Lunes, 27 Junio 2022 08:48

Gobernadores hostigan a la Corte, mensajes de unidad K y la polémica por los planes sociales - Por Ignacio Zuleta

Escrito por

La pelea por el control territorial en el oficialismo tiene sus réplicas en la oposición. “¿Quién votó a quienes entregan los planes?”, cargan sobre los piqueteros.

Gobernadores y Cristina fuerzan unidad para no perder 

El peronismo habilitará el miércoles en el senado otra tronera para disparar contra la oposición. Un grupo de gobernadores participará del plenario de comisiones que discute el proyecto de ampliación de la Suprema Corte de Justicia. Se han comprometido a estar Alberto Rodríguez Saá y Jorge Capitanich.

Esta intervención es el aporte de la unidad entre los federales de la Liga de Gobernadores y el peronismo del AMBA que agita Cristina Kirchner. La vicepresidente ya cumplió con respaldar el reclamo de los jefes territoriales de “federalizar” el sistema de ayudas a través de planes sociales. Ellos ponen su parte ahora, en el proyecto de hostigamiento a la Corte. A Cristina le sirve el ataque a las organizaciones con las que el gobierno terceriza los planes, porque halaga a intendentes y gobernadores que se sienten agraviados en sus intereses por el desvío de las ayudas. También porque le recorta poder a Alberto Fernández, hoy entornado por la principal repartidora de planes.

A los gobernadores les conviene respaldar los ataques a la Corte, tribunal al que sindican con el centralismo porteño, y que amenaza con revisar los recortes de fondos que le hizo la administración nacional al distrito federal que gobierna el PRO. Saben, además, que les paga doble, porque esa ampliación es difícil que ocurra alguna vez.

Si la aprueba el Senado, puede quedar frenada en Diputados por la oposición. Y si saliera, el peronismo no juntaría los 2/3 de votos que exige la constitución para designar jueces de la Corte. En suma, vale más la música – el mensaje de unidad a propios y adversarios – que la letra. Es física política elemental: si el peronismo se divide, asegura su derrota. Si federales y el AMBA se mantienen unidos, les quedan chances de competir con una oposición que hasta ahora mantiene la unidad.

La Iglesia defiende planes y plata para las villas

La Iglesia de Roma, socia silente de todos los gobiernos argentinos, desembarcó en el debate sobre la gerencia de la ayuda a los pobres. El jefe de los obispos, Oscar Ojea, aprovechó la tribuna que es la Semana Social de Mar del Plata para defender el programa de desarrollo en las villas que se sancionó por ley en 2018.

“El tema del ordenamiento territorial nos parece prioritario. En la Argentina existen 5.687 villas o barrios populares. En los últimos años han aumentado los pobres y los indigentes. Aquí se encuentra el núcleo más duro de la pobreza. La brecha entre nosotros se ha agigantado”, dijo monseñor Ojea.

A finales de 2018, el Congreso aprobó una ley que prevé la entrega de lotes en más de 5 mil “barrios populares” de todo el país a sus ocupantes. Esa norma fue sancionada casi por unanimidad por las dos cámaras del Congreso, según un proyecto presentado por los jefes legislativos de Juntos por el Cambio y negociada con las organizaciones sociales que se referencian con el papa Francisco a través de Juan Grabois.

El peronismo territorial la aprobó a regañadientes, consciente de que los fondos para solventarla salen de un mismo bolsillo, el de los fondos estatales. Hoy, cuando la crisis aprieta, buscan recuperar rentas que perdieron cuando eran oposición.

La mano invisible de Francisco

El debate dentro de esa fuerza lo disparó este año la liga de gobernadores del peronismo, que reclamó en un documento del 11 de junio la "federalización" de los planes sociales para los pobres, que administran las organizaciones sociales.

Cristina Kirchner retomó ese reclamo en un discurso el lunes 20 de junio y se sumó al pedido de no tercerizar esas ayudas. La mayoría de los planes los administra la organización Evita que reporta a Alberto Fernández a través de dos funcionarios, Emilio Pérsico y Fernando Navarro, detto "El chino".

El Evita tiene un enlace de gran importancia en el partido de La Matanza, con el obispo de la diócesis de San Justo, Eduardo García. Monseñor Ojea entiende que es mejor que los planes los administren las organizaciones y no los intendentes. Para que no queden dudas, agregó ayer: "No debemos hablar tanto y solo de planes sociales que son necesarios en la coyuntura, sino de un verdadero plan de Desarrollo Humano Integral."

La sigla Desarrollo Humano Integral es marca registrada del papa Francisco. Le da nombre a su principal Dicasterio en el Vaticano. Acá lo replica Juan Grabois, que defiende un Plan de Desarrollo Humano Integral desde 2019, un programa plurianual que difunde en silencio por todo el país, en una gira de actos con el ministro Wado de Pedro, el único ministro al que ha recibido este año el papa Bergoglio en Roma.

El PDHI afirma en su presentación que la fecha de nacimiento de la iniciativa es el 18 de noviembre de 2016. Fue cuando ocurrió la movilización que acompañó la sanción de la ley de Ley de Emergencia Social, Economía Popular y Salario Social Complementario. El prólogo del documento que lo difunde dice que "se inspiró en gran medida en la advertencia de Francisco contra la cultura del descarte y su llamado a impulsar la 'fuerza del nosotros' frente a la 'cultura del yo'".

Los movimientos populares reconocieron que el camino era la integración en la central obrera, y el sindicalismo asumió que un universo creciente de trabajadores, marginados de los canales tradicionales de representación, se había reagrupado en estos movimientos”.

