Lunes, 23 Agosto 2021 09:52

El “Olivosgate” espanta a los gobernadores y Mirtha Legrand vuelve con su mesa a la campaña - Por Ignacio Zuleta

Escrito por

Los mandatarios toman distancia de la Rosada. La histórica conductora reaparece con candidatos.

El peronismo le teme al contagio de Olivos

Descontado ya un resultado de las elecciones neutro para las relaciones de poder, se abren negociaciones para el día después. El día después de 2021 es 2023. El peronismo y la oposición leen de manera diversa la naturaleza de las elecciones legislativas. Para el peronismo se trata de una elección en la que se juega la suerte de la conducción nacional, en manos de tres dirigentes de la región metropolitana (Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa). Esa cúpula tiene sede en la provincia de Buenos Aires, y en segundo grado, en la CABA.

El resto de las provincias asume estas elecciones como locales, pero los gobernadores ya dibujan los escenarios del día después. Hasta ahora no está previsto, por ejemplo, que haya un escenario de campaña para el 12 de setiembre en donde se vea a los gobernadores de todo el país juntos. La corrida política que sufre la figura del presidente a raíz de la novela de los cumpleaños en Olivos aumenta las prevenciones de los caciques provinciales. Es cierto que transcurre en el área de cobertura del cable –máximo 2 puntos de audiencia como techo– pero los jefes provinciales no quieren quedar salpicados por la mala fama de esas fotos y videos

Radicales con su interna a Corrientes 

El No peronismo también ha evitado nacionalizar la disputa y la mantiene en los márgenes locales. Ni en PBA, adonde pudo convenirle darle dimensión nacional a su pelea con el peronismo. La disputa de las PASO en Buenos Aires o en Córdoba se encarna en tribus y caciques que se anotan para las presidenciales de 2023, como Horacio Rodríguez Larreta o Martín Lousteau, además de cuentapropistas como María Eugenia Vidal o Facundo Manes.

El primer gesto de nacionalización ocurrirá este domingo en Corrientes. Todo el arco del radicalismo del interior, hoy sindicado en una candidatura de Gerardo Morales a presidir el Comité Nacional de la UCR, se abrazará a Gustavo Valdés, que se presume ganará allí la reelección a gobernador, en fórmula con el conservador Pedro Braillard Poccard. Lo acompañarán Mario Negri, Luis Naidenoff, Ernesto Sanz y otros caciques enfrentados al ala porteña de Nosiglia-Lousteau.

Hay una carrera por juntar delegados al Comité Nacional (órgano encargado de elegir al presidente que reemplazará a Alfredo Cornejo). El contradictor del jujeño a presidir el Comité es Lousteau, que misiona a través de negociadores por todo el país para juntar delegados. Hay un final abierto. El botín es interesante. Con cualquier resultado electoral, el radicalismo sumará en los distritos más poblados de la Argentina una representación que no tenía desde la crisis de 2001. Su recuperación permite que vaya a una PASO dentro de JxC con una disputa real de candidaturas nacionales para 2023.

Mesaza para Vidal – Santilli 

Algaradas como las que se promete el radicalismo en Corrientes ocurren en las fronteras de las relaciones con los socios del PRO, que integra la coalición. En la liga opositora todos adhieren a la estrategia de Larreta de ensancharla hacia los extremos del dial. La estrategia es aplicar a la campaña un tono de confrontación dura para las PASO y ablandarla para las generales. En esto juega su rol la figura de Macri, que aparecerá con cuentagotas en PBA y CABA.

En este distrito el objetivo de la fidelización ante un público que asegura una victoria cómoda y que le permita ganar por lo menos 8 bancas. En eso funcionan básicos de campaña como los medios. Vidal y Santilli ya tienen turno para estar el 4 de setiembre en la rentrée de Mirtha Legrand, que reanuda las mesazas.

También figura mantener abierto el diálogo con la derecha de la ortodoxia económica -líneas López Murphy, Espert, Milei- para frenar la fuga de votos de "indignados" de ese colorido. Aunque le cueste el riesgo de mandar a la colectora a una rama importante del radicalismo porteño, que va a la PASO con Adolfo Rubinstein a la cabeza.

