Argentina en el Mundo

La elección traumática de un nuevo presidente y una renuncia inesperada ponen al máximo tribunal del país sudamericano en el ojo de las disputas políticas. 

Los seres humanos estamos atravesados por la escritura como nunca antes en la historia. Muestra de esto es que hoy -y cada vez más- nos comunicamos unos con otros de manera instantánea a través de la escritura: mensajes de texto, chat, WhatsApp, correos electrónicos. Asimismo, compartimos globalmente opiniones en forma escrita en redes sociales, blogs y foros; y la accesibilidad de la información se volvió de acceso inmediato. 

La aplastante derrota peronista en las primarias legislativas desató una crisis en el gobierno argentino que enfrentó a los Fernández y dejó en evidencia lo que ya se sabía, que Cristina manda más que Alberto. En la crisis no cayó ningún ministro ‘cristinista’ y el presidente quedó en una posición muy incómoda. 

El neurólogo Facundo Manes reúne en 'Ser humanos' (Paidós) los grandes avances de la ciencia del cerebro de los últimos años y analiza qué influye en la toma de decisiones y en el comportamiento colectivo. 

El Gobierno argentino tira toda la carne al asador para dar vuelta la historia y aumenta la presión inflacionaria y deficitaria a futuro. ¿Se dejará comprar una parte de la ciudadanía argentina? 

El peronismo está herido. La derrota, hace dos semanas, en las elecciones primarias y la posibilidad, cierta, de perder el control del Congreso en noviembre puso al Gobierno en una carrera frenética por recuperar los votos perdidos. 

Desde el Frente de Todos se apeló a la insólita estrategia de emparejar a los candidatos liberales con procesos autoritarios. Además de ser una locura, lo indignante es que ellos están más cerca ideológicamente. 

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, denunció ante la Asamblea General de Naciones Unidas que su país ha sido sometido a un “endeudamiento tóxico e irresponsable” con el Fondo Monetario Internacional. 

El Gobierno está literalmente desesperado y el nuevo gabinete ya puso en marcha el operativo “¡Sí se puede!”, versión kirchnerista, para remontar las primarias del 12 de septiembre. 

Luego de varios días sin gobierno,  porque los funcionarios se encontraban subidos al ring  en procura de no hacerse cargo de la derrota electoral sufrida y en defensa de sus vanidades,  los alquimistas del poder encontraron la pócima: distraernos con fuegos artificiales, mientras un DNU conseguía los pesos para comprar los votos que los sacaran de perdedores, incorporando  al presupuesto el dinero  que les permita recuperar el dominio del Congreso y lograr que una única  voluntad –la de Cristina- decida los destinos de nuestra patria. 

Página 1 de 31

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…