Este trasfondo explica la posición de monseñor Ojea, que cuando defiende los planes, la reivindicación de la ley de villas y a las organizaciones francisquistas, querría lo escuchasen en todas las parroquias. Se enteró, estando ya en Mar del Plata, que Diego Santilli y Carlos Melconian pegaban el faltazo a la Semana Social. “Nunca me confirmaron la invitación”, explicó Santilli el domingo. Ese día Melconian estaba con Cristina y el “Colorado” estuvo en La Matanza.

El entendimiento que vence al tiempo

Entre los desaciertos de la gestión de los Fernández está haber admitido que sectores del propio peronismo hostiguen a Grabois con críticas hacia los entendimientos con el oficialismo macrista.

Hubo cohetazos contra su figura -algunos desde la luna- y discusiones con el propio Maxi Kirchner, que le reprochó su relación anterior con Carolina Stanley, Mario Quintana o Fabián Rodríguez Simón. Tampoco ayudó la amnesia de aliados de Cambiemos como Miguel Pichetto o Patricia Bullrich, que han criticado, en un ejercicio de revisionismo, aquellos entendimientos que permitieron que hubiera paz en las calles de Buenos Aires como no la ha habido bajo el gobierno de los Fernández.

Pichetto, cerca de la posición que sostuvo este domingo De la Torre, entiende que el sistema de ayuda que fomentó la administración macrista fomenta el proyecto “pobrista” al que contrasta con alternativa de un capitalismo moderno. Creen que esas ayudas, como los acuerdos de Rogelio Frigerio con los gobernadores peronistas, causaron la derrota de 2019.

Pese a que la administración de Larreta mantiene parte de esos acuerdos a través de la ministra de Desarrollo Social María Migliore, que se expresa en la Ley de Economía Popular que aprobó la legislatura en 2020 – replicando la que sancionó del Congreso Nacional en 2016 – y en una ley de villas que se aprobó hace menos de un mes, para promover el desarrollo de barrios populares ("Ley de integración productiva e impulso al trabajo en los barrios populares").

“¿Quién elige a los piqueteros?”

El misil de los gobernadores y de Cristina al sistema de planes debe anotarse dentro de la pelea interna por el liderazgo, el programa y el control territorial, que se libra dentro del oficialismo.

Tiene réplicas en sectores de la oposición: Joaquín de la Torre, senador provincial por Juntos por el Cambio y ex ministro de María Vidal, se sumó por las de él a la posición de los territoriales.

“Los planes son totalmente estatales, y a quienes los entregan ¿quién los elige? ¿quién los votó? Se los sacaron a los intendentes porque eran los barones del conurbano, ¿y ahora quién los entrega?”, me dijo este domingo, después de compartir una de las mesas de la Semana Social.

Avanzó un paso más: elogió al ministro de Desarrollo Social que promueve la transferencia de planes de los piqueteros a los intendentes. “Sólo los miserables – tuiteó -usan los planes sociales como herramienta para decidir quién controla la calle en una interna política. Zabaleta mostró tener coraje al devolverle la administración a los gobernadores e intendentes”.

Sólo Carlos Melconian, con su visita a Cristina, se había animado hasta ahora a un acercamiento tan audaz con el oficialismo. Es comprensible que se registren estos gestos de independencia en tiempos dominados por el sectarismo. Se entienden las razones del debate. En el ADN del político argentino está escrito que el voto se mueve por la plata, algo que es difícil de demostrar.

Scioli en 2015, Macri en 2019 y los Fernández en 2021 perdieron elecciones cruciales, a pesar de que: 1) eran oficialismo; 2) manejaban las grandes cajas. Que las hay, las hay: el fondo de villas que se recauda con el 15% del llamado “impuesto a las grandes fortunas”, sumaba a diciembre de 2021 la friolera de $ 36.000.000.000. Este año se debatirá si ese impuesto se repite. Es esperable que este mecanismo de ayuda genere debate sobre si debe continuar, y en manos de quién.

Cambiemos en la mesa de arena

Los internismos dominan también la agenda de la oposición. La mesa de Cambiemos sesionó en Río Cuarto, en donde hubo seminario sobre temas productivos. Córdoba es distrito clave para esa fuerza. Gerardo Morales, presidente de la UCR, se concentró en hablar con los jefes locales sobre cuál es el método que se aplicará el año que viene para decidir las candidaturas en esa provincia y en las otras 11 en donde no hay ley de PASO local.

Luis Juez quiere ser candidato a gobernador, y propone un acuerdo para conciliar posiciones en un distrito donde está el jefe del bloque de diputados, Mario Negri, a quien le vence la banca y que muestra encuestas que lo incluyen en el top 10 a nivel nacional -, esta semana va a La Matanza invitado por el colegio de abogados para hablar sobre la Justicia. La semana que viene Morales reunirá a los jefes radicales de las 12 provincias sin PASO local para negociar un sistema unificado.

Atento a tensiones internas, Horacio Rodríguez Larreta se mostró en Madrid con Alberto Núñez Feijóo, presidente del Partido Popular, candidato a jefe de gobierno, y padrino del triunfo de su fuerza en las elecciones autonómicas en Andalucía, santuario histórico del socialismo de ese país. El PP ganó allí y gobernará sin necesidad de aliarse con el partido derechista VOX. Larreta lo felicitó pensando en casa: compara lo de Feijóo como algo equivalente a ganarle al peronismo en La Matanza sin necesidad de aliarse, por decir un nombre, con Javier Milei.

Ignacio Zuleta

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…