Economía

El Gobierno lanzó otro paquete de controles y anunció que la AFIP vigilará los comercios. Viejas ideas que ya aplicó el cristinismo con el hoy gobernador bonaerense.

El Gobierno de Alberto Fernández parece decidido a quemar puentes, no sólo con la oposición después de anunciar la suspensión de las clases presenciales de forma unilateral, sino que también terminó de dinamitar en las últimas horas su vínculo con gran parte del sector privado. Las medidas difundidas ayer para contener la suba de precios no son más que la confirmación para muchos de ellos de que no hay dentro del gabinete económico margen para el diálogo.

La ausencia de un plan de estabilización da rienda a soluciones más ideologizadas, que en el Gobierno actual están arraigadas en Comercio.

La población de Aurina estaba desconcertada, desilusionada y resignada. Desconcertada porque creció el ingreso agregado por alzas en los precios de sus exportaciones, ente otras razones, pero ello no se tradujo en mayor riqueza ni derramó a toda la sociedad. Tampoco crecieron las reservas de su Banco Central en línea con las divisas que adquiría.

Así como todos los futbolistas quieren hacer goles, ganar fama, dinero y prestigio, las empresas grandes, pequeñas y medianas trabajan todos los días para producir, progresar, vender, ganar e invertir

En los últimos 50 años la cantidad de pobres se multiplicó por veinte a pesar de que las transferencias directas del Estado representan hoy casi 15 puntos del PIB. Paradójicamente, la Argentina enfrenta los problemas que presentan las economías del bienestar, pero sin haber alcanzado el desarrollo.

Se necesitaría una inflación de 1,4% mensual hasta fin de año para cumplir la meta. Los analistas lo ven imposible por la suba del gasto que se viene

 

Parece cada vez más evidente que la debacle social y sanitaria que desde 2020 golpea a la Argentina por el coronavirus escaló a un nuevo pico de gravedad que presagia el retorno de las cuarentenas extremas. El cierre de actividades podría ahogar la recuperación económica que se esperaba para este año. La explosión de subsidios que reclama la política en el año electoral para congelar dólar y tarifas, y a la vez reponer el IFE y aumentar los planes sociales se hará sentir, tarde o temprano, en la inflación y el mercado de cambios.

Las diferencias entre las dos funcionarias responde a un largo problema irresuelto de la Argentina. El dilema de “la mesa de los argentinos”.

Página 1 de 127

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…