Miércoles, 07 Julio 2021 09:53

Migraciones aprieta a los que vuelven - Por Ricardo Roa

Escrito por

Atribuyéndose el papel de policías, van a sus casas para controlar si cumplen con el aislamiento.

No es lo mismo ni significa lo mismo. Pero el problema es que tiene cierto parentesco o puntos en común con una historia poco conocida dentro de esa terrible y conocida historia que fue la represión durante la dictadura. La historia es que agentes de Inteligencia se hacían pasar por personal de Migraciones y caían en casas de supuestos militantes políticos. Con el argumento de que estaban averiguando si ahí vivían extranjeros, sacaban como una radiografía de las cosas que había en el lugar para que sus jefes decidieran si mandaban una patota a reventar la vivienda.

¿Y a qué otra historia se parece esta historia? A la que en estos días protagonizan funcionarios de Migraciones: caen en casas de los que acaban de volver del exterior y sin explicaciones les piden que muestren los documentos para verificar si cumplen la cuarentena. Un dato es que algunas de las casas donde han tocado timbre son de periodistas. Otro es que aparecen en autos y con chalecos bien visibles de Migraciones, igual que policías buscando delincuentes en un allanamiento. Para que se note y se note mucho. Tiene el mismo olor a escrache que la campaña del Gobierno contra los argentinos que salen del país. Cuando no se sabe resolver, se persigue y se aprieta.

Pero el dato clave acá es que la Dirección de Migraciones no tiene facultades para hacer lo que está haciendo. Es definitivamente ilegal. En la Ciudad, la ley 5.688 le da competencia para solicitar el documento de identidad a la Policía y siempre y cuando sea para prevenir un delito.

Migraciones actúa bajo otra ley, la 25.871, que limita su actuación a controlar la admisión, el ingreso y la salida del territorio. Su poder de policía no es equivalente al de las fuerzas de seguridad y se ejerce únicamente respecto de los extranjeros que se encuentran en el país. Una resolución de fines del año pasado habilitó a Migraciones a meterse con la pandemia. Es el decreto 260/20. Pero debe pedir auxilio a una fuerza federal, nunca asumir el rol de una fuerza federal, que es lo que está haciendo. Los de Migraciones se sienten policías por un rato. Queda claro que no son policías, pero hacen de policías.

Han presentado ya 190 denuncias contra viajeros a los que no los encontraron. Son causas que tuvo pero solo por un rato la jueza Servini, que las sorteó rápidamente entre otros jueces. Y que van a terminar en una contravención, una multa como máximo. O en nada: serán nulas si se confirmara que fueron de Migraciones quienes constataron que no se cumple la cuarentena.

Esto que pasa con Migraciones, en manos de La Cámpora, pasa en el Gobierno que anuló con bombos y platillos una medida de Macri que autorizaba a las fuerzas federales a pedir documentos en lugares como las terminales ferroviarias. La ministra Frederic, que impulsó eso, ahora no dice nada. Una de dos: o hace la vista gorda o, como está probado en otras áreas, son otros los que han tomado esta decisión por ella.

Tampoco nadie dice nada sobre por qué los funcionarios están libres de hacer la cuarentena. ¿Ellos no contagian? Massa volvió del exterior y enseguida habló en un acto de campaña. Ustedes usen barbijos, nosotros no. ¿Con qué lógica además limitaron los viajes y no dejan volver a los argentinos varados en los Estados Unidos? Allá tienen un poco más del 1% de positividad contra el 24,4% de acá: los que van corren mucho menos riesgo de contagiarse que los que se quedan. Y encima vuelven vacunados. Nadie viaja a Moscú en busca de la segunda dosis de la Sputnik.

Todo expone el dramático nivel de improvisación. También, el nivel del miedo: julio viene con malas noticias. Vamos camino a los 100.000 muertos, eso sí homenajeados, y a los cinco millones de casos, y apenas el 10% de la población con vacunación completa y la amenaza de la cepa Delta, más agresiva y más contagiosa.

Ricardo Roa

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…