Joaquín Morales Solá

Hay algo seguro sobre Mauricio Macri: es el principal adversario elegido por el Gobierno, que sigue con entusiasmo el caso del Correo Argentino 

La arrogancia, la mitomanía y una dosis no menor de maldad de Cristina Kirchner han llevado al país a la crisis institucional más profunda desde 1983 

Hubo un momento en que cambió el ecosistema y comenzó la extinción de los dinosaurios. Su existencia había concluido. Algo parecido sucederá en el primer minuto hábil de mañana, cuando automáticamente el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, se convertirá en titular del Consejo de la Magistratura.

Ni el malhumor social que coloca a la paz social en el peligroso territorio de la duda preocupa tanto a Cristina Kirchner como el Consejo de la Magistratura 

La vicepresidenta pasó a militar en una abierta oposición a Alberto Fernández y fogonea la crisis entre sus seguidores y el jefe del Estado 

Ni la inflación ni la inseguridad son temas prioritarios para Cristina Kirchner: sí el organismo que elige y controla a los magistrados 

Cristina Kirchner quiere llenar los tribunales de jueces militantes en 12 días 

Es el comienzo de una caza de brujas, de una expedición para encontrar algunos dólares y caer sobre algunos opositores o críticos 

“¿Vieron? No soy un títere”. Esa fue la primera frase que disparó Alberto Fernández luego de que el directorio del Fondo Monetario aprobara definitivamente, no sin varios reparos, el acuerdo con el gobierno argentino. La tragedia de un primer default del país con ese organismo multilateral se había alejado, en efecto, pero había provocado, al mismo tiempo, los actos y los gestos más rupturistas (¿y definitivos?) de la vicepresidenta contra el propio Presidente.

Cristina Kirchner ya no ve sentido en buscar una tregua con Alberto Fernández, cuya fragilidad política aumenta al ritmo de las carencias económicas 

Si la guerra es la derrota de la verdad, la guerra de Alberto Fernández anuncia la victoria de la inflación. Si el oportunismo es el fracaso de la política, el de Cristina Kirchner es el presagio de la autodestrucción.

El Gobierno protagonizó una sucesión de desatinos justo en los días en que el Senado debe darle sanción definitiva al acuerdo con el Fondo

Al viejo desamor hacia Alberto Fernández, la vicepresidenta le agregó ahora la decepción política frente a un mandatario que considera inepto, incapaz de conducir con cierto grado de eficiencia la administración nacional 

La oposición busca formas de evitar que se llegue al default, pero el principal problema del Gobierno está en sus propias filas; el temor a que crezca el malestar social 

El acuerdo no es más que una serie de moderadas exigencias para tender un puente hacia 2023, cuando todos suponen, incluidos el oficialismo y el propio Fondo, que gobernarán los que ahora están en la oposición 

La prioridad de Alberto Fernández no es el país ni el gobierno, sino agradar siempre a su vecina de al lado 

En el lugar equivocado, en el momento inoportuno. Ahí estuvo Alberto Fernández cuando hace poco más de veinte días se le ocurrió pasar por Moscú y abrazarse con quien ahora se convirtió en un criminal de guerra. El extraño encanto del kirchnerismo por los hombres fuertes y por el estilo de los matones.

Alberto Fernández, tal vez para no quedar mal con su socia, la vicepresidenta, está quedando aislado no solo de los Estados Unidos, sino también de Europa y de los países más importantes de América Latina 

Un rumor confundió todo. La habladuría circuló entre dirigentes de La Cámpora y aseguraba que el Gobierno estaba haciendo pactos secretos con el Fondo Monetario. Se comprometía, aseguraban, a tomar decisiones “impopulares”, que los discípulos de Cristina Kirchner no estaban dispuestos a avalar. La versión se publicó en medios que acceden al parloteo de los camporistas.

El ala albertista del Gobierno tenía razón cuando decía que lo mejor que podía hacer Cristina Kirchner para colaborar con el entendimiento con el Fondo Monetario era callarse 

Nadie sabe si el Gobierno logrará recomponer las relaciones con la administración de Joe Biden en el escaso tiempo (apenas poco más de un mes) que queda para que el país zafe de un default histórico con los organismos multilaterales 

Esa dualidad del cristinismo entre ser oficialistas y opositores, encontró en Alberto Fernández a un político capaz de caminar en direcciones distintas en el mismo momento 

El Presidente quebró un principio básico de las relaciones internacionales: los jefes de Estado no hablan mal de terceros países cuando viajan al exterior; mucho más si ese tercer país acaba de auxiliarlo 

El trámite de los últimos días demostró la nula influencia de la palabra de la vicepresidenta en los organismos multilaterales y en el gobierno de Washington 

Un programa con el Fondo podría significar, a la larga, la derrota del Gobierno en las elecciones presidenciales dentro de dos años; la opción, una ruptura sin programa, sería mucho peor 

Alberto Fernández mandó a Santiago Cafiero a una crucial misión de acercamiento con Washington, pero Cristina Kirchner le abortó la operación en el mismo momento en que se realizaba 

¿Quiere la vicepresidenta un pacto con el FMI o prefiere la ruptura para quedar bien con la tertulia de su café literario? 

Todo indica que la Argentina camina hacia una colisión estrepitosa con el Fondo Monetario 

El ataque a la Corte y la liviandad con que se trató el caso del iraní buscado por la AMIA que asistió a la asunción de Ortega revelan un marcado desdén por los principios republicanos 

La grabación clandestina de una reunión de funcionarios bonaerenses y empresarios en la sede porteña del Banco Provincia desató una caza de brujas por parte del cristinismo y el albertismo 

En cualquier monarquía cualquier cosa puede suceder, salvo que no haya heredero 

El kirchnerismo gobernante ha perdido el control del Congreso después de la ruina electoral de hace poco más de un mes y solo agravará su debilidad si persiste con el estilo de bravuconadas y provocaciones, tan propio de la facción peronista que manda 

La absolución de Cristóbal López y Fabián De Sousa es un precedente peligroso para los buenos funcionarios que tienen el coraje de denunciar actos de corrupción de gente poderosa; cuesta entender que haya un Echegaray culpable y empresarios inocentes 

La elección de Slokar como presidente de la Casación no fue el resultado que esperaba el kirchnerismo: hubiera preferido que Petrone saliera de la sala que podría devolver a Cristina a un juicio oral y público por lavar dinero 

El Gobierno está a punto de exigir un pase sanitario en la provincia de Buenos Aires para contener los contagios de la variante ómicron del coronavirus, pero al mismo tiempo convoca a una multitudinaria marcha autorreferencial y sectaria por el aniversario de una celebración colectiva de todos los argentinos 

La división, el narcisismo político y las ambiciones sin límites ni medidas entre ciertos opositores mancha a toda la oposición y coloca a la sociedad sin alternativas, peligrosamente sin opciones 

“Aquí explotó una bomba nuclear. Ahora estamos tratando de achicar los daños”. Uno de los principales magistrados del país hizo esa descripción de lo que sucedió en la Justicia después de que dos jueces de un tribunal oral, Daniel Obligado y Adrián Grünberg, sobreseyeran sin juicio previo a Cristina Kirchner, a sus hijos Máximo y Florencia y a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López del delito de lavado de dinero en hoteles y edificios de la poderosa familia política argentina.

El dólar es la moneda más preciada de los argentinos, les guste o no a los presidentes; aunque es cierto que el Gobierno no tenía muchas más herramientas que cerrar el grifo de la divisa 

Dos jueces, Daniel Obligado y Adrián Grünberg, tiraron por la ventana el poco prestigio que le quedaba a la Justicia argentina. Un país sin respeto a la Justicia; eso es lo que quedó.

El ataque a Clarín se da en un contexto de creciente hostilidad hacia la prensa en el discurso oficial; el repudio del Presidente sabe a poco 

No hay que escuchar lo que dicen, sino ver lo que hacen. Aceptaron la derrota. La reunión atropellada y melancólica del Senado, para aprobar 116 decretos de necesidad y urgencia dictados por Alberto Fernández, es la mejor prueba de que saben que han perdido el Congreso.

Alberto Fernández celebrará este miércoles la peor elección nacional que haya hecho el peronismo en casi 38 años de la nueva democracia argentina 

 

Tal vez ayer no sucedió nada extraordinario, pero sí algo definitivo y determinante. La dura derrota en la noche de otro domingo ingrato para el kirchnerismo ya había ocurrido en tres de las últimas cuatro elecciones: 2015, 2017 y ayer, sin contar las primarias obligatorias en las que en la mayoría de los casos también le fue mal. Solo ganó las elecciones de 2019.

 

Hay una oficina que formalmente depende de la Corte Suprema de Justicia que se está convirtiendo en un servicio de inteligencia paralelo. Tiene un nombre estrafalario (Dajudeco) y es la dependencia encargada de escuchar las conversaciones telefónicas de las personas, siempre que tales interferencias hayan sido ordenadas por jueces.

La inseguridad es un problema sin solución porque la palabra represión le está ideológicamente negada el Gobierno, aunque se trate de reprimir a simples delincuentes que no advierten la definitiva divergencia entre la vida y la muerte

Por primera vez desde 2007, Cristina Kirchner no participará del tramo decisivo de los preparativos de las elecciones

El Presidente llevó a cumbres internacionales los problemas domésticos y pretendió seducir a Biden y Macron hablando retóricamente del medioambiente, pero no sobre los derechos humanos

Suponer que la vicepresidenta está inquieta solo por sus problemas judiciales sería subestimarla

El albertismo ve llegar con ignorancia y desconfianza el día después de la derrota probable y el Presidente intuye que deberá atravesar otra “semana trágica”

El Presidente y su ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, olvidaron la misión principal de un Estado, que es la de preservar la paz social

Página 1 de 5

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…