Una de las singularidades de estas primarias es que en la CABA hay radicales en la lista de Vidal y en las de López Murphy y Rubinstein. A López Murphy la campaña se la hará Larreta porque dice necesitarlo en la lista final y en la Cámara de Diputados, si llega a entrar. Pero hay sectores del radicalismo sociológico que van a dar su apoyo a Rubinstein, con quien se sienten más identificados por familiaridad partidaria.

El país de los indignados VIP

Otra singularidad de la Argentina es que no hay "indignados" antisistema, salvo entre los sectores medios y altos y, con gran abundancia, entre los animadores de infotainment en medios audiovisuales. Así como hay "hippies con OSDE" por acá también hay "indignados con OSDE".

La indignación criolla es de los sectores ilustrados, a diferencia de la "indignación" como fenómeno social en Estados Unidos después de la crisis de 2008 (los "indignados" que se manifestaban en Wall Street), o en España, contra el estallido de la burbuja inmobiliaria de aquellos años.

La "indignación" tuvo sus manifestaciones más altas en Estados Unidos y Gran Bretaña, donde los sectores resentidos con la globalización exaltaron al poder a Donad Trump y tuvieron su canto de cisne en el asalto al Capitolio cuando fue derrotado. En Gran Bretaña, el Brexit fue producto también de los "indignados" que votaron el divorcio de Europa como rechazo de la globalización. En la Argentina los "indignados" de la derecha mediática, además de ser una ínfima minoría, son "globalizadores" y nacionalistas, para usar la dialéctica de Trump.

La trifecta va a examen 

El peronismo del interior mira con distancia al del PBA -destino incierto- y al de la CABA -plaza de la oposición-, que se juegan todo en noviembre. Un resultado neutro ya afecta mucho a los jefes de la trifecta presidencial. Cristina tiene que renovar títulos para mantenerse gravitante en el trío. La oposición la señala como quien realmente gobierna, aunque los resultados de esa tarea de gestión son tan modestos como los que puede atribuirse el propio presidente.

Alberto tiene más dificultades que Cristina y Massa en construir un escenario ganador. No es candidato y suma actos de desprestigio en el público moderado, que es donde hubiera podido crecer. Massa, agazapado, espera a un nuevo Congreso con más diputados amigos en la oposición -Santilli, Randazzo, Monzó- que le permita reabrir la pavimentación de algún sendero del medio -una avenida, o una servidumbre de paso, al menos-. Es donde cree que tiene destino.

El peronismo construye el día después 

En el peronismo del interior despuntan debates en tres distritos. Uno es Córdoba, adonde Juan Schiaretti no tiene reelección. Su administración se justifica con un cordobesismo que está en convocatoria permanente a nuevas adhesiones de fuera del peronismo, y que se diferencia de la cúpula nacional. Si hubiera que encontrarle una fórmula hoy es la necesidad de alejarse del cristinismo antisistema (que busca conciliarse con las izquierdas) y acentuar la identificación con el centro. Es el contenido de su discurso de reelección de 2019, cuando clamó por un peronismo que "será republicano o no será". Es lo más parecido al Peronismo Alternativo de la mesa de los 4-1 (Schiaretti, Massa, Pichetto, Urtubey, Lavagna).

Federales vs. unitarios 

La otra sede del debate en el peronismo es el Chaco. Jorge Capitanich va a las legislativas a la cabeza de un frente de 33 partidos locales, y espera que el PJ Nacional abra el debate para 2023. Formula el escenario así: de 2021 sale un Alberto reelegible o no. En esta segunda opción, el peronismo tiene que abrirse a una PASO presidencial para 2023 "en la que nos anotemos todos los que creemos poder disputar una candidatura".

Esa PASO tiene que permitirle al partido una disputa "federal" porque el adversario del peronismo será un Horacio Rodríguez Larreta -éste o un sucedáneo- en representación de la Argentina del AMBA. Unitarios vs. Federales.

