Política

Nadie quiere asumir el riesgo de pagar mayores costos políticos de los que ya afronta o de perder alguna posición de poder (o privilegio) 

Al alfeñique político que pusieron en el gobierno se le han subido los humos y ni les contesta el teléfono. Para colmo, otro raquítico del gabinete, Martín Guzmán, se permite declaraciones insolentes que exceden el rubro de la economía, contra la doctora y sus acólitos. 

El Jefe de Gabinete les pidió a los ministros que vayan a un acto de la UOCRA que encabezará Alberto Fernández. El reclamo es inédito. 

Wado De Pedro respondió a las invitaciones de Katopodis, Cafiero y Zabaleta para recrear un ámbito de "diálogo con todos los sectores" y ampliar el Frente de Todos para 2023. ¿Cómo será el acuerdo que negocian ambos sectores? 

Alberto Fernández cerrará, como orador, un acto organizado para respaldarlo. El apoyo le llega desde el movimiento obrero, específicamente desde el gremio de la construcción que conduce Gerardo Martínez, una organización que recuperó asociados en los dos últimos años (porque la actividad se reanimó significativamente) y hoy se apoya sobre el segundo padrón de afiliados del movimiento sindical.

A cambio de un resarcimiento económico, Alberto Fernández está a un paso de ser sobreseído por la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yáñez en Olivos en plena cuarentena. El interrogante sería hasta dónde continúa calando la rabia y la decepción en la sociedad. 

Hay algo seguro sobre Mauricio Macri: es el principal adversario elegido por el Gobierno, que sigue con entusiasmo el caso del Correo Argentino 

El creciente malhumor social está debilitando a los moderados del oficialismo y la oposición. Quienes buscan representar a los extremos se benefician. Pero se vuelve más difícil formar una mayoría sólida para fijar y sostener un rumbo. 

Es una verdadera novedad histórica lo que está pasando a nivel político institucional. Hay un presidente débil y un desencanto social mayúsculo, pero sin que se escuche –afortunadamente- al golpismo rugir, no al menos de la manera tradicional, esto es, que hubiera interesados en tomar precipitadamente el poder -detestable atajo- para hacer algo distinto de lo que está haciendo el presidente Alberto Fernández (que no es mucho). ¿Falta absoluta de ideas alternativas acerca de qué hacer con el país? ¿Madurez cívica? 

El Presidente y la Vice aparentaron la cohabitación pacífica hasta reconocer que sus perspectivas personales ya eran incompatibles frente a la agenda económica que acorrala al Gobierno

Página 1 de 231

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…