Viernes, 05 Marzo 2021 10:24

Se enojan los Fernández y recalcula Larreta - Por Ricardo Roa

Escrito por

Cristina y Alberto se endurecen. ¿Cómo hará el jefe de Gobierno porteño para romper la lógica polarización?

El ataque de furia de Cristina es una muestra de que le está yendo mal y mal justo en el lugar donde más le preocupa ir mal: la Justicia. Y es de manual asociar esto que le pasa a ella con la violenta ofensiva que Fernández lanzó contra jueces y fiscales.

Es también de manual tanto que en la Justicia se abroquelen en defensa propia como que en la oposición se abroquelen para ver cómo pueden sacar partido. El lunes Fernández enterró su promesa de terminar con la grieta y sacudió el tablero de Juntos por el Cambio.

La primera consecuencia: los más moderados serán menos moderados. La segunda es que todas las miradas van para un mismo lado: el de Rodríguez Larreta y el grupo que lo acompaña. Ya habían comenzado a correrse cuando por primera vez se sumaron a una marcha: contra las vacunaciones VIP.

Las marchas son una marca del macrismo. Por el desgaste del método o por la convocatoria de apuro o por las dos cosas, el sábado hubo menos gente. Y un cortocircuito interno que también por primera vez saltó hacia afuera. La macrista Patricia Bullrich cruzó al ministro de Salud de Larreta, Fernán Quirós, y lo acusó poco menos que de minimizar el escándalo de las vacunas por decir que la vacunación VIP había sido “un error”.

Aunque queda mucho camino por recorrer, Bullrich y Quirós asoman como potenciales rivales de una interna formal o de hecho para encabezar la lista de diputados nacionales. Aquí hay un supuesto grande y es que la pandemia afloje mucho y le permita a Quirós, el ministro porteño con mejor imagen, convertirse en candidato.

Otro dato de cómo se está moviendo el tablero: Quirós salió a reclamarle al Gobierno nacional más vacunas para la Ciudad. Larreta siempre puso mucho empeño en no confrontar con Fernández y mantenerse alineado con Fernández en la lucha contra el virus. Está claro que en el macrismo cuestionan ese seguidismo y también está claro que con esa actitud a Larreta le ha ido y le va muy bien en las encuestas.

Larreta tiene mejor imagen que Macri, el aparato de la Ciudad y una amplia red de alianzas donde sobresalen el radicalismo y Carrió. Mucho más poder de fuego que Macri. Pero Macri es más PRO que Larreta y que cualquiera y detrás de él se mueve un activismo que Larreta no tiene y que se ve en las redes y en las movilizaciones. Una interna entre los dos no le conviene a ninguno de los dos.

Otro actor y no precisamente de reparto es Martín Lousteau. Tiene un acuerdo con Larreta para sucederlo en la Ciudad. Pero cada día le gusta más la idea de pelear la presidencia. En el radicalismo creen que debe jugar fuerte este año si quiere jugar en el 2023. Y jugar fuerte significa ser el uno en la lista para diputados nacionales.

El mayor desafío para Larreta son los tironeos en Buenos Aires. Es donde necesita demostrar que tiene un proyecto presidencial. Ahí se cruzan alfiles propios como Diego Santilli y Cristian Ritondo con intendentes macristas que ya avisaron que no permitirán candidatos que no sean de la provincia.

Otra pieza importante de Larreta con fuerte capital político propio y que no se sabe donde encajará, es María Eugenia Vidal. En estos días rompe el silencio de más de un año con la misma jugada de Macri: la presentación de un libro sobre su gestión. El libro de Macri se llamará Primer Tiempo, que es como decir que espera recuperarse en el segundo. ¿Hará Vidal una apuesta parecida?

Ricardo Roa

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…