Miércoles, 10 Agosto 2022 09:28

Desafío para el BCRA: nunca en los últimos 9 años logró acumular dólares a partir de septiembre sin devaluación - Por Virginia Porcella

Escrito por Virginia Porcella

Sólo en 2014 y 2016 logró cerrar el último cuatrimestre del año con un magro saldo comprador, ambos períodos en los que se produjo un fuerte ajuste del tipo de cambio. Por ahora, el Central mantiene la racha vendedora en agosto, aunque aumenta la liquidación y bajan pagos de energía 

La persistente sangría de dólares del BCRA es, cada día que pasa, un problema más urgente. A los USD 700 millones que resignó la entidad durante la primera semana de agosto se sumaron otros USD 150 millones de las últimas dos jornadas. Del otro lado del mostrador, pese a la desesperada búsqueda del Gobierno de los dólares que los productores tienen retenido en granos, el agro ingresó un promedio de USD 156 millones diarios durante la semana pasada, cifra que trepó a los USD 178 millones el lunes. Se trata de un ritmo de liquidación mayor al del mes pasado e incluso superior al de agosto de 2021. Sin embargo, ese flujo no parece suficiente. Esto a pesar de que, tal como anticiparon las autoridades del Banco Central, este mes bajará la necesidad de divisas para importar energía. Al menos durante los primeros ocho días, ese vaticinio parece cumplirse, ya que los pagos por importaciones de gas y combustible totalizaron unos USD 530 millones, casi USD 200 millones menos que en el mismo período de julio. Con todo, el BCRA no logra evitar cerrar las ruedas con saldo negativo. Y, si bien tanto el ministro de Economía, Sergio Massa, como el titular del Central, Miguel Pesce, aseguran que la cuenta se revertirá en los próximos meses habilitando la posibilidad de, finalmente, acumular reservas, lo cierto es que la historia de los últimos años indica que eso es altamente improbable. 

La estadística retrospectiva a 2013 recabada por la consultora y sociedad de Bolsa (ALyC) Aurum indica que, desde ese año, sólo en dos períodos el BCRA logró compras netas entre septiembre y diciembre y por escasos montos. Ocurrió en 2014, con un saldo comprador de apenas USD 500 millones y se repitió en 2016, por una cifra algo mayor, pero de todos modos poco relevante de USD 700 millones. Existe un denominador común para esos dos años: igual que ahora, el campo tenía saldos retenidos a la espera de una mejora en el tipo de cambio. En ambas oportunidades, la devaluación se produjo y los dólares ingresaron. Este año, en cambio, si bien se mantienen las expectativas de devaluación, desde el Gobierno rechazan la posibilidad y no existe por el momento ningún indicio concreto de que se avance en esa dirección.


Fuente: Aurum

De hecho, Massa tiene pendiente la reunión con los dirigentes de la Mesa de Enlace que estaba prevista para el viernes pasado, en la que se esperaba se discutieran incentivos para vender los granos, principalmente, un mecanismo que permita un tipo de cambio más atractivo para los productores. Pero ese encuentro se suspendió y todavía no tiene una nueva fecha confirmada. A pesar de eso, Pesce no pierde las esperanzas.

“Todavía en agosto estamos en niveles de pago de energía elevados. Esperamos que ya la semana que viene esto ceda y esperamos una reducción en el mes de agosto de USD 600 millones (en dichos pagos) que permitiría mejorar la situación en la balanza cambiaria”, afirmó ayer el titular del Banco Central quien agregó quien insistió en que existe una “demora en la liquidación del sector sojero” que se corregirá cuando se imponga la necesidad de los productores de vender ante la necesidad de cubrir sus obligaciones en pesos para afrontar los costos de la nueva siembra.

Otra vez, el archivo indica que de no mediar una modificación de las condiciones, la expectativa del presidente del Banco Central puede resultar algo optimista ya que excluyendo los dos años mencionados en los que se produjo una devaluación, el último cuatrimestre del año suele ser negativo para el BCRA en al menos USD 2.000 millones, con excepción de los dos años más difíciles, 2013 y 2015, con saldos negativos superiores a los USD 8.000 millones, precisamente las fechas que antecedieron a los eventos de fuerte corrección cambiaria.

En este contexto, la seguidilla de ruedas con ventas netas por parte de la autoridad monetaria despertó otra inquietud en el mercado. El economista Damián Pierri, investigador del Instituto Interdisciplinario de Política Económica (IIEP) de la Universidad de Buenos Aires puntualizó destacó ayer un dato en sus redes: “El BCRA acumula ventas por el 70% de las últimas 27 ruedas (vendió 19 veces). Si en las próximas 8 ruedas (hasta el miércoles próximo) sigue vendedor, habrá entrado en zona de grandes cambios: devaluaciones o controles de comercio siguieron a rachas perdedoras superiores al 81%” de ruedas negativas para la entidad.

Virginia Porcella

Visto 526 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…