Martes, 15 Junio 2021 11:43

El nuevo programa de precios Súper Cerca está lejos de cubrir todos los alimentos necesarios para no ser indigente - Por Natalia Donato

Escrito por

El conjunto de 70 artículos lanzados por el Gobierno para que se comercialicen a precios fijo por seis meses en los comercios de cercanía tiene varios faltantes. Los valores son hasta 30% más caros que muchos de los Precios Cuidados 

Cuando el Gobierno pensó en concretar finalmente el desarme de Precios máximos, comenzó a analizar la posibilidad de diseñar una nueva canasta de productos básicos que se pueda comercializar en los comercios de cercanía y que cubra las necesidades de los sectores más vulnerables. Sería distinta de Precios Cuidados, que se ofrece en las grandes cadenas y que contiene marcas líderes que marcan una referencia en cada categoría. 

Las negociaciones se extendieron más de lo previsto y deseado por la Secretaría de Comercio, y finalmente se anunció en la última semana el programa Súper Cerca, integrada por 70 productos que se venderán con precio fijo hasta diciembre que estará impreso en la etiqueta. El Gobierno apuntaba a 120, pero no fue fácil convencer a algunas empresas, después de tener un año y medio los precios prácticamente congelados y además participar de Precios Cuidados. De todos modos, la secretaria del área, Paula Español, adelantó que buscarían sumar más productos en las próximas semanas.

La canasta no está compuesta sólo de alimentos -incluye también productos de tocador y de limpieza-, pero si se analiza la composición de ese rubro en particular, se puede notar que faltan muchos de los productos básicos que el propio Indec toma como parámetro para medir la canasta alimentaria requerida para no ser indigente. Además de que los precios fijados hoy resultan más caros que los más baratos de su misma categoría dentro de Precios Cuidados. Aunque en algunos meses resultarán mucho más económicos producto de una inflación de 3/3,5% mensual.

¿Cuáles son las principales ausencias?

En primer lugar, faltan los productos frescos, necesarios en cualquier dieta alimentaria, como papa, batata, legumbres secas, hortalizas y frutas; además de carnes, menudencias (hígado) y huevos. Nada de esto figura en Súper Cerca.

El Gobierno argumenta, como lo había hecho inicialmente con Precios Cuidados, que la dificultad en incluirlos radica en que “muchos de ellos son productos estacionales y con una producción muy atomizada”.

Pero tampoco están en la nueva canasta lanzada por el Gobierno el aceite, la manteca, la sal, el vinagre, la mayonesa, los fiambres (paleta cocida y salame), el queso cuartirolo y las bebidas alcohólicas, como la cerveza y el vino, todos incluidos en la canasta alimentaria del organismo estadístico.

En el caso del aceite, en el sector argumentan que ya hCay mucha variedad dentro de Precios Cuidados a partir del fideicomiso firmado entre las empresas que venden en el mercado interno y los exportadores. Tampoco, en esta oportunidad, se incluyeron productos saludables o aptos para celíacos, como sí había hecho con el otro programa cuando fue relanzado.

Según el último informe de Indec, la canasta básica alimentaria (BA), que es la que se toma para medir la indigencia, subió 3,9% respecto de marzo y 49,1% en relación con el mismo mes del año pasado. Acumula una suba superior a la canasta básica total (CBT), con la que se mide la pobreza, debido a la incidencia de la inflación en el rubro alimentos y bebidas. Sucede que, a pesar de existir los Precios Máximos, la carne y las verduras casi que se duplicaron en un año y los productos envasados también comenzaron a subir ya desde fines del año pasado, producto de que las empresas lanzaron artículos nuevos y aumentaron igual en los canales de venta menos controlados.

 

Consultadas fuentes de la Secretaría de Comercio aseguraron que respecto de los productos frescos, el sector está mucho más atomizado, por lo que “es difícil lograr una coordinación a lo largo del tiempo y además, tiene mucha más estacionalidad”. “De todas maneras, trabajamos en opciones accesibles de productos frescos en el Mercado Federal Ambulante y en algunas frutas y verduras estacionales que forman parte de Precios Cuidados”, aclararon. Sobre el tema del aceite, también hicieron referencia al fideicomiso creado, que tiene una negociación mensual para disminuir el impacto de los precios internacionales.

Sobre el resto de los faltantes, aseguraron que “es la primera etapa del programa y se priorizó poder lanzar la canasta cuanto antes con productos que cubren los rubros básicos de alimentos, bebidas, limpieza y perfumería”. “Para esta primera etapa, dentro de los 70 productos de la canasta contamos con 10 lácteos y 30 productos de almacén. A diferencia de los supermercados que tienen alrededor de 12 mil productos, los comercios de cercanía tienen alrededor de 1000 productos, por lo que 70 implican una representación importante. La idea es seguir sumando productos en una próxima etapa”, reafirmaron las fuentes.

Brecha de precios, aunque de diferentes marcas

En cuanto a las diferencias de precios, el Gobierno aseguró que, de acuerdo con un relevamiento en comercios de cercanía, los valores acordados se ubican, en promedio, 7% por debajo de los que hoy se encuentran en las góndolas. Es cierto que las diferencias entre las grandes cadenas, mucho más controladas, y el canal tradicional son muy notorias y seguramente estos precios son más bajos en muchos casos. Pero no sucede lo mismo si la comparación se hace con los valores que cualquier consumidor puede encontrar en el canal moderno, donde se encuentran los productos de Precios Cuidados, que resultan hasta 30% más baratos que los de la nueva canasta en algunas categorías.

El litro de leche marca “La Martona”, que figura en Súper Cerca, saldrá a la venta con un valor de $74, mientras que en el programa Precios Cuidados está “La Armonía” a $52,95, es decir, casi 40% de diferencia. En el caso del kilo de harina 000, mientras que en el nuevo programa figura la marca “Cañuelas” a $61, en Precios Cuidados está Morixe a $46,55 (esta última, 31% más barata). Otro claro ejemplo es el cacao en polvo Nescao de 300 gramos que figura en ambos programas. Mientras que con Súper Cerca costará $140, hoy se consigue en cualquier cadena de supermercados bajo Precios Cuidados a $ 106,10, por lo que la diferencia asciende al 32 por ciento.

Natalia Donato

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…