “Festejo la candidatura de Aníbal, no entiendo que baje para atender al fiscal Sáenz (Ricardo), que no puede discutir por burro”.

Cuando en diciembre del 2016 el juez federal Julián Ercolini procesó a Cristina por el direccionamiento de contratos de obra pública en Santa Cruz en favor de Lázaro Báez, luego de un pedido del fiscal Gerardo Pollicita, el mayor de los doctores Ramos Padilla escribió: “Ercolini producto Stiuso. Miren sus concursos y verán cómo se manijearon... Fiscal Polichita un burro, en 1987 lo trajeron al juzgado federal de Morón lo eché inmediatamente por inútil y trepador sin escrúpulos”.

Luego, tras el fallo de la Corte que con el voto de Elena Highton, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti declaró aplicable la ley del 2 x 1 a favor del represor Luis Muiña, Ramos Padilla padre tuiteó: “¿Como podrán estos 3 jueces de la Corte juzgar a los delincuentes comunes después de este abominable fallo? Perdieron toda autoridad moral”. En otro mensaje sobre una decisión de Ricardo Lorenzetti en cuanto al concepto de cosa juzgada, afirmó: “Usted quiere que pierda el recato propio de mi condición superior de juez. Pues bien, pelotuto es”. “La hipocresía es la reina del palacio de justicia. De ética, honestidad, inclusión social, no se puede hablar. Lorenzetti emperador”.

Más ejemplos controvertidos: en abril de 2015, cuando el fiscal ante la Cámara de Casación Penal y miembro de “Justicia Legítima” Javier De Luca desestimó la denuncia de su colega Alberto Nisman contra la ex presidente por encubrimiento de Irán en el atentado a la AMIA, dijo: “¿Qué pasará cuando el pueblo se entere quien era Nisman? Morir no te hace mejor persona y para colmo lo homenajean los peores fiscales”, en referencia a la multitudinaria marcha de los paraguas en que se reclamó el esclarecimiento de su muerte.

En marzo de 2015, también denostó al entonces diputado del peronismo Renovador Sergio Massa y al jefe de gobierno porteño Mauricio Macri: “Se pueden trasplantar neuronas. Macri y Maza las necesitan, De lo contrario no logran una sola idea. Socorro peligro para todos”.

Otros tuis contienen elogios al líder piquetero ultra K Luis D'Elía, condenado en la justicia por haber golpeado a un ruralista en 2008: “Te felicito cada insulto de la oligarquía vacuna demuestra que vas x el camino correcto... Trompada en defensa de la democracia jamás puede ser delito”.

En su descargo ante la Magistratura, Ramos Padilla defendió sus tuits, afirmó que reflejaban su derecho la opinión y a la libertad de expresión, y dijo que no cometió ningún delito y ninguna falta reglamentaria.

Luego, desarrolló una teoría a favor de que los jueces expresen públicamente su ideología, como supuesta “garantía de los justiciables”. Agregó que si el Consejo quiere ocultar la ideología de los jueces “los que salen beneficiados con ello no son los justiciables ni aquellos que desde cualquier ideología responden a sus convicciones y a su ética, sino los mercenarios del derecho, aquellos que responden al poder de turno, los que mantienen reuniones privadas con los servicios de inteligencia o con determinados operadores judiciales, los que responden a intereses oscuros”, agregó en su defensa.

Aunque polémico -como mínimo- el magistrado es sin dudas coherente: en su copiosa cuenta de Twitter, Juan Ramos Padilla sigue mostrando su parcialidad política: “Esta primavera terminará con la tristeza del Pueblo, comienza la reconstrucción de la Patria. Los jueces que son delincuentes togados preparan sus últimas porquerías, pero ya no tienen tiempo, se les viene la noche”, celebró el año pasado antes de la PASO.


Claudio Savoia

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…