Economía

La pregunta es por qué hay países que importan sus alimentos, su gente los puede pagarlos más caro e igual tiene acceso suficiente a ellos; mientras que en otros que los producen hay parte de su población que no tiene lo suficiente para comer, como en Argentina

Comenzó formalmente el año en lo financiero con países y empresas que salen a emitir deuda aprovechando la alta liquidez imperante por la crisis que trajo aparejada el Covid-19. Tras los días de receso de fin de año, grandes fondos de inversión dieron el puntapié inicial del 2021 arrancando de cero a la búsqueda de rendimientos positivos.

La UIA retomó ayer su actividad, luego de varias semanas de receso por vacaciones. Se reunió el comité ejecutivo por Zoom. Cuáles son los desafíos de cara al 2021

El fin de una ilusión: con la inflación de 4% en diciembre, se comienzan a sentir a pleno los efectos de la emisión de 2 billones de pesos del BCRA para el Tesoro en 2020. La inflación núcleo (sin contar precios regulados o los estacionales) fue de 4,9% el mes pasado, lo que equivale a un 78% anualizado.

El mismo Estado que contempló que estos contribuyentes la estaban pasando mal en la pandemia y le dio créditos a tasa 0, los deja ahora sin actualización para la recategorización

El vocero del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, comentó el jueves pasado ante la prensa en Washington que muy pronto continuarán las negociaciones con el Gobierno argentino, tras el receso vacacional de finales y principio de año, en el marco del nuevo acuerdo al que buscan llegar.

Sostener la afirmación de la diputada Vallejos hubiera sido demasiado hasta para Orwell en "1984". Las exportaciones son la fuente de mayor crecimiento posible en cualquier economía del mundo.

Si el año que viene ingresan más dólares comerciales por la mejora en los precios internacionales de los commodities, se podrá financiar el rebote de la economía. Será clave reducir la brecha cambiaria y recuperar el valor de los bonos de deuda

El Gobierno va y viene, con decisiones y argumentos desordenados y sin que se sepa dónde quiere ir. Mientras, la economía se hunde, y tanto que si no hay un viraje fuerte los datos anticipan que crecería 0, nada, durante la gestión de Fernández.

La actual intervención del mercado cambiario nada tiene que ver con el “original” de 2011. Intentar “administrar” inflación con caída de la economía es un contrasentido. Sólo puede ser percibido como un plan de cortísimo plazo, hasta las legislativas de octubre.

Página 8 de 116

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…