La jibarización del Senado peronista

El tercer búnker de debate del peronismo lo alienta el sanjuanino Sergio Uñac, que ya ha promovido algunas reuniones discretas en su provincia con referentes del peronismo de varios distritos. Busca un entendimiento más ligado a la eficiencia de la gestión: por ejemplo, enlazar proyectos con provincias que tienen producción minera poco explotada o con restricciones legales para hacerlo.

Tiene en claro que el peronismo puede perder bancas en el Senado nacional y para eso tiene que construir acuerdos internos hoy fracturados por la injerencia del peronismo AMBA, que ata toda su acción a la agenda de PBA y CABA, y tensa la amistad con el resto del país. La sesión del Senado del jueves fue un espejo: la convocó Cristina, pero se ausentó de la presidencia. Dejó que la oposición desplegase sus críticas a la vida privada en Olivos, y ninguno de los senadores peronistas tomó la palabra para responder a las críticas del jefe del interbloque Luis Naidenoff.

A reglamento, José Mayans contraatacó, pero sin mencionar esta novela; eligió como blanco la figura de Macri y la herencia que dejó en 2019. Ninguna mención a Olivos. Que Alberto pague solito sus facturas y, de paso, que el peronismo se lleve los acuerdos para jueces, que se le podrían complicar en un Senado con menos bancas después del 10 de diciembre.

Sentados sobre el timbre

Un vaso de agua, un cigarrillo y una especulación sobre el proyecto de imponer la gerontocracia en la Corte, no se le niega a nadie. Con este clima sólo queda pensar:

1) Que es un proyecto testimonial, ante la posibilidad de que Horacio Rosatti ya tenga los tres votos necesarios para ser el nuevo presidente del tribunal; esto explica el silencio de Elisa Carrió.

2) Que alguien se sentó sobre el timbre, y en lugar de beneficiar a Lorenzetti, le quiere frenar el camino a la presidencia de la Corte. Aunque saliera esa ley, tendría patas cortas en la Justicia. Desde 1952 el tribunal elige a su presidente. Hasta entonces lo designaba el Poder Ejecutivo, como ocurre en algunos países, por ejemplo, Estados Unidos. Modificar ese régimen será objetado por intromisión de un poder en otro.

Conjeturas con vaselina massista

La iniciativa fue del radical Emiliano Yacobitti y lo interesó al macrista Cristian Ritondo, cofirmante. El argumento que se escuchó es "lo pide Comodoro Py". Ritondo explicó su adhesión en que busca aportar certidumbre al tribunal, distraído en querellas palaciegas. La iniciativa de que el juez más viejo presida durante tres años recibió la venia del principal asesor jurídico de María Eugenia Vidal, Gustavo Ferrari, y de un diputado radical macrista cercano a Daniel Angelici, que no identificaremos hasta que no responda los llamados (hay mucho combustible como para andar incendiando gente).

Todas las conjeturas señalan a Sergio Massa como el hombre de la vaselina para que el proyecto corra veloz. Muchos presumen que es en beneficio de Ricardo Lorenzetti y que puede ser simpático al oficialismo. Macri y Larreta se despegaron del tema, y es más que raro el silencio de Carrió. Con estos nombres en el escenario debió montar en cólera, porque son sus adversarios jurados. La UCR tampoco hizo suyo el proyecto.

El Congreso, al freezer

El momento no es el más oportuno porque es difícil que el Congreso trate un proyecto tan delicado cuando no puede mover iniciativas que le interesan mucho más al oficialismo. Una es la reforma judicial, otra la del régimen de fiscales para sacarlo a Eduardo Casal (hoy a cargo de la procuración) y sepultarlo a Daniel Rafecas (el candidato de Alberto Fernández).

Estos proyectos están fuera de la agenda, según lo que le dijo Massa a los legisladores que lo consultaron esta semana, y seguirán así: no hay protocolo para sesionar y es difícil que lo haya en tiempos electorales, salvo para algún tema acordado en paz. Tampoco hay votos para aprobarlos y nadie puede movilizar diputados en plena campaña. Las sesiones, sin protocolo, deben ser presenciales. O sea que son, hoy por hoy, de cumplimiento imposible.

Ignacio Zuleta

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…