Economía

Mientras los bonos argentinos no hacen piso y la tasa de interés de la deuda recién reestructurada y casi sin flujos en los próximos dos años volvió al 18% en los tramos más cortos e YPF anuncia un canje de deuda agresivo para no pagar intereses hasta 2023, las colocaciones de deuda soberana y corporativa de países emergentes muestran una euforia inédita.

Las paridades de los títulos públicos con ley extranjera rondaron el 16% y el riesgo país subió a 1.461 puntos 

Al hablar sobre "la maldición de exportar alimentos" en pleno boom sojero, la diputada está anunciando la vuelta de una vieja corriente de debate económico

Esta es la temporada de predicciones, y el momento en que los economistas expresamos nuestras esperanzas, más que nuestras estimaciones profesionales.

El crecimiento de Argentina de 2021 converge a 5 % después de una caída estimada en 12 % en 2020. En un escenario de fuerte presencia de la pandemia, incluso puede ser negativo nuevamente.  Los gerentes afinan el lápiz en estas semanas para proyectar un 2021 pleno de incertidumbre. La "macro" es un insumo valioso para armar pronósticos.

Una conocida legisladora nacional no dudó ayer en sostener que es una “maldición” que Argentina exporte alimentos. Más aún, que eso es una “desgracia” por ser bienes transables, por el hecho de que “siempre hay demanda de los productos que Argentina le vende al resto del mundo”.

Nada parece indicar que durante el primer semestre del año pueda haber cambios en el escenario económico local. Ni aún con un aluvión de dólares que pueda mejorar la posición de las reservas internacionales y que pueda anestesiar el tipo de cambio. Por el contrario, se prevé que el Banco Central deba acelerar el ritmo de devaluación toda vez que no quiera convalidar una mayor inflación en dólares.

La duda fundamental de los ahorristas es si el dólar le ganará otra vez a la inflación este año. Hay apuestas a los bonos indexados en pesos.

Estamos frente a un proceso hiperinflacionario global e histórico en activos financieros. La apuesta es que todo esto no explote y probablemente sea el caso en tanto y en cuanto el dólar siga siendo demandado como reserva de valor mundial. Los Bancos Centrales del G10 rompieron al mercado de bonos anulándolo como alternativa de ahorro y por lo tanto uno puede escapar de la devaluación del dólar solamente hacia équities, commodities o cryptos.

Con elecciones a la vista, la economía luchará en varios frentes: actividad, inflación y evitar la huida hacia el dólar.

Página 10 de 117

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…