Lunes, 08 Agosto 2022 12:37

Sergio Massa consiguió la Secretaría de Energía, ¿alcanza para calmar la tormenta? - Por Rubén Rabanal

Escrito por

Un aliado le aporta al ministro la pieza clave para avanzar con la segmentación, pero aún no soluciona el principal problema para el mercado: no tiene viceministro. Cristina Fernández de Kirchner, más lejos de su Gobierno. 

No está claro todavía si el nombramiento de Flavia Royón en la Secretaría de Energía es un avance de Sergio Massa en el control del ministerio de Economía o es, esencialmente, el resultado final de un movimiento de Cristina Fernández de Kirchner que decide no aparecer con un funcionario propio poniéndole el cuerpo a la suba de tarifas. Es decir, puede ser una solución para el nuevo ministro o el indicador clave de un temporal que se avecina. 

Fue un fin de semana frenético para solucionar un problema que el mercado ya lee como esencial: Massa, que lleva una semana asumido en Economía y más de un mes analizando la idea de un cambio en el Gobierno a través de su desembarcó como estrella del Gabinete, aún no puede terminar de nombrar a sus funcionarios. La Secretaría de Energía es clave para avanzar con la segmentación, que es la única decisión que tomó Massa hasta ahora en materia de baja de presión sobre el déficit, pero hoy el mercado estará atento a cómo solucionará el ministro la crisis que se generó con Gabriel Rubinstein y su fallido aterrizaje en el cargo de viceministro.

El riesgo no es menor y el mercado espera señales más claras. La semana pasada el Banco Central tuvo que poner US$700 millones en el mercado de cambios. La semana entrante, además, viene con malas noticias que no pueden ser esquivadas: el Indec anunciará el índice de inflación de julio que será récord para el país entre 7 y 8%. El viernes hubo malas noticias también desde el Banco Central cuando se publicó el Relevamiento de Expectativas de Mercado que lleva la proyección de inflación ya a más de 90,2% con un salto de 14,2 puntos por encima del mes anterior, otro récord para el espanto.

Por otra parte, el "plan de Massa" aún no aparece. Hubo una percepción el fin de semana de la necesidad de reforzar la actividad antes que los mercados abrieran hoy y de ahí el largo hilo de Twitter donde resumió y anticipó reuniones e intenciones para esta semana. Mañana habrá encuentro con ministros para poner límite al gasto en cada cartera, el miércoles anunciará la suba a jubilaciones que corresponde en septiembre (algo automático que fija la fórmula de movilidad) y un bono para compensar la pérdida de 6 puntos que esos haberes sufrirán contra la inflación. A esa lista sumó una auditoría que Desarrollo Social iniciará sobre los planes sociales.

Massa logró el fin de semana cerrar el problema de los nombramientos en Energía, aunque los riesgos persisten. Apeló a su aliado, el gobernador de Salta Gustavo Sáenz que aportó a su Ministra de Energía y Minería. Royón tiene experiencia en otras áreas, más allá de lo energético. Tuvo una larga experiencia en el sector privado, dentro Grupo Macro de la familia Brito, y conoce muy bien las formas que tiene la política en el "norte grande".

Allí la consideran una dialoguista que mantiene buenas relaciones con gobernadores y ministros. Desde su cargo se convirtió, además, en una especialista en el nuevo oro argentino que seduce a todo el norte: el litio. Junto a ella llega el nuevo subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, hasta ahora vicepresidente de Cammesa y Federico Bernal, pieza clave del kirchnerismo en esa Secretaría, para a controlar Hidrocarburos.

Massa confía en el apoyo de empresarios para pasar alguna de esos desafíos. Dos días de antes de asumir, el lunes de la semana pasada, algunos de ellos se sentaron a cenar en la casa de Massa. Estaban invitados, entre otros, Hugo Dragonetti, Brito, José Luis Manzano y Roberto Urquía. Casi como un coordinador de esas charlas estuvo Leonardo Madcur. En un repaso de temas se incluyó allí la confianza en un acercamiento con Uruguay, apelando a la relación con Luis Lacalle Pou y la intervención de Sebastián Velesquen del OEI.

El cambio en Energía se hizo con precisión quirúrgica, aunque el resultado de esa operación no está claro. Como todo lo que acompaña al aterrizaje de Massa en el Poder Ejecutivo, el éxito o fracaso dependen tanto de las medidas que tome como del apoyo o resistencia que tenga del kirchnerismo duro.

Esa diferencia es la que mira todos los días el Frente de Todos para saber si Massa podrá limpiar el escenario de desastres que Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner terminaron provocando en este Gobierno, si logrará solamente llegar sin estallidos hasta octubre del año próximo, o simplemente será otro cambio de Gabinete como tantos otros que hizo el presidente.

Rubén Rabanal

Visto 530 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…