Imprimir esta página
Martes, 08 Febrero 2022 11:49

Cartas, berrinches y otras yerbas - Por Carlos Berro Madero

Escrito por

 

Existen muchos jóvenes que creen tener siempre más derechos que obligaciones, pensando erróneamente que pueden demorar el cumplimiento de cualquiera de ellas hasta llegar a la madurez, eximiéndose a sí mismos del compromiso de asumirlas. 

Lo descripto precedentemente forma parte de la naturaleza humana. Y encierra ventajas y desventajas: algunos de sus ímpetus traen brisas frescas de cambio; en otros casos, atropellan todo lo que encuentran a su paso, atribuyéndose el monopolio de la verdad. 

A esta última clase pertenece Máximo Kirchner, emisor de una reciente carta pública donde figuran inscriptas las “verdades eternas” del kirchnerismo, sin mosquearse en lo más mínimo por los eventuales efectos nocivos de su “bombazo” semántico, renunciando al mismo tiempo a su cargo de jefe de bloque de su partido en el Congreso Nacional (pero no a su banca).

El pseudo jefe de La Cámpora, remarca en ella la sutil violencia verbal de un grupo de vociferantes que no creen sino en la democracia de las calles.

Ya hemos escrito antes de ahora sobre la familia Kirchner- Fernández, y el hecho lamentable de que nuestro destino parecería depender de los exabruptos que el clan familiar lanza al aire de tanto en tanto, como una suerte de ucases inapelables.

Se trata en realidad de un chantaje de quienes pretenden conservar la atribución de definir mejor que nadie cuál debería ser el comportamiento de la sociedad ante cualquier evento que exija definiciones políticas, sin considerar alternativa alguna, lanzando una suerte de velada amenaza sobre lo que nos ocurriría a los argentinos de no hacerles caso para poder salir de los problemas… ¡que ellos mismos han causado y siguen causando todos los días!

Esta es la cuestión que debemos resolver: lograr la destrucción del monopolio de la verdad del cual se han apoderado impúdicamente, para alimentar a una masa desaforada que los sigue, creyéndose portadores de un mensaje que preanuncia una nueva “plenitud de los tiempos” (Ortega).

Tenemos la sensación, que sus berrinches provocarán, tarde o temprano, el hartazgo de quienes comienzan a sentir que de seguir dando pábulo a estas cantinelas, la sociedad toda terminará por sepultar cualquier proyecto de convivencia razonable, para recoger finalmente las miserias emergentes de las apelaciones encendidas de “estrellas” políticas, que comen bien, viajan en primera clase, compran opulentas propiedades y abultan sus cuentas bancarias (algunas vaya a saber dónde), mientras “derraman” sus consignas.

Nuestra opinión:

  • a) el acuerdo con el FMI se ejecutará en los términos que éste nos ofrece; con intervención del Congreso o por ley (si Estados Unidos no nos baja el pulgar luego de la reciente diarrea verbal de Alberto en su viaje a Rusia y China);
  • b) Máximo Kirchner ha evidenciado que carece de tino político, y quizá arrastre eventualmente a su madre en algún futuro próximo, porque la gente comienza a advertir que ambos constituyen un “tándem” suicida;
  • c) la crisis seguirá en todo su apogeo, porque no es algo que solucionará el “rollover” que obtengamos para nuestras deudas asfixiantes, sino el hecho de provenir de una pretensión de imposible cumplimiento: SEGUIR VIVIENDO POR ENCIMA DE LAS ESCASAS POSIBILIDADES DE DESARROLLARNOS QUE PROVEE UNA BAJA PRODUCTIVIDAD Y LA MALA ASIGNACIÓN DE LOS RECURSOS ECONÓMICOS DISPONIBLES.

En todos estos años de nacionalismo alimentado por sueños adolescentes, solo hemos visto el “engorde” de las plantillas de empleados públicos, la creación de impuestos distorsivos y trabas interminables para la iniciativa privada y el crecimiento de una clase política con muy baja erudición.

Por allí habrá que comenzar las tareas de “limpieza”, aceptando que no hay premio sin esfuerzo… ni castigos; ni magia que haga aparecer de una galera billetes dólar en lugar de conejos.

A buen entendedor, pocas palabras.

Carlos Berro Madero

Carlos Berro Madero

Latest from Carlos Berro Madero